Uganda

Una conferencia en Kampala aborda la vanguardia de la tecnología para el desarrollo

Imagen del UNICEF
© UNICEF UGANDA/2010/Sean Blaschke
Jean-Marc Lefebure, de UNICEF en Uganda, ofrece orientación sobre cómo llevar a cabo una encuesta por SMS.

Por Terra Weikel

KAMPALA, Uganda, 18 de noviembre de 2010 - ¿Cómo pueden las aplicaciones para los teléfonos móviles contribuir a resolver las cuestiones más difíciles sobre desarrollo que se plantea el mundo? Esta fue la principal pregunta que surgió en la conferencia sobre tecnología móvil de comunicación para el desarrollo (M4D por sus siglas en inglés) celebrada en Kampala la semana pasada.

Para abordar esta cuestión, la unidad de tecnología para el desarrollo de la oficina de UNICEF en Uganda se unió a algunos de los más influyentes expertos en este nuevo campo para ofrecer un “BarCamp” gratuito en la Facultad de Computadoras y Tecnología Informática de la Universidad de Makerere.

Utilizar los instrumentos existentes

Los expertos locales y visitantes que dirigen proyectos M4D ofrecieron un contexto real sobre cómo se utilizan estas aplicaciones sobre el terreno, al mismo tiempo que debatieron cuestiones relativas a la tecnología apropiada, la sostenibilidad y las mejores prácticas que están surgiendo.

Una cuestión central que se debatió en el BarCamp fue la necesidad de que los donantes, los aliados en el desarrollo y los programadores jóvenes apoyen activamente los instrumentos informáticos existentes, en lugar de tratar de inventar continuamente cosas que ya existen.

Imagen del UNICEF
© UNICEF UGANDA/2010/Sean Blaschke
UNICEF Uganda software programmer Mugisha Moses explains the data visualization modules used in RapidSMS to Makerere students.

“Muchos de los instrumentos que necesitamos existen ya”, dijo David McCann, programador informático de la oficina de UNICEF en Uganda. “En lugar de construir algo nuevo, es necesario analizar los programas de fuente abierta disponibles para ver si resuelven tus necesidades. Con unos cuantos ajustes, estas aplicaciones sirven para la mayoría de los casos y cualquier trabajo que se hace en mejorarlos repercute en la comunidad en general”.

Soluciones simples

A los programadores jóvenes se les recordó que su “público” sea con más probabilidad la madre de una aldea rural que espera en una fila todos los días para obtener agua potable para su familia, que el habitante de la ciudad que conoce la tecnología y está actualizando constantemente el último modelo de iPhone.

Cuando uno lucha por la supervivencia, la tecnología del teléfono móvil no es una de las mayores prioridades.

Imagen del UNICEF
© UNICEF UGANDA/2010/Sean Blaschke
Aproximadamente 70 estudiantes de la Universidad de Makerere reciben capacitación sobre el desarrollo de RapidSMS.

“Una de las trampas mayores en las que caen muchos entusiastas del M4D es apasionarse demasiado por la tecnología”, dijo Sean Blaschke, especialista en tecnología para el desarrollo de la oficina de UNICEF en Uganda. “Es crucial que los usuarios participen en la cadena de desarrollo del diseño de cualquier aplicación M4D. Las soluciones satisfactorias suelen ser las que se mantienen relativamente simples y se centran sobre todo en mejorar los resultados de salud”.

Marcar la diferencia

Después de las demostraciones de algunas de las aplicaciones más utilizadas de M4D, los programadores de UNICEF organizaron una “feria comercial” en la que participaron miembros del Linux User Group de Uganda, la Foundation for Innovative New Diagnostics y FrontlineSMS, así como programadores superiores de la Universidad de Makerere.

“Esto es exactamente el tipo de cosas que necesitan nuestros estudiantes, una experiencia como ésta y la oportunidad de trabajar en proyectos muy prácticos”, dijo el profesor Michael Niyitegeka, director de relaciones empresariales de la Universidad Makerere.

“Esto realmente me ha abierto los ojos sobre el modo en que los programadores informáticos de Uganda pueden ayudar a las organizaciones como UNICEF a marcar la diferencia”, dijo un estudiante de segundo año de Makerere. “Ya hay cosas muy buenas en el mercado. ¡Estoy impaciente por participar aún más en todo esto!”.


 

 

Búsqueda