Deporte para el desarrollo

Comunicado de prensa

Trabajar en equipo por la educación de las niñas en las finales de fútbol

El UNICEF y Fox Kids Europe organizan en Rotterdam las finales de la Copa Fox Kids

Rotterdam/Ginebra/Nueva York, 22 de junio de 2003 - Bajo el lema de ¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia, un grupo de jóvenes jugadores de fútbol comenzarán esta semana la final de la Copa Fox Kids en Rotterdam, Países Bajos, en la culminación de la primera de una serie de campañas del UNICEF destinadas a destacar la cuestión de la educación de las niñas por medio del poder del deporte.

Cuatrocientas niñas y niños menores de 13 años provenientes de 20 países participarán en la ronda final del torneo Copa Fox Kids, que este año está dedicado a la iniciativa ¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia, una campaña mediante la cual el UNICEF quiere dirigir la atención y los recursos hacia los países donde resulta urgente aumentar la matriculación de las niñas en la escuela.

Los partidos finales se jugarán el miércoles 25 de junio en el estadio Varkenoord. El capitán del equipo nacional de Zambia, Kalusha Bwalya, ex futbolista africano del año, entregará el trofeo UNICEF Fair Play al equipo de niñas ganador. A comienzos de mes, Kalusha ya participó activamente en una campaña sobre otra prioridad del UNICEF, vacunar a millones de niños y niñas de Zambia contra el sarampión.

Más de 200.000 jugadores han participado desde febrero en los partidos de clasificación para la final en sus países de origen. En cada etapa, los equipos han solicitado apoyo para la campaña entre sus amigos, familias y aficionados al fútbol.

“Estos muchachos nos han demostrado lo que significa realmente tener entusiasmo, tanto en el campo como fuera de él”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Han puesto tanta pasión para difundir el mensaje sobre la educación de las niñas como lo han hecho para practicar el deporte que aman. Hemos observado su compromiso hacia un mundo en el que toda la infancia reciba una educación de calidad, y esto significa también las niñas. ¿Estamos dispuestos a igualar este compromiso?”

La campaña ¡Vamos niñas! invita al público a apoyar cinco metas que el UNICEF considera que deben alcanzarse para que todos los niños y las niñas disfruten su derecho a una educación de calidad: el mejor comienzo en la vida, las mejores escuelas, los mejores maestros, seguridad y protección, e igualdad.

Aunque los jóvenes competidores han firmado su compromiso por escrito, en la página Web de la Copa Fox Kids es posible asumir el compromiso por vía electrónica (www.foxkidscupinfo.com). El UNICEF seguirá recopilando compromisos durante los próximos dos años y medio en su campaña internacional para aumentar el número de niñas que acuden a la escuela.

En todo el mundo, la mayoría de los 120 millones de menores en edad escolar primaria que no van a la escuela son niñas. Las niñas confrontan de manera sistemática más obstáculos que los niños varones para ingresar y permanecer en la escuela. Pero cuando se les da la oportunidad, logran adquirir los conocimientos y las aptitudes que necesitan para llevar una vida más sana y productiva. Estos beneficios influyen en la comunidad en general y se transmiten de generación en generación.

“No hay espacio para jugar con la educación de las niñas”, dijo Bellamy. “Cuando se deniega a una niña su derecho a acudir a la escuela, se le deniega también el conocimiento que necesita para protegerse contra la amenaza de la enfermedad y el riesgo del abuso. Se le deniega la oportunidad de obtener las aptitudes que necesita para prosperar ella misma, su comunidad y su país”.

El UNICEF está comprometido a conseguir un mundo en el que todos los niños y las niñas reciban la educación a la que tienen derecho. Cada vez hay más pruebas que indican que sí eliminamos las barreras que impiden a las niñas recibir instrucción habremos mejorado automáticamente el acceso a la educación para los niños y las niñas de todo el mundo.
La campaña ¡Vamos niñas! Educación para toda la infancia forma parte de la iniciativa “25 para 2005”, un proyecto más amplio del UNICEF para contribuir a eliminar estas barreras en 25 países para el año 2005.

Durante la semana en que se jugarán las finales en Rotterdam, el UNICEF difundirá información entre ejecutivos del mundo de los negocios y el espectáculo sobre los problemas que hay para conseguir aumentar la matriculación de las niñas y los jóvenes finalistas compartirán sus puntos de vista sobre la cuestión.

El UNICEF ha establecido también una alianza con la FIFA, el organismo internacional que regula el fútbol, para asegurar que el mundo de los deportes sigue dando prioridad a las cuestiones fundamentales relativas a la educación de las niñas. La Copa Mundial de Mujeres de 2003, que se celebrará en los Estados Unidos en octubre, estará también dedicada a la educación de las niñas.

“Mientras compiten por la Copa Fox Kids, estos jóvenes han encontrado tiempo para explorar, debatir y realizar una tarea necesaria de concienciación sobre la situación de la educación de las niñas en todo el mundo”, dijo Bellamy. “Lo que se necesita ahora es que los gobiernos avancen urgentemente en sus planes para asegurar que todos los niños y las niñas reciben la educación de calidad a la que tienen derecho”.

Sobre la campaña “25 para 2005”

La campaña del UNICEF 25 para 2005 es una importante iniciativa destinada a eliminar las desigualdades en materia de género en la educación primaria y secundaria en 25 países para el año 2005. La campaña incluye 13 países de África y 6 de Asia meridional donde la educación de las niñas se encuentra en una situación crítica y se requiere ayuda urgente para cumplir con el Objetivo de Desarrollo para el Milenio de alcanzar una igualdad de género en la educación primaria y secundaria para 2005.

El UNICEF colabora estrechamente con los gobiernos nacionales y otros aliados para identificar a las niñas que no acuden a la escuela. En cada uno de los países, el UNICEF trabajará con el gobierno para movilizar nuevos recursos, alcanzar un amplio consenso nacional sobre la necesidad de matricular a las niñas y ayudar a mejorar las propias escuelas a fin de que sean más acogedoras para las niñas.

El UNICEF ha escogido una cifra asequible de países y ha basado su selección en que los países cumplan con uno o más de los siguientes criterios: una tasa reducida de matriculación de las niñas; brechas de género de más de un 10% en la matriculación en la educación primaria; países con más de un millón de niñas fuera de la escuela; países incluidos en la Iniciativa por la Vía Rápida para la Educación para Todos del Banco Mundial; y países afectados duramente por una serie de crisis que influyen en las oportunidades de las niñas de matricularse en la escuela, como el VIH/SIDA y los conflictos.

Claire Hajaj, Sede del UNICEF en Nueva York, chajaj@unicef.org
Marc Vergara, Sede del UNICEF en Ginebra, mvergara@unicef.org
Andrea Janssen, Comité de los Países Bajos en pro del UNICEF, ajanssen@unicef.nl


 

 

 

Búsqueda