Haití

Las Naciones Unidas piden fondos mientras se agrava el brote de cólera en Haití

UNICEF se concentra en prevenir contagio de los más vulnerables

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2434/Dormino
Dos niños de pie cerca de viviendas rodeadas por las inundaciones provocadas por el huracán Tomas, en el barrio marginal de Raboto de la ciudad de Gonaïves, localizada en la región de Artibonite, gravemente afectada por el cólera.

GONAÏVES, Haití, 12 de noviembre de 2010 – El número de víctimas mortales debido a la epidemia de cólera en Haití ha ascendido a unas 800, al tiempo que se reportan más casos en la capital, Puerto Príncipe, y otras zonas fuera de la región de Artibonite, donde se originó el brote. En respuesta al agravamiento de la situación, las Naciones Unidas han formulado una nueva petición de 163 millones de dólares en donaciones de ayuda.

AUDIO: escuche

Más de 12.000 haitianos han sido hospitalizados por el cólera hasta la fecha. Además, los hospitales de la capital atienden ahora a pacientes que muestran síntomas de una enfermedad altamente infecciosa que se contagia a través del agua y cuya propagación se ha visto exacerbada por las inundaciones causadas por el huracán Tomas la semana pasada.

“Algunas partes del país están más afectadas que otras”, dijo Françoise Gruloos-Ackermans, Representante de UNICEF en Haití, en una entrevista telefónica transmitida hoy por Radio UNICEF. “En UNICEF nos centramos en garantizar que identificamos a las poblaciones que corren mayor riesgo”.

Prevención mediante la comunicación

En una atestada plaza de mercado en Gonaïves, localidad del norte de Artibonite, las mujeres dejaron de regatear por las verduras para escuchar el mensaje de prevención del cólera que transmitían los altavoces, “lave men nou” (“que todo el mundo se lave las manos”). En el momento en que el cólera azota la región, hacer llegar este mensaje es fundamental. Equipos de voluntarios de la Cruz Roja haitiana han recorrido los mercados de la zona sólo con ese objetivo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2010/Dormino
Una trabajadora de la Cruz Roja haitiana desinfecta un aula para prevenir la propagación del cólera en Gonaïves.

“Uno de los modos de prevención más eficaces es la comunicación”, dijo Frank Kashando, Coordinador de UNICEF sobre el terreno en Artibonite. “UNICEF ha suministrado a la Cruz Roja haitiana 25 megáfonos y 800 baterías de repuesto para informarle a la población”.

“Los megáfonos nos permiten difundir nuestros mensajes mucho más rápido”, dijo Matthias Dornilma de la Cruz Roja haitiana, “pero también nos ocupamos de hablar individualmente con las personas y enseñarles folletos que muestran cómo prevenir el cólera”.

Las escuelas como objetivo

Los voluntarios de la Cruz Roja haitiana también han enseñado a los niños y niñas acerca del lavado de las manos y la higiene personal.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2010/Dormino
Unos trabajadores de la Cruz Roja haitiana explican a algunos residentes, en una plaza de mercado en Gonaïves, acerca de las medidas de higiene y saneamiento que deben observarse en esa ciudad, localizada en la región de Artibonite, donde comenzó el brote de cólera.

“Las escuelas son importantes”, dijo Gruloos-Ackermans. Cuando los estudiantes se adiestran en la prevención, advirtió ella, “se protegen y también protegen a sus familias: porque tan pronto regresan a sus hogares le enseñarán [estos principios] a madres y padres, hermanos y hermanas y a toda la comunidad”.

UNICEF respalda también los mensajes para la prevención del cólera mediante la unidad de información y prensa del Ministerio de Educación y está finalizando algunos mensajes de higiene para que se transmitan por televisión a todo el país.

Equipos de desinfección

Entre tanto, UNICEF y los equipos de desinfección de la Cruz Roja haitiana se concentran en las escuelas de Gonaïves en la carrera por reducir la propagación del cólera. Rociar las escuelas con cloro ayudará a matar las bacterias que medran en los ambientes calientes y húmedos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-2442/Dormino
Una mujer observa como el personal médico trata a su nieto enfermo de cólera, en un hospital del barrio marginal de Raboto en Gonaïves.

En las escuelas de toda la región se realizará esta labor, pero es de particular importancia en las escuelas que se usaron como albergues para las personas afectadas por las inundaciones del huracán. En algunos casos, las personas se han mostrado temerosas de enviar a sus hijos de regreso a esas escuelas.

“El Ministerio de Educación ha ordenado aplazar el reinicio de clases hasta el próximo lunes, para dar tiempo a que las escuelas sean desinfectadas”, dijo Pierre Harry Sail D’Louis, director de la escuela Marie-Jacques L. Simon. “Hubo mucha gente en esta escuela durante la tormenta, y quiero estar seguro de que mis alumnos están a salvo”.

Mensajes urgentes

Al mismo tiempo, en los campamentos en Puerto Príncipe y en sus alrededores para personas desplazadas por el terremoto de enero , UNICEF está añadiendo mensajes urgentes de prevención del cólera a la información sobre salud, nutrición e higiene que ya ofrece a las madres de niños pequeños.

En el campamento Maïs Gâté 1, al noroeste de la capital, la supervisora de la “tienda de campaña para bebés” del campamento, Mauviette Rafael, advierte que “es obligatorio lavarse las manos antes de entrar en la tienda”. Ella se muestra esperanzada de que los mensajes sobre los síntomas y las señales de peligro del cólera, así como las medidas de higiene y saneamiento que pueden prevenirlo, se repartirán a las madres del campamento.

En toda la nación, UNICEF ha suministrado guías de nutrición para niños pequeños y bebés en el contexto de la epidemia de cólera. El organismo trabaja actualmente con sus aliados para aumentar la capacidad de las estructuras de salud en la capital, en el caso de que aumente el número de enfermos.


 

 

Audio (en inglés)

12 de noviembre de 2010 : La Representante de UNICEF en Haití, Françoise Gruloos-Ackermans, se refiere a la lucha contra la epidemia de cólera.
AUDIO escuche
Búsqueda