Haití

UNICEF en Haití resalta la prevención del cólera en los distritos más superpoblados de Puerto Príncipe

Por Benjamin Steinlechner

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 19 de noviembre de 2010—Fabiula Deballe, de 27 años, tiene aspecto agotado mientras espera frente a un centro de tratamiento del cólera ubicado en una tienda de campaña en la clínica Gheskio de Puerto Príncipe, la capital de Haití. Durante tres días ha permanecido sentada junto a la cama de su hijo, que se recupera del cólera.

18 de noviembre de 2010 - La Dra. Mireille Tribie, Especialista de salud de UNICEF, expone la estrategia de UNICEF para combatir el cólera en Haití.  Véalo en RealPlayer

 

“Empezó vomitando y llorando hasta que perdió la conciencia. Estaba realmente asustada, y pensé que había muerto”, dice Deballe.

“Le trajimos aquí en motocicleta, e inmediatamente recibió atención y cuidado, y el doctor me dijo que iba a sobrevivir”, añadió. “Ahora está mucho mejor e incluso ha comenzado a jugar un poco. ¡No me he apartado de su lado desde que llegó aquí!”.

Se esperan más casos

UNICEF ha distribuido tiendas de campaña para 10 centros de tratamiento del cólera en Puerto Príncipe –incluido el de la clínica Gheskio– y les suministra sales de rehidratación oral para tratar la deshidratación asociada al cólera. Entretanto, Gheskio se prepara para recibir más casos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2450/Dormino
Uno niño se dirige a casa con un recipiente de agua en Puerto Príncipe, la capital de Haití, donde UNICEF está proporcionando a los residentes paquetes gratuitos con pastillas para depurar el agua e información para evitar el cólera.

“Tenemos 40 camas, pero si las cosas siguen así, creo que debemos pensar rápidamente en obtener más”, dijo la Dra. Margarethe Colepodre, que trabaja en la clínica. “Esta mañana las cosas han comenzado a complicarse y creo que va a continuar así.”

La clínica está junto a Cité l’Eternel, uno de los vecindarios más pobres de Puerto Príncipe, con escasa infraestructura y casi sin instalaciones de saneamiento. La zona ha estado superpoblada durante años, pero sus instalaciones están más sobrecargadas que nunca debido a la llegada de personas desamparadas después del terremoto ocurrido en enero.

“Se puede evitar y tratar”

La Dra. Colepodre dijo que Cité l’Eternel y otros distritos vecinos, entre ellos Village de Dieu y Cité Plus, “se han convertido en un gran tugurio y estamos preocupados por esta gente”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2449/Dormino
Una niña empuja una carretilla llena de recipientes de agua vacíos frente a un barranco lleno de basura en Cité l’Éternel, un distrito superpoblado de Puerto Príncipe, Haití.

En respuesta, UNICEF y sus aliados han colocado carteles en los distritos afectados y han difundido mensajes para la prevención del cólera por medio de megáfonos.

“El principal mensaje es que el cólera se puede evitar y tratar”, dice Mireille Tribie, especialista de salud de UNICEF. “[A la población] les explicamos por qué se puede prevenir, cuáles son los mecanismos para evitar la infección, y cuáles son las prácticas de higiene que deben adoptar inmediatamente. El cólera se puede tratar una vez que se diagnostique”.

Depuración del agua

La mayoría de los habitantes de Cité l’Eternel obtienen el agua de puntos de agua comunitarios donde UNICEF y sus aliados distribuyen pastillas de Aquatabs gratuitas para la depuración del agua.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2452/Dormino
Una mujer haitiana sostiene en la boca varios paquetes de pastillas para la depuración del agua Aquatab mientras se dirige a casa con un gran barreño de agua en el vecindario pobre de Cité l’Éternel en Puerto Príncipe.

Una de las personas que recibieron Aquatab, Delivrance Boislo, llena un cubo de 15 litros en el punto de agua. “Tengo agua, pero no estoy segura de si es potable”, dice. “Uso las pastillas para estar segura”.

A Boislo, y a sus siete hijos, estos 15 litros les durarán dos días. Transporta el pesado cubo en la cabeza a través de los sinuosos callejones, dejando atrás alcantarillas atoradas de basura, hasta llegar a la su pequeña cabaña de cemento de dos habitaciones.

“No tenemos retrete”, explica. “Utilizamos un cubo y luego lo arrojamos a las alcantarillas. No tenemos ni siquiera un lugar limpio para lavarnos. Nos lavamos en un barreño y arrojamos a la calle el agua sucia”.

Un aumento en el tratamiento con cloro

Durante los últimos 15 años, el comité local de agua ha depurado el agua en Cité l’Éternel. Desde el brote de cólera ha redoblado sus esfuerzos y está depurando el agua con una cantidad doble de cloro respecto de la usada anteriormente.

“Estamos muy preocupados, especialmente porque nunca habíamos sufrido casos de cólera aquí antes y escuchamos que esta enfermedad puede matarte en tan sólo tres horas”, dice Jean Renel, Presidente del Comité. “Puede que seamos pobres, pero no queremos morir. ¡Los haitianos amamos la vida!”.


 

 

Audio (en inglés)

19 de noviembre de 2010 - Mark Henderson, Jefe de agua y saneamiento, describe la respuesta de UNICEF al brote de cólera en Haití.
AUDIO escuche

Búsqueda