Sudáfrica

Los niños sudafricanos cuentan los días que faltan para la Copa Mundial de la FIFA de 2010

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2010/Bloemen
Unos jóvenes pertenecientes a un club de gimnasia se mueven al ritmo de la danza discy, un nuevo baile creado con motivo de la Copa Mundial. La danza discy ha ganado gran popularidad en Sudáfrica.

Por Shantha Bloemen

HUHUNDI, Sudáfrica, 2 de junio de 2010 - Varias jóvenes gimnastas hacen rotar sus torsos al compás de la música, mientras aplauden y giran al unísono. La “danza discy” se ha convertido en el nuevo pasatiempo nacional en un país que espera fervorosamente el inicio de la Copa Mundial de la FIFA 2010, cuyo comienzo será a partir de la semana próxima.

Vea el VÍDEO

Aproximadamente 300 niños y niñas participan en un festival deportivo que se lleva a cabo durante todo el día en el estadio del centro de Huhundi, un antiguo distrito de segregación racial. La comunidad de unos 40.000 habitantes se encuentra en las afueras de Vryberg, un municipio agrícola de la provincia Noroccidental.

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2010/Bloemen
Las integrantes de un equipo de fútbol de mujeres se preparan antes de un partido y que se disputa en el marco de uno de los festivales de "Deportes para el desarrollo” respaldado por UNICEF, que se celebran con motivo de la Copa Mundial de la FIFA 2010.

El distrito, al igual que muchas otras regiones de Sudáfrica, aún arrastra el legado del apartheid. La mayoría de la población negra, que en el pasado fue segregada a los márgenes de la sociedad, todavía sufre elevados niveles de pobreza.

Un motivo de inspiración para los niños

Entre los niños, niñas y jóvenes que se han reunido en Huhundi para participar en diversos torneos de fútbol y nétbol se encuentra Ronald Rapelong, de 15 años de edad, que sueña con ser futbolista profesional. Ronald perdió a sus padres hace un año, y desde entonces vive con su tía.

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2010/Bloemen
Una jugadoras de nétbol de la escuela primaria Moete del distrito de Huhudi, en Sudáfrica, disputan un torneo durante un festival de deportes para el desarrollo.

“Me siento muy entusiasmado porque pronto vendrán a nuestro país muchos astros del fútbol”, comenta Ronald. “Los jóvenes nos sentimos inspirados por el ejemplo de esos jugadores”.

El festival deportivo de Huhundi es uno de los 21 acontecimientos similares que se han estado realizando desde mayo —y que continuarán hasta finales de julio— en algunas de las regiones más apartadas y pobres de Sudáfrica.

Los festivales, que forman parte del programa “Deportes para el desarrollo” que llevan a cabo el Ministerio de Sudáfrica y UNICEF por medio de cuatro organizaciones no gubernamentales, brindan a las comunidades la oportunidad de exhibir a sus deportistas más talentosos y celebrar la Copa Mundial.

“Se trata de establecer cuáles son las comunidades más necesitadas y trabajar en ellas tanto por medio de las escuelas como con la población directamente”, explica Malanga Mposhi, que coordina el programa en la provincia Noroccidental. El objetivo de la iniciativa consiste en mejorar la educación física en las escuelas de la región y ayudar a los jóvenes a resolver las cuestiones sociales que más les afectan.

Una opción saludable

Barbara Sarachera, una estudiante universitaria de 22 años, es mentora de muchas niñas de Huhundi. La joven, que estudia ciencias deportivas en Mafeking, la capital de la provincia, regresa a su comunidad todos los fines de semana para jugar en un equipo femenino de nétbol, del que también es entrenadora.

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2010/Bloemen
Un niño toca una “vuvezela”, un cuerno que se ha convertido en símbolo de la inminente Copa Mundial de la FIFA 2010 que se disputará en Sudáfrica.

Barbara cree que las actividades deportivas son importantes para mantener a los niños y niñas ocupados y alejados de los peligros y problemas.

“En este torneo participan muchos niños y niñas. ¿Dónde estarían estos niños si no estuvieran aquí?”, comenta. “Si se quedan en sus casas, se meten en problemas. En la actualidad, y especialmente en esta comunidad, el embarazo adolescente es muy frecuente. Y algunos beben alcohol y consumen drogas ilícitas”.

“De manera que los eventos como éste”, agrega, “son algo que les mantiene ocupados. Y además, a medida que crecen, los deportes les mantienen activos y les permiten descubrir los talentos que poseen”.

Éxito en el deporte y en la vida

Mohau Setlhodi, un joven de 22 años que habla en tono suave, es el coordinador del programa de deportes para el desarrollo de Huhundi. Mohau practica con un balón con un grupo de adolescentes que esperan turno para jugar un partido del torneo. Mohau hace trabajo voluntario con los jóvenes deportistas desde hace dos años y sabe que la práctica deportiva les inculca aptitudes como la disciplina y el espíritu de equipo, además de dotarles de confianza en ellos mismos.

Al final del torneo, se entregan los premios. Los ganadores y ganadoras reciben con orgullo sus certificados y medallas.

Pese a que estos jóvenes sólo verán los partidos de la Copa Mundial de la FIFA 2010 por televisión, se sienten muy entusiasmados y orgullosos por que sus héroes participarán en el acontecimiento futbolístico más importante del mundo, que tendrá lugar en Sudáfrica. Han aprendido que con el correr del tiempo adquirirán más experiencia y práctica, y ellos también podrán aspirar al éxito en el campo de juego y en la vida.


 

 

Vídeo (en inglés)

30 de mayo de 2010: Chris Gleenson, de UNICEF, informa desde Sudáfrica sobre las expectativas creadas por la inminente disputa de la Copa Mundial de la FIFA 2010.
 VÍDEO  alta | baja

30 de mayo de 2010: Varios niños distrito de Huhundi explican por qué los deportes desempeñan una función importante en sus vidas y de qué manera la Copa Mundial de la FIFA 2010, que en breve se celebrará en su país, les sirve de inspiración..
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda