Tuiloma Neroni Slade

Desafíos pacíficos

Hay pocos lugares en el mundo donde el crecimiento de la población y la urbanización choquen de forma más estrepitosa con la vulnerabilidad al cambio climático y los riesgos de desastres naturales, que en la región del Pacífico. Esta confluencia de elementos es primordial para encaminar el Plan del Pacífico, la estrategia principal para el desarrollo regional respaldado por los dirigentes del Foro de las Islas del Pacífico en 2005 con el fin de estimular el crecimiento económico, el desarrollo sostenible, una buena gobernanza y la seguridad. Conforme un número cada vez mayor de isleños del Pacífico se muda a pueblos grandes y a ciudades, el tradicional “bienestar de subsistencia rural” se está deteriorando, y las sociedades tienen que abordar nuevos aspectos de pobreza urbana, como la desnutrición, el desempleo de los jóvenes y la delincuencia.

Casi una cuarta parte de los isleños del Pacífico viven en centros urbanos (una cifra que era de sólo un 8,5% en 1950), y la mitad de los países de la región ya tiene una mayoría de población urbana. Aunque las islas Vanuatu y Salomón siguen siendo predominantemente rurales (el 74% y 81% respectivamente), sus tasas de crecimiento urbano se encuentran entre la más elevadas del mundo. En Fiji, la finalización de los contratos de arrendamiento de las tierras en algunas zonas rurales ha impulsado el crecimiento urbano, al empujar a sus arrendatarios a buscar empleo y cobijo en pueblos más grandes y en las ciudades. En algunas partes de Polinesia la migración, tanto desde el medio rural al urbano como internacional, ha dado como resultado el descenso de poblaciones estables. El rápido crecimiento urbano es especialmente significativo en el contexto de la geografía de los países insulares del Pacífico. Por ejemplo, el atolón de Tarawa, en el archipiélago Kiribati, incluye algunas de las islas más pobladas del mundo, con zonas que alcanzan una densidad de 7.000 personas por kilómetro cuadrado.

WAunque la urbanización afecta a todos los miembros de nuestras comunidades, está claro que sus diversas consecuencias sociales, medioambientales y económicas afectan de manera significativa las vidas de niñas, niños y jóvenes. Un reciente estudio dirigido por la Secretaría del Foro de las Islas de Pacífico y por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo del centro del Pacífico, Urban Youth in the Pacific: Increasing resilience and reducing risk for involvement in crime and violence, documentó una amplia gama de vínculos entre la urbanización y los problemas sociales, haciendo especial hincapié en la creciente exposición de los jóvenes a la delincuencia y la violencia. Otro estudio de investigación descubrió que una tercera parte de los niños de Port Vila, Vanuatu, viven en condiciones de pobreza, una tasa que es un 20% más elevada que la de la media nacional.

Tradicionalmente, la tierra y el mar han proporcionado cobijo y sustento a muchas generaciones. La relación entre las comunidades urbanas y el entorno es cada vez más frágil. Las personas recurren cada vez más a los comercios para adquirir los productos primarios y, en consecuencia, son vulnerables a los caprichos de las fluctuaciones económicas globales. Los efectos derivados se hacen sentir cuando se saca a los niños de las escuelas, las familias recortan su presupuesto alimentario y las preocupaciones financieras conducen a un aumento doméstico de la violencia y de la delincuencia juvenil.

A pesar de los inconvenientes, las posibilidades que ofrece el ambiente urbano atraen especialmente a los jóvenes. Estas posibilidades incluyen una mayor oportunidad para expresarse artísticamente, establecer una nueva identidad, un mayor acceso a la tecnología, unas redes sociales más amplias y nuevas formas de entretenimiento. Al mismo tiempo, la combinación de la elevada tasa de absentismo escolar, el desempleo y la ausencia de unas estructuras tradicionales consolidadas de respaldo social, deja a muchos jóvenes en estado de indefensión ante influencias destructivas.

Abordar expeditivamente los desafíos que presenta el entorno urbano afectará de forma positiva al bienestar de los niños y jóvenes, principales protagonistas a la hora de colocar los cimientos del futuro éxito de nuestras comunidades y de asegurar la viabilidad de nuestro entorno. La situación requiere una aproximación holística y equitativa, empezando por asuntos de vital importancia como el acceso al agua segura, la vivienda o la escolaridad. Asimismo es de vital importancia atenuar los desastres y diseñar estrategias en las zonas con gran densidad de población. Al mismo tiempo, un entendimiento más profundo de los factores que disuaden y animan a cambiar el entorno rural por el urbano quizás nos permita establecer políticas sostenibles, con objetivos precisos, y prácticas para aprovechar mejor el potencial de los jóvenes tanto en sectores estructurados como no estructurados.

Los dirigentes del Pacífico necesitan realizar un enérgico esfuerzo para enfrentarse a los desafíos de la urbanización porque, de no afrontar lo que es una de las mayores fuerzas de presión de nuestro tiempo, la visión del Pacífico como una región de paz, armonía, seguridad y prosperidad económica, donde todo el mundo pueda llevar una vida libre y valiosa, seguirá siendo un espejismo. El futuro de la próxima generación está en juego.

Tuiloma Neroni Slade es Secretario General de la Secretaría del Foro de las Islas del Pacífico. Anteriormente desempeñó el cargo de juez en el Tribunal Penal Internacional de La Haya, Países Bajos; el de Embajador y Representante oficial de Samoa ante las Naciones Unidas en Nueva York; y en la actualidad es Embajador en los Estados Unidos, así como Alto Comisionado en el Canadá. Slade también ejerció como asesor jurídico superior de la Secretaría del Fiscal General de Samoa y como asesor jurídico superior de la Comunidad Británica de Naciones (Commonwealth) de Londres.

Recuadros

Una serie de recuadros cortos definen los términos y conceptos relevantes para la vida urbana y la infancia.

Recuadros >>

Enfoque

Recuadros temáticos que examinan en detalle las cuestiones específicas que enfrentan los niños que viven en las zonas urbanas. Este año, la serie Enfoque incluye paneles sobre las desigualdades urbanas, la cartografía, la reducción del riesgo de desastres, Ciudades acogedoras para la infancia, datos intra-urbanos y mucho más.

Enfoque >>

Perspectivas

La infancia urbana es importante: ve lo que jóvenes, expertos, embajadores de buena voluntad y defensores de los derechos del niño tienen que decir. La serie de ensayos ofrece una perspectiva personal a los temas críticos que enfrentan los niños que crecen en las zonas urbanas.

Perspectivas >>