Suministros y logística

Medicamentos antipalúdicos

El paludismo mata a más de un millón de personas en el mundo y cada año provoca entre 300 y 500 millones de casos de enfermedades agudas. El paludismo es la causa principal de mortalidad de la población infantil africana, siendo la causa de casi el 20% de todos los casos de mortalidad en niños y niñas menores de cinco años. El paludismo es uno de los mayores desafíos de la salud pública, ya que merma el progreso humano en los países más pobres del mundo. Afecta  al desarrollo intelectual y al rendimiento educacional y supone unos elevados gastos generales en los sistemas sanitarios. La enfermedad le cuesta a África más de 12 mil millones de dólares anuales. Se calcula que este problema reduce el crecimiento económico de los países africanos en un 1,3% anual.

Ante la resistencia generalizada del Plasmodium falciparum a la monoterapia con medicamentos antipalúdicos convencionales como la cloroquina y la sulfadoxina-pirimetamina, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en todos los países donde exista esa resistencia se emplee una terapia combinada para tratar la fiebre palúdica causada por el Plasmodium falciparum. Las terapias más altamente eficaces disponibles son los tratamientos combinados con artemisinina.  Consúltese las Directrices sobre el tratamiento del paludismo de la OMS.

En sus directrices sobre el tratamiento del paludismo, la OMS recomienda los siguientes tratamientos combinados con artemisinina:

  • artémeter-lumefantrina 
  • artesunato + amodiaquina 
  • artesunato + mefloquina 
  • artesunato + sulfadoxina - pirimetamina.  

Nota: Cuando no se pueda disponer de los tratamientos combinados con artemisinina, se puede considerar como segunda opción provisional la combinación amodiaquina + sulfadoxina – pirimetamina, siempre y cuando ambas sean de eficacia elevada.

Desde 2001, 73 países han adoptado algunas de los tratamientos combinados con artemisinina recomendados por la OMS, en algunos casos como tratamientos de primera línea y en otros como tratamientos de segunda línea. Veintisiete de los 44 países africanos que han optado por los tratamientos combinados con artemisinina, así como 20 de los 29 países que han adoptado esos tratamientos fuera de África, emplean esos medicamentos en el sector público. En cinco países donde el Plasmodium falciparum es resistente a la cloroquina aún no se emplean los tratamientos combinados con artemisinina como terapia de primera línea. UNICEF y sus aliados alientan a los países que aún no lo han hecho a que adopten los tratamientos nuevos, que son más eficaces.

UNICEF y la OMS llevan anualmente a cabo llamados a licitación para la adquisición de medicamentos antipalúdicos que se ajustan a los lineamientos sobre el tratamiento del paludismo de la OMS. Siempre que resulta posible, UNICEF adquiere los productos aprobados por el Programa de Precalificación de la OMS. Cuando no es posible obtener productos precalificados, o cuando los que están disponibles o no son suficientes, UNICEF y la OMS realizan en colaboración con los aliados y los organismos reguladores  pertinentes evaluaciones técnicas detalladas de los otros fármacos antipalúdicos disponibles en el mercado mundial.

En 2010, UNICEF adquirió tratamientos combinados con artemisinina por un valor aproximado de 41,3 millones de dólares, en cantidad suficiente para brindar más de 17 millones de tratamientos. Entre los productos adquiridos ese año figuraron los que se emplean en los tratamientos combinados con artemisinina, que se destinaron a los países donde el paludismo es resistente a los medicamentos más antiguos, como la cloroquina.

UNICEF ha seguido cuidadosamente el desarrollo de los acontecimientos desde que el Instituto de Medicina de los Estados Unidos recomendó la instauración de un mecanismo de Subsidio Mundial de los tratamientos combinados con artemisinina, con el objetivo de que los medicamentos contra el paludismo resulten asequibles a todos los países del mundo. El Subsidio Mundial, que pasó luego llamarse Beneficio para los medicamentos asequibles (en inglés), cuenta con el respaldo de la Junta Directiva del proyecto Hacer retroceder el paludismo, y será implementado en 2008.

Para obtener más información sobre los productos relacionados con el paludismo que se pueden obtener por medio de la División de Suministros de UNICEF, sírvase consultar el Catálogo de Suministros de UNICEF.

Consúltese también:
Programa Mundial de Paludismo de la OMS (en inglés)

Políticas sobre el Tratamiento del Paludismo de la OMS (en inglés)

ACT Watch (en inglés)


 

 

Catálogo de suministros del UNICEF

Antipalúdicos (en inglés)

Búsqueda