La catástrofe del tsunami: Países en crisis

El UNICEF manda con urgencia suministros a los supervivientes de la catástrofe en Asia

Imagen del UNICEF
© REUTERS/Babu AH
Mujeres indias y sus hijos aguardan para recibir alimentos de emergencia en la ciudad de Madrás, al sur de la India.

NUEVA YORK,  27 de diciembre de 2004 – El UNICEF está mandando a toda prisa suministros a las comunidades costeras de la zona de Asia afectada por las descomunales marejadas gigantes desatadas por el terremoto del domingo.
 
"Cientos de miles de personas lucharon por sobrevivir a los tsunamis del domingo. Ahora necesitamos ayuda para que sobrevivan a las secuelas", declaró Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. "Para los niños, los siguientes días serán los más cruciales."

Los supervivientes de las marejadas gigantes que devastaron comunidades costeras de Asia acabando con la vida de más de 23.000 personas se esfuerzan por encontrar a sus seres queridos y enterrar o incinerar a sus muertos.

"Para empezar, en la mayoría de estos países la población es muy joven, por lo que nos preocupan mucho los niños que han perdido a sus padres o hayan podido quedar separados de ellos", dijo el lunes Carol Bellamy.

Se cree que en Sri Lanka fallecieron más de 13.000 persona, 3.500 en la India, 4.500 en Indonesia y 866 en Tailandia, cuando muros de agua de hasta nueve metros de altura azotaron inesperadamente la costa el domingo por la mañana.

Lisette Burgers, de la oficina del UNICEF en la India, visitaba la ciudad de Chennai cuando aconteció el desastre.

"Acabábamos de volver de una aldea donde había 500 casas, de las cuales 200 habían quedado arrasadas. En esa aldea hubo mucha destrucción. 200 embarcaciones quedaron barridas sobre las casas. Incluso las viviendas de cemento quedaron completamente destrozadas. Justo al lado, los coches habían sido totalmente barridos", declaró.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/SD/04/y.thoby
Un empleado del UNICEF en Copenhague embala los nuevos equipos sanitarios de emergencia para su transporte a Sri Lanka.

El UNICEF, otros organismos de las Naciones Unidas y muchas ONGs aliadas trabajan con los gobiernos de los países afectados para evaluar las necesidades y llevar socorro inmediato a los supervivientes.

"Si hay una buena noticia es que el UNICEF está sobre el terreno, que estamos trabajando y dando una respuesta inmediata junto al resto de las Naciones Unidas", declaró Carol Bellamy.

"Ya están camino de distintos países medicinas y medios de refugio. Hemos reasignado dinero que ya estaba en el presupuesto para estos países, de modo que no haya que esperar a que alguien diga 'adelante'. Nuestros equipos han ido adelante. Intentamos ayudar. Queremos hacer todo lo que esté en nuestras manos", dijo.

En Sri Lanka, el UNICEF ha respondido ya a la solicitud del gobierno de suministros para refugio, proporcionado más de 30.000 mantas y colchonetas, así como camisetas y otras prendas de vestir de las reservas locales de emergencia. Un vuelo de socorro de Copenhague tiene prevista su llegada el martes. Lleva sales de rehidratación oral para niños enfermos, suministros médicos para abastecer a 150.000 personas durante tres meses y artículos de refugio como tiendas, mantas, además de otros suministros urgentes de socorro. La oficina del UNICEF en Sri Lanka tiene previsto hacer un llamamiento destinado a reunir 6 millones de dólares necesarios para atender las necesidades urgentes de los niños del país. Más del cinco por ciento de la población de Sri Lanka se vio afectada por los tsunamis.

En la India, el UNICEF está apoyando los esfuerzos encabezados por el estado y las autoridades locales así como por el gobierno nacional. En el estado meridional de Tamil Nadu, la organización ha suministrado cientos de miles de tabletas para purificar agua, 1.600 depósitos de agua comunitarios (de 500 litros cada uno), 200.000 sobres de sales de rehidratación oral, suministros médicos para abastecer a 30 centros de salud y 30.000 mantas.

Otros estados indios afectados por los tsunamis han informado de que en este momento no tienen necesidades adicionales, aunque hay serias preocupaciones en lo referente a las islas de Andaman y Nicobar. Estos dos archipiélagos indios están próximos al epicentro del terremoto y no se han establecido de forma fiable medios de comunicación.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/India/04/Galway
Empleados del UNICEF en Chennai, India, inspeccionan depósitos de agua antes de enviarlos a campos de socorro de las zonas costeras muy afectadas por las marejadas gigantes que el 26 de diciembre golpearon el sur de la India.

En Indonesia, empleados del UNICEF forman parte de un equipo de evaluación más amplio de las Naciones Unidas que se ha adentrado en la provincia de Aceh para determinar las necesidades urgentes. Un vuelo de socorro del UNICEF procedente del centro de suministro de Copenhague se está cargando con suministros médicos y nutricionales para los niños, tabletas para purificar el agua y equipos de refugio. Las comunicaciones con las partes más alejadas de Aceh siguen siendo incompletas y se espera que en las próximas 48 horas se disponga de un cuadro más completo de las necesidades humanitarias.

En las Maldivas, gravemente afectadas por los tsunamis, el UNICEF y otros organismos afines de las Naciones Unidas trabajan junto al gobierno para coordinar un esfuerzo humanitario internacional que incluirá el suministro inmediato de artículos para la purificación del agua, alimentos, ropa para los niños, suministros de refugio y otros artículos esenciales. La comunicación con muchas de las islas más alejadas sigue siendo precaria, y se espera que una vez se tengan más datos surjan nuevas necesidades.

En Tailandia, Bangladesh y Myanmar, el UNICEF apoya los esfuerzos encabezados por el gobierno para atender las necesidades locales. Los efectos del desastre no fueron tan amplios en estos países, aunque todavía se está en proceso de tener una evaluación más completa.

El UNICEF tiene en todos los países afectados oficinas implantadas desde hace tiempo, en las que trabajan expertos que viven y trabajan allí todo el año. Se espera que en un plazo de 48 horas la organización haga un llamamiento urgente para afrontar las necesidades de los niños afectados por el desastre que ha golpeado toda la región.

"En estos momentos el tiempo es esencial", declaró Carol Bellamy. "A lo largo de miles de kilómetros de litoral hay mucha gente que ha visto devastados sus vidas, sus hogares, y su medio de subsistencia. Necesitan nuestra ayuda inmediata."


 

 

Vídeo (en inglés)


27 de diciembre de 2004: Carol Bellamy, Directora Ejecutiva UNICEF responde al desastre en Asia.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real Format)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

  • John Budd, oficial de comunicaciones del UNICEF comenta la situación en Indonesia

  • Martin Dawes, oficial de comunicaciones del UNICEF comenta la situación en Sri Lanka

  • Lisette Burgers, la Jefa del programa del Agua, medio ambiente y saneamiento del UNICEF en la India comenta la situación en Chennai, India

  • Inese Zaliti, representante del UNICEF en la Tailandia comenta la situación en Tailandia

  • Jason Rush, oficial de comunicaciones del UNICEF comenta la situación en Myanmar

  • Tom Bergmann-Harris, Representante Auxiliar del UNICEF comenta la situación en las Maldivas

  • Siddharth Chatterjee, Analista Superior del UNICEF comenta la situación en Somalia

Enlaces sobre el tsunami

Búsqueda