Suministros y logística

Seguridad de las vacunas

Inyección segura

Monitores de vacuna vial

Informes de llegada de vacunas

Dispositivos electrónicos para la medición de la temperatura

UNICEF adquirió más de 432 millones de jeringas autodesechables en 2011

Inyección segura
En 1999, con el objetivo de prevenir la propagación de enfermedades de transmisión sanguínea como el VIH/SIDA y la hepatitis B y C, la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) elaboraron una política de seguridad en las inyecciones. La política fue diseñada con el fin de sensibilizar al mercado y lograr un cambio hacia dispositivos de inyección más seguros para eliminar el uso de las jeringas no autodesechables y promover la esterilización de la jeringa hacia 2003. En ese momento había una situación casi de monopolio en el mercado de jeringas autodesechables (AD), y los precios eran varias veces superiores a las jeringas desechables regulares. Llevó una década de influencia sobre el mercado para alcanzar en 2009 una base de proveedores más adecuada, y los precios se situaron por primera vez por debajo de los cinco centavos de dólar por unidad.

UNICEF comunicó su objetivo de lograr un mercado más equilibrado a varias partes interesadas, fomentando una base de proveedores más pequeños para aumentar su capacidad de producción a fin de obtener economías de escala, sin que UNICEF garantizara al mismo tiempo la compra de sus productos. El proceso de licitación de 2011 ha dado lugar a la concesión por UNICEF de acuerdos a largo plazo a cuatro proveedores.

Mejorar la seguridad de las inyecciones
Durante la licitación de jeringas AD de 2005, UNICEF señaló a la industria su objetivo de reducir el riesgo de reutilización afirmando que UNICEF prefiere las jeringas desechables, y que la activación de la función de autodesactivación debe comenzar antes de la entrega de la dosis completa fija.

En 2008, UNICEF comenzó la eliminación gradual de jeringas desechables para reconstitución regulares y su sustitución por cualquiera de los dos jeringas de reutilización para la prevención (RUP) precalificadas por la OMS y de las jeringas precalificadas por la OMS con la característica de prevenir las lesiones cortopunzantes (SIP). Las jeringas se utilizan para la reconstitución de la vacuna. Las jeringas RUP y SIP se ofrecen como una opción para los países y UNICEF está trabajando activamente con los aliados para introducir progresivamente este tipo de jeringas por medio de la asociación contra el sarampión.

Volver arriba

Indicadores de viales de vacunas
Otra característica de seguridad promovida por UNICEF es el monitor de vial de vacunas (VVM). El VVM es una tira en cada vial que cambia de color para registrar los extremos en la temperatura durante el tránsito de la vacuna. Esto permite a los receptores comprobar que la calidad de la vacuna no ha sufrido debido a la exposición a temperaturas extremas, y ayuda a asegurar que se vacuna a los niños con vacunas potentes.

Volver arriba

Informes de llegada de vacunas
UNICEF ha presentado informes de llegada de la vacuna (VARs) para garantizar la seguridad y calidad de las vacunas. Cada cargamento de vacunas es inspeccionado a su llegada para asegurarse de que las vacunas llegaron en buen estado, que no estuvieron expuestas a temperaturas extremas y que cumplen con todas las especificaciones de compra. Esta iniciativa es fundamental para el control de la cadena de frío. La tasa de retorno de los VARs fue del 87% en 2011. Debido al aumento de la vigilancia y la inspección resultante de los VARs ha habido una mejora en la calidad de vacunas distribuidas en los países.

Dispositivos electrónicos de control del tiempo y la temperatura
Los proveedores de UNICEF han empezado a utilizar Dispositivos electrónicos de control del tiempo y la temperatura (ETTMDs) para los envíos internacionales de vacunas siguiendo las recomendaciones de la OMS. Los nuevos dispositivos sirven de referencia rápida para ayudar a los países receptores a determinar si el envío –o partes del envío– han estado expuestos a temperaturas que pudieran haber dañado las vacunas, y ayudar al organismo de adquisiciones a determinar cuándo, dónde y en qué medida se han excedido los límites de las temperaturas.

Volver arriba


 

 

Búsqueda