Deporte para el desarrollo

Comunicado de prensa

UNICEF advierte sobre el problema de la trata durante la Copa Mundial

Aumenta el riesgo de trata y explotación sexual de niños y niñas durante el acontecimiento deportivo

NUEVA YORK, 15 de junio de 2006 – UNICEF expresó hoy su honda preocupación ante la posibilidad de que niños, niñas y mujeres puedan ser objeto de trata y explotación sexual durante la Copa Mundial de la FIFA de 2006.
Se prevé que unos siete millones de aficionados acudan al acontecimiento futbolístico que tiene lugar en Alemania. Según nuevos informes, en Berlín se está construyendo una enorme casa de prostitución cerca de la sede principal de la Copa Mundial. En Alemania, la prostitución es legal.

La semana pasada, el Departamento de Estado de Estados Unidos hizo público su informe de 2006 sobre trata de seres humanos, que señala la posibilidad de un aumento de esta práctica durante los partidos de la Copa Mundial. Según el informe, Alemania es un lugar de paso y de llegada para hombres, mujeres y niños destinados a la explotación sexual o laboral, en su mayoría procedentes de Europa central y oriental. En enero, el Parlamento Europeo advirtió sobre la trata de mujeres y niños durante los partidos. Según la Organización Internacional del Trabajo, más de 1 millón de niños y niñas son objeto de tráfico todos los años.

Si bien aplaude los esfuerzos del Gobierno de Alemania para combatir la trata y la prostitución infantiles, a UNICEF le preocupa que se siga introduciendo a niños y niñas en Alemania desde los países limítrofes de Europa oriental, donde la trata de niñas y mujeres para la explotación sexual, el trabajo forzoso y la mendicidad es un problema muy amplio.

"El tráfico y la explotación sexual privan a los niños de su dignidad, y ponen en peligro su seguridad, su salud y su educación", declaró en Nueva York Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF. "Atrapados en un bajo mundo de ilegalidad y violencia, los niños sometidos a la trata y la explotación sexual prácticamente desaparecen. Semejante abuso no puede tolerarse ni durante la Copa Mundial ni en cualquier otro momento”.

UNICEF ayuda a combatir la explotación sexual de los niños y niñas del mundo entero. Cálculos a nivel mundial indican que en la multimillonaria industria de la prostitución se explota hasta a 1,8 millones de menores de edad, la mayoría niñas.

La trata a la que son sometidos muchos de estos niños y niñas se realiza dentro de un mismo país y entre varios países, donde se les obliga a prostituirse, a trabajar para la industria pornográfica o a realizar otras formas de explotación sexual. A menudo se les niega el derecho a la educación, sufren abusos sexuales y violencia, y son más vulnerables a las enfermedades venéreas, entre ellas el VIH/SIDA.

Los esfuerzos de UNICEF para proteger a los niños de la trata, la explotación sexual comercial y otras formas de abuso, se centran en la creación de un entorno protector para ellos. En un entorno protector, personas de todos los niveles de la sociedad trabajan de forma individual o conjunta para aplicar las leyes que los amparan y desarrollar los servicios necesarios, así como para dotar a los niños y a quienes trabajan con ellos de la información y conocimientos necesarios para prevenir y responder a los malos tratos y hacer frente a cualquier forma de discriminación.

***
Acerca de UNICEF
Durante 60 años, UNICEF ha sido la principal organización del mundo dedicada a la infancia, y trabaja sobre el terreno en 155 países y territorios para ayudar a los niños y las niñas a sobrevivir y avanzar en la vida desde la primera infancia hasta la adolescencia. El mayor proveedor de vacunas para los países más pobres, UNICEF apoya la salud y la nutrición de la infancia, el abastecimiento de agua y saneamiento de calidad, la prestación de educación básica de calidad para todos los niños y niñas, y la protección de los niños y las niñas contra la violencia, la explotación y el SIDA. UNICEF está financiado en su totalidad por las contribuciones voluntarias de individuos, empresas, fundaciones y gobiernos.

Para más información, sírvase contactar:
Karen Dukess, UNICEF Medios de Comunicación, +1 212 303 – 7910


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda