Suministros y logística

El Cuerno de África

Imagen del UNICEF
© Martin de Beer
Los suministros humanitarios de UNICEF son cargados en el vuelo chárter Schiphol 747 el 25 de julio de 2011. Un total de 105 toneladas de medicinas, botiquines y conjuntos para partos y sales de rehidratación oral, volarán hasta Nairobi y se transportarán en camión hasta el sur de Somalia, región afectada por la hambruna.

Copenhague, 2 de agosto de 2011. UNICEF hace un llamamiento a la industria del transporte aéreo para ayudar a salvar las vidas de los niños en el Cuerno de África.

“Disponemos de suficientes alimentos terapéuticos disponibles pero ahora mismo no están donde se los necesita", afirmó Shanelle Hall, Directora de la División de Suministros de UNICEF. "Cada avión jumbo que podríamos cargar con 100 toneladas de alimentos terapéuticos podría salvar 6.000 vidas".

El alimento terapéutico y los suplementos alimenticios contienen proteínas, vitaminas y minerales que tratan la desnutrición, enfermedad que ha afectado a más de 2,3 millones de niños en el Cuerno de África: más de medio millón de ellos están en inminente peligro de muerte. Los mayores proveedores de estos alimentos tienen su base en Bélgica, Francia, la India e Italia. En cambio, el transporte desde Europa hasta África oriental es costoso.

El coste para fletar el vuelo de 100 toneladas es de 300.000 dólares estadounidenses desde París hasta Nairobi: un coste superior al de los propios alimentos.

UNICEF establece en estos momentos un proyecto para el futuro desplazamiento por mar de 5.000 toneladas de alimentos terapéuticos y suplementos alimenticios todos los meses, sin embargo, existe un desfase de seis meses que debe cubrirse por vía aérea a razón de 500 toneladas por semana hasta Nairobi, y luego hasta el sur de Somalia por vía terrestre.

Si Ud. puede ceder espacio de carga aérea, contacte por favor con Joan Howe (jhowe@unicef.org) de la División de Suministros de UNICEF.

El mapa inferior muestra un panorama de los fletes internacionales destinados al Cuerno de África en julio y agosto, como parte de la respuesta que UNICEF da a la actual hambruna.

 

 


 

 

Búsqueda