Unicef Logo and the text: Children Under Threat. The State of The World's Children 2005.

FPO
©UNICEF/HQ00-0655/
Roger LeMoyne

Call for Action

La amenaza que la pobreza, la enfermedad y la privación supone para la infancia tiene muchas facetas. La respuesta tiene que ser idéntica. Se necesita un enfoque integrado de la primera infancia que mejore en gran medida las posibilidades de que todos los niños y las niñas sobrevivan y prosperen, así como aumentar los gastos en las familias, incorporar una perspectiva de género en las estrategias de reducción de la pobreza, fortalecer la protección de los niños y las niñas en todos los niveles y contar con su participación en la concepción de las soluciones a sus problemas.

Hay recursos disponibles para financiar una transformación mundial de la infancia, tanto mediante un aumento de la asistencia oficial al desarrollo como de mejoras en la calidad de las finanzas públicas nacionales. Poner en práctica planes nacionales de acción para la infancia con una serie de metas y objetivos específicos, con plazos determinados y mesurables, tal como se acordó durante la Sesión Especial de las Naciones Unidas en favor de la Infancia, contribuirá en gran medida a cumplir el programa de Un mundo apropiado para los niños.

Gastar más en las familias

El gasto público global que se emplea para apoyar a las familias y los niños pequeños guarda una estrecha correlación con la incidencia de pobreza infantil relativa en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Unas instituciones avanzadas, financiadas por el gobierno, pueden evitar que haya tasas elevadas de exclusión social y los riesgos que suponen para la infancia y la juventud. El costo que supone este tipo de sistemas de bienestar público de una complejidad similar es muchas veces prohibitivo para los países más pobres. Sin embargo, los países de medianos ingresos podrían lograr mejores resultados; y la asistencia internacional, las iniciativas federales y las soluciones locales innovadoras pueden eliminar parte de los costos que tienen que afrontar los gobiernos en los países en desarrollo.

Las intervenciones destinadas a abordar las privaciones infantiles deben concebirse en el plano local, y es preciso que los usuarios las consideren como propias; las familias y los niños tienen que formar también parte de la solución. Todas las investigaciones subrayan la importancia de fomentar intervenciones basadas en análisis efectivos centrados en los países, realizados localmente y sensibles en materia de género, en lugar de sobre la base de programas genéricos. Sin una comprensión adecuada de las condiciones de un país o un contexto de la familia en el plano local, por ejemplo, las intervenciones de salud o educación centradas en la infancia no conseguirán obtener los resultados deseados.



Also in this section
Interview
Picture

Story
Picture

Story
Picture

Story
Picture

Story
Picture




La labor del UNICEF en materia de desarrollo de la primera infancia [Web]

Eliminar El Trabajo Infantil Afirmando Los Derechos Del Niño [PDF]

Aprovecharse del abuso [PDF]

Para financiar el desarrollo hay que invertir en los niños y las niñas [PDF]


"Son los jóvenes y los niños quienes parecen sufrir más los efectos devastadores del  SIDA. Si esto sigue así, no habrá un futuro o el mundo estará lleno de personas mayores. Los jóvenes deben ser responsables y protegerse a sí mismos.”
Por Ogechi, 17 años, Nigeria

Visite www.unicef.org/voy/spanish

Número de teléfonos por cada 100 personas en Suecia, 162; en Noruega, 158; y en Asia meridional, 4.
0
© UNICEF 2004