Angola

Un programa conjunto de suministro de agua potable beneficia a los niños y niñas de Angola

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2009/Felton
Varios niños se bañan en el río Zenza, en las afueras de Luanda, donde se lleva a cabo un programa de mejoramiento del suministro de agua y saneamiento ambiental.

Por Lone Hvass

LUANDA, Angola, 29 de julio de 2009 - El Gobierno de Angola ha puesto un marcha en Luanda un programa conjunto de agua y saneamiento en colaboración con UNICEF, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Organización Internacional para las Migraciones y la Organización Internacional del Trabajo.

Durante la ceremonia inaugural, celebrada el 24 julio, el Secretario de Estado de Recursos Hídricos de Angola, Luis Filipe da Silva, se refirió al plan de inversiones mediante el cual se mejorará la cobertura de agua potable.

“El programa ‘Agua para todos’ compromete al Gobierno de Angola a suministrar agua potable a un 80% de la población urbana y a un 50% de los pobladores de las zonas rurales para 2012, y al 100% de los habitantes de las zonas urbanas y a un 80% de la población rural para 2020”, explicó.

El programa, financiado por el Gobierno de España por medio del Fondo de Desarrollo del Milenio, beneficiará en forma directa a 120.000 habitantes de las provincias de Luanda y Moxico, además de tener efectos positivos para otros 400.000 habitantes de la región.

Agua contaminada y saneamiento deficiente

En el marco del nuevo programa, UNICEF desempeña un papel fundamental con respecto al diseño del sistema de información que se empleará para organizar un foro nacional sobre agua y saneamiento, la construcción de los sistemas de suministro de agua y saneamiento y la capacitación de agrupaciones locales de gestión de las cuestiones relacionadas con el agua y el saneamiento ambiental.

Sin embargo, el programa requiere mayores inversiones, ya que Angola está aún muy lejos de lograr el acceso universal al agua y el saneamiento. Muchas familias angoleñas no cuentan con agua corriente debido al costo prohibitivo de ese servicio. Por ello, gran parte de la población del país obtiene el agua que se consume de fuentes inseguras, como los ríos.

El resultado más frecuente de esa práctica, así como de las condiciones sanitarias deficientes, es la diarrea. El 88% de las muertes por diarrea que ocurren en Angola se relaciona con el consumo de agua contaminada y la falta de higiene y saneamiento mejorado.

El derecho al agua potable

Las investigaciones demuestran que las inversiones en el agua y el saneamiento ambiental generan importantes beneficios. Los niños y niñas de Angola necesitan apoyo en ese sentido y el gobierno angoleño redobla sus esfuerzos por brindarles mejores servicios sociales básicos.

El derecho al agua potable y a vivir en condiciones de higiene está consagrado por la Convención sobre los Derechos del Niño y por los “11 compromisos con la niñez de Angola” que adquirió el Gobierno de ese país en 2007 junto a varios de sus aliados en las labores de desarrollo.

Durante la ceremonia de inauguración del programa también hizo uso de la palabra Jocelline Bazile-Finley, Coordinadora Residente de las Naciones Unidas, quien afirmó que “el programa conjunto de agua es una iniciativa que se integra en la estrategia nacional angoleña para el logro del séptimo Objetivo de Desarrollo del Milenio, referido a la sostenibilidad del medio ambiente. Se trata de una iniciativa que también ayudará a reducir la pobreza en el país”.


 

 

Búsqueda