English / Français
www.unicef.org
 

Informe completo

Resumen ejecutivo   >1 | 2 | 3 | 4 | 5 | siguiente

Incluir a la niñez

Nuestros compromisos con la infancia exigen que hagamos todos los esfuerzos posibles para llegar a ellos. Pero, ¿cómo podemos llegar a los niños y niñas que viven en la sombra? ¿Cómo podemos asegurar su inclusión en los servicios esenciales y su visibilidad, al mismo tiempo que les protegemos contra el peligro, el abuso y la violencia, y alentamos su participación en la sociedad? Hay tres conclusiones que parecen cobrar fuerza:

  • Es necesario comprender la difícil situación por la que atraviesan los niños y niñas invisibles y los factores que conducen a su marginación, y la tarea de orientar luego las iniciativas hacia estos niños y niñas debe formar parte integral de las estrategias nacionales sobre los derechos y el desarrollo.

  • Es preciso abordar las causas fundamentales de la exclusión, y los principales factores que llevan a que los niños y niñas sean invisibles. Incluso iniciativas con una buena financiación, dirigidas hacia las familias y los niños y niñas en desventaja, corren el riesgo de fracasar si no se abordan las condiciones generales que causan la pobreza, los conflictos armados, la mala gobernabilidad, la propagación del VIH/SIDA y la discriminación.

  • Todos los estamentos de la sociedad deben volver a asumir sus responsabilidades con la infancia, incluida la de establecer un firme entorno protector.

La responsabilidad principal de llegar a los niños y niñas excluidos e invisibles recae en los gobiernos, que deben incrementar sus iniciativas en cuatro esferas clave:

  • Investigación: Es esencial realizar una investigación firme para llevar a cabo una programación eficaz, pero los datos fiables sobre estos niños y niñas escasean en la actualidad.

  • Legislación: Las leyes nacionales deben ir a la par de los compromisos internacionales en favor de la infancia. Es preciso modificar o abolir toda legislación que afiance o fomente la discriminación.

  • Financiación y fomento de la capacidad: La legislación y la investigación sobre los niños y niñas excluidos debe complementarse con las asignaciones presupuestarias centradas en la infancia y la creación de instituciones.

  • Programas: En muchos países y comunidades se necesitan urgentemente reformas en los servicios para eliminar las barreras que impiden el acceso de los niños y niñas excluidos a los servicios esenciales. Los servicios combinados pueden aumentar ese acceso, como también el uso de satélites y servicios móviles para la infancia en emplazamientos remotos o carentes de prestaciones.

También hay otros factores que pueden influir de manera considerable. Los donantes y las organizaciones internacionales deben crear un entorno propicio por medio de políticas bien concebidas sobre la asistencia, el alivio de la deuda y el comercio. La sociedad civil, en toda su diversidad, debe reconocer sus responsabilidades hacia la niñez y formar parte de la solución.

El sector privado debe adoptar prácticas empresariales éticas que aseguren la eliminación de la explotación de la infancia. Los medios de comunicación pueden potenciar la autonomía de la población mediante la difusión de información verídica, y examinando y poniendo en tela de juicio conductas y actitudes, prejuicios y prácticas que perjudican a la niñez. Finalmente, los propios niños y niñas pueden desempeñar una función activa en su propia protección y en la de otros de su misma edad