Actualice su Flash Player con la ltima versin.

Haga clic aquí si ya tiene instalado Flash Player.


Argentina

La comunidad empieza a integrar a los niños y niñas con discapacidades

Por el hecho de vivir en la remota población de Eldorado, en la provincia de Misiones, al noreste de Argentina, Lorenzo Galeano, de cinco años, se ve triplemente excluido. El niño tiene parálisis cerebral, lo que le causa graves deficiencias de movimiento y habla; su familia es pobre y su hermano y su madre también sufren discapacidades. A pesar de este difícil comienzo en la vida, este niño de cinco años recibe hoy las atenciones, la orientación profesional y la terapia física necesarias para aprender y crecer desarrollando lo mejor de su potencial. Esto se ha debido, sobre todo, a la perseverancia de sus padres, y a los esfuerzos de una iniciativa basada en la comunidad de Eldorado. El programa que ofrece a Lorenzo y su familia nuevas esperanzas se llama Programa de Atención Integral a Niños con Capacidades Diferentes, que se aplica en el Hogar de Día Eva Perón, más conocido como Centro Comunitario de Eldorado. El centro recibe apoyo y financiación de los Ministerios de Educación y de Sanidad de Misiones, y de la oficina de UNICEF en Argentina.

El programa empieza por localizar a las familias con niños que podrían beneficiarse de sus servicios. Los promotores de salud de la comunidad invitan a estas familias a participar en el programa y un equipo multidisciplinar de profesionales evalúa a los niños y establece el tratamiento y la terapia que pueda ser más beneficiosa. Las familias también reciben apoyo psicosocial. Desde su instauración en 2005, el programa ha proporcionado servicios a más de 700 niños y niñas en 10 centros situados en diferentes municipios de la provincia de Misiones.

En el caso de Lorenzo, un promotor comunitario de salud de la comunidad visita su hogar dos veces por semana, y luego conduce durante varias horas por la selva de Eldorado para llevarlo al Centro Comunitario. Allí, junto a otros niños y niñas, Lorenzo recibe atención profesional especialmente diseñada para sus necesidades. Aparte de la terapia física y para el habla, sus actividades durante la jornada incluyen escuchar historias, así como compartir juguetes y juegos con los otros niños. Estas actividades no sólo son placenteras, sino que también constituyen importantes lecciones de interacción social para niños y niñas que antes de sumarse al programa rara vez habían salido de sus hogares.

El programa también hace mucho hincapié en el papel de la familia y de la comunidad en los esfuerzos de rehabilitación. Con este fin, fomenta la participación de los progenitores en todas las fases del tratamiento de su hijo, y les asesora en cuestiones tales como la adaptación de los espacios donde viven a las necesidades del niño, y cuáles son los mejores juguetes y muebles para reforzar sus habilidades.

Los esperanzadores resultados del Centro Comunitario de Eldorado

Los resultados positivos del Centro Comunitario de Eldorado son visibles. Además de los avances que los niños hacen en la mejora de sus habilidades motoras y del habla, los progenitores también se percatan del potencial que sus hijos tienen para una vida más plena. Casi todos los progenitores que se han integrado en el programa afirman sentir un vínculo más fuerte con su hijo, gracias a que participan más en actividades conjuntas fuera del hogar. Es más, todos los niños en edad escolar del programa asisten ahora a la escuela (algunos de ellos en clases de educación especial), mientras que antes del inicio del programa sólo lo hacía el 60% de ellos. El tratamiento y los cuidados que Lorenzo y otros niños reciben en el Centro Comunitario de Eldorado contribuyen a proporcionarles una base sólida en un momento en que dan sus primeros pasos para relacionarse con otros niños, con los adultos, y con el mundo.

Obtenga más información sobre cómo enfoques de la salud y la supervivencia infantil han evolucionado a lo largo del siglo pasado. >>