Malasia

Bryan Robson, legendario ex jugador del Manchester United, visita a adolescentes vulnerables en Kuala Lumpur

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malaysia/2011/Nadchatram
Durante una visita al centro juvenil KL Krash Pad en el vecindario de Chow Kit de Kuala Lumpur (Malasia), Bryan Robson, ex astro del club de fútbol Manchester United, muestra su entusiasmo por la creación de espacios seguros para que los adolescentes vulnerables puedan practicar deportes. A su derecha, John Shiels, Director General de la Fundación Manchester United.

Por Indra Kumari Nadchatram

KUALA LUMPUR, Malasia, 12 de abril de 2011. Bryan Robson, legendario ex jugador de fútbol del Manchester United, recalcó la importancia de que los adolescentes vulnerables y amenazados cuenten con espacios seguros de recreación durante una reciente visita a KL Krash Pad, un centro para adolescentes y jóvenes localizado en el vecindario de Chow Kit, en Kuala Lumpur.

“La práctica de deportes puede ayudar a los adolescentes marginados y vulnerables a afrontar y superar los retos que les depara la vida”, señaló Robson. “Mediante la práctica de deportes, las actividades recreativas y los juegos, esos adolescentes pueden aprender a aplicar sus propios criterios y a pensar objetivamente cuando se trate de resolver sus problemas”.

El ex capitán del Manchester United, a quien los simpatizantes del club apodaron Capitán Marvel, hizo hincapié en la necesidad de que los adolescentes vulnerables cuenten con opciones que les permitan superar la vida en la calle, la violencia y la explotación y dejar de lado los comportamientos que pueden llevarles a contraer el VIH.

Robson; Andy Cole, un ex compañero de equipo; y John Shiels, Director General de la Fundación Manchester United, realizaron una visita de dos días a Malasia con motivo del banquete benéfico de las leyendas de UNICEF. Mediante esa actividad caritativa, llevada a cabo en colaboración con Telekom Malaysia Berhad, se recaudan fondos para los programas de KL Krash Pad.

Durante el acontecimiento se celebrará una subasta y los fondos que se recauden se invertirán en la creación de un espacio seguro para los adolescentes del centro, así como para financiar una iniciativa que haga posible que los jóvenes generen sus propios ingresos y un programa de capacitación mediante el cual los adolescentes adquirirán aptitudes y conocimientos de liderazgo.

La falta de espacios seguros

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malaysia/2011/Nadchatram
Firdaus, Coordinador del programa juvenil KL Krash Pad (der.) le explica a Bryan Robson (centro), ex estrella del equipo de fútbol Manchester United, y a John Shiels, Director General de la Fundación Manchester United, que los adolescentes del vecindario de Chow Kit de Kuala Lumpur no cuentan con espacios seguros de recreación.

La práctica de deportes tuvo una importancia enorme para Hafiz*, de 19 años de edad, quien logró superar la adicción a las drogas que había adquirido cuando vivía en la calle. Hafiz, que fue rescatado por los trabajadores sociales de KL Krash Pad a fines de 2010, fue alojado en el centro donde recibió orientación psicológica y tuvo oportunidad de rehacer su vida.

“El personal de KL Krash Pad me ayudó a ingresar en un programa de deportes e hizo las gestiones necesarias para que pudiera ir a los entrenamientos en Shah Alam”, explicó el joven. “Al principio me resultó difícil, pero la práctica de deportes me ayudó a concentrarme en algo distinto de las drogas. En los entrenamientos aprendí a resolver mis frustraciones y comencé a respetar mi cuerpo. Hace tres meses que no pruebo las drogas y estoy decidido a que esto dure. Lo hago por mí, pero también lo hago por el personal del centro, que siempre creyó en mí”.

Al igual que Hafiz, Linda es a sus 17 años una ávida deportista, especialmente cuando se trata de la práctica del fútbol sala. “Es un deporte que me encanta porque contradice el prejuicio de que las niñas son más débiles que los varones”, explicó Linda. “Practicando deportes adquiero disciplina, aprendo a trabajar en equipo y, lo que me parece más importante, me siento muy segura como chica”.

Tanto Hafiz como Linda lamentaron la falta de espacios seguros para que los jóvenes y adolescentes practiquen deportes. “En Chow Kit no existe realmente ningún sitio donde podamos jugar fútbol sala con nuestros amigos” señaló Linda. “Jugar en la calle es peligroso y la mayoría de nosotros no tiene medios para alquilar canchas bajo techo donde podamos hacer prácticas o jugar”.

Los adolescentes invisibles

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malaysia/2011/Nadchatram
Linda, una niña de 17 años que participa en el programa KL Krash Pad, intercambia opiniones sobre la práctica de fútbol sala con el legendario Bryan Robson, del Manchester United, y John Shield, Director General de la fundación humanitaria de ese club británico.

“Los más olvidados son los adolescentes ‘invisibles’ y ‘ocultos’, como los involucrados en actividades ilícitas, como el uso de drogas o la industria del sexo, o aquellos que no están inscritos en el registro civil o cuya situación legal no está regularizada”, señaló Victor Karunan, Representante Adjunto de UNICEF en Malasia. “Debido a que viven en la calle rodeados de delincuencia, violencia, consumo de drogas y la amenaza del VIH, a ellos les resulta prácticamente imposible el acceso a lugares seguros donde puedan relacionarse con personas como ellos, aprender, jugar y adoptar estilos de vida positivos”.

El informe presentado en 2010 por el Gobierno de Malasia durante el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA indicó que desde 1986, cuando se registró el primer caso de infección con el VIH en el país, se han detectado unos 2.000 nuevos casos entre adolescentes. Uno de cada cuatro malasios a quienes se les diagnosticó la infección con el VIH el año pasado tenía entre 13 y 29 años.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Malaysia/2011/Nadchatram
Un adolescente de Kuala Lumpur (Malasia) participante en el programa KL Krash Pad disputa una partida de fútbol con la consola de videojuegos Wii contra Bryan Robson, legendario ex integrante del equipo Manchester United.

Los factores más estrechamente vinculados con la infección del VIH entre los jóvenes son la violencia física y sexual y la trata de personas, así como las relaciones sexuales con menores de edad y sin protección.

Los deportes curan las heridas

“Nunca es tarde cuando se trata de ayudar a los adolescentes marginados y vulnerables a superar las dificultades y los retos de su infancia”, afirmó Karunan. “Los deportes constituyen un excelente punto de partida y una poderosa herramienta para impulsar a los jóvenes a modificar sus comportamientos de manera positiva”.

“La práctica de deportes hace posible que los adolescentes vulnerables de los vecindarios pobres, como los que acuden al centro KL Krash Pad, expresen sus sentimientos y adquieran confianza en ellos mismos y en los adultos”, añadió el Director General de la Fundación Manchester United. “Cuando se trata de jóvenes que han sido víctimas de diversos males, ésta es una oportunidad aun más valiosa, ya que los deportes sirven para cerrar las heridas emocionales”.

* Los nombres de los adolescentes que aparecen en este artículo fueron cambiados para proteger su intimidad.

 


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda