English / Français
www.unicef.org
 

Centro de prensa

Las causas fundamentales de la exclusión

La discriminación, la pobreza, el VIH/SIDA, los conflictos armados y el mal gobierno son las causas fundamentales de la exclusión que impide a los niños y niñas acudir a la escuela y recibir atención de la salud y otros servicios vitales. Los niños y niñas a quienes se priva de estos servicios suelen ser víctimas de los malos tratos y la explotación.

DISCRIMINACIÓN

Género
Por cada 100 niños que no van a la escuela primaria, hay 117 niñas que no lo hacen, por lo general debido a la discriminación de género. Más de 40 países no han logrado alcanzar el Objetivo de Desarrollo de Milenio relativo a la igualdad entre los géneros en la escuela primaria, fijado para 2005. El género desempeña también una importante función a la hora de limitar el acceso de la mujer a la atención básica de la salud, lo que aumenta el riesgo de las madres y los niños de morir debido a causas que se pueden evitar.

Origen étnico
Casi 900 millones de personas pertenecen a grupos que sufren desventajas como resultado de su identidad. Los niños y niñas indígenas que sufren discriminación tienen menos posibilidades de que se inscriba su nacimiento y son más proclives a tener mala salud y a que su matriculación en la escuela sea baja, y a ser víctimas de la violencia, los malos tratos y la explotación. En la región amazónica de Ecuador, por ejemplo, solamente un 21% de todos los niños y niñas menores de 5 años tienen un certificado de nacimiento, en comparación con el promedio nacional, de un 89%.

Discapacidad
Alrededor de 150 millones de niños y niñas viven con discapacidades en todo el mundo, y la mayoría es víctima de la discriminación y la exclusión. Una gran parte de los niños y niñas con discapacidades en el mundo en desarrollo no tiene acceso a servicios de rehabilitación o de apoyo, y a muchos se les priva de la oportunidad de recibir una educación oficial. Entre 250.000 y 500.000 niños y niñas se quedan ciegos todos los años debido a que padecen carencia de vitamina A, un síndrome que se podría prevenir fácilmente mediante la administración de suplementos por vía oral que cuestan unos cuantos centavos.

POBREZA

Los niños y niñas de los países más pobres son los más vulnerables a la muerte, la enfermedad o la desnutrición, y tienen más probabilidades de no acudir a la escuela, que los niños y niñas del resto del mundo en desarrollo. En los países menos adelantados:

  • 1 de cada 6 niños muere antes de cumplir 5 años. 1 de cada 10 muere antes de cumplir 1 año.

  • 1 de cada 2 niñas en edad escolar primaria no acude a la escuela primaria.

  • 1 de cada 3 niños y niñas menores de 5 años –42 millones de niños y niñas– tiene bajo peso de moderado a grave.

  • 1 de cada cuatro 4 recién nacidos no recibe una vacuna contra el sarampión, una enfermedad que mata a más de 500.000 niños y niñas todos los años.

Desigualdades en los ingresos
En los países de todo el mundo en desarrollo, los niños y niñas de los hogares más pobres tienen por lo menos el doble de probabilidades de morir antes de cumplir 5 años que los niños y niñas de los hogares más ricos. Los que están en edad escolar primaria tienen tres veces más probabilidades de no acudir a la escuela.

Estas y otras desigualdades son una muestra flagrante de la amplitud de la exclusión dentro de las comunidades, pero suelen estar ocultas debido a los promedios nacionales que indican el bienestar de la infancia y que se utilizan para medir los progresos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El peligro para la infancia es que los promedios pueden ocultar estas enormes desigualdades.

VIH/SIDA

La pandemia tiene cada vez mayores efectos sobre la infancia. Millones de niños y niñas que viven con el VIH/SIDA o están afectados por la pandemia no acuden a la escuela y no reciben protección ni los servicios de atención y prevención más básicos.

  • Cada minuto, un niño o niña menor de 15 años muere debido al SIDA.

  • 1 de cada 8 nuevas personas infectadas en el mundo es un niño o niña menor de 15 años.

  • 15 millones de niños y niñas han perdido ya al padre, a la madre, o a ambos, debido SIDA.

CONFLICTOS ARMADOS

El caos que producen los conflictos armados afecta gravemente la supervivencia y el bienestar de la infancia e interfiere en el acceso a la educación y otros servicios vitales. En nueve de los 12 países donde 1 de cada 5 niños muere antes de cumplir 5 años se ha producido un conflicto amado grave en los últimos cinco años. La tasa neta de asistencia a la escuela primaria para las niñas y los niños en estos nueve países está muy por debajo de los promedios de los países más pobres.

MAL GOBIERNO

Los niños y niñas sufren enormemente cuando los países no tienen la voluntad o la posibilidad de proporcionar servicios básicos a sus ciudadanos, ya sea como resultado de un conflicto, de la corrupción o de la falta de instituciones responsables. Los niños y niñas de Haití y Zimbabwe, por ejemplo, no pueden esperar a que mejore la gobernabilidad, porque en esa espera podrían perder toda su infancia.