Estado Mundial de la Infancia 2004

Los docentes despiertan esperanzas

UNICEF Image
© UNICEF/HQ97-0915/LeMoyne
En campamentos para personas desplazadas en Azerbaiyán, las provincias asoladas por la guerra en Angola y las aulas de RPD Lao, maestros capacitados ayudan a la infancia y a los países a desarrollarse.

Dolores Jamba, una estudiante de 18 años, madre y ahora maestra, representa el futuro de Angola. Ella forma parte del contingente de 4.000 angoleños que recientemente recibieron capacitación y que harán posible que en su país se reestablezca la enseñanza. La prolongada Guerra civil que asoló a Angola hasta marzo de 2002 dejó en ruinas al sector de la educación e impidió que un millón de niños tuvieran acceso a la instrucción escolar primaria.

En febrero de 2003 se puso en marcha “Retorno a la Escuela”, que atrajo a unos 250.000 niños en las provincias de Bié y Malanje, donde se habían librado algunos de los peores combates de la guerra.

“Retorno a la Escuela” representa un importante cambio de dirección para Angola, ya que anteriormente se había dado por sentado que la educación primaria debería esperar hasta que Se construyeran aulas en todo el país y se capacitara a un número suficiente de maestros y maestras. “Retorno a la Escuela”, por el contrario, se basa en la rápida capacitación de los docentes y reconoce que la calidad mejorará con el correr del tiempo. El UNICEF se hizo cargo de la capacitación de emergencia de unos 5.000 docentes. Dolores terminó sus primeras tres semanas de formación y ahora recibe capacitación permanente.

La aldea de Dolores, Kunhinga, se encuentra a unos 30 kilómetros al norte de Kuito, la capital de Bié. Aquí se venden libros escolares y estuches de lápices junto a frutas, cereales y calzado de tercera mano. En el pasado, cuando era necesario escoger entre la alimentación y la educación escolar, las familias se inclinaban por la comida, como es lógico. Durante el mes de la campaña “Retorno a la Escuela”, los alumnos recibieron del UNICEF materiales de educación entre los que figuraban libros, lápices, una mochila y una goma de borrar.

La campaña “Retorno a la Escuela” ha tenido tanto éxito en Bié y Malanje que el Gobierno ha decidido ponerla en práctica en todo el país en 2004, y ha asignado 40 millones de dólares para financiar la capacitación de unos 29.000 docentes adicionales y para incrementar en un 90% el número de alumnos en los primeros cuatro grados de la escuela primaria.

Una situación de emergencia diferente

En la República Popular Democrática Lao existía una situación de emergencia de otro tipo. La escasez de maestros capacitados dejó a las escuelas muy poco preparadas para educar a sus alumnos. Casi el 80% de los nuevos maestros y maestras primarios no habían recibido capacitación adecuada, y más del 50% ni siquiera había terminado la enseñanza secundaria completa.

Para satisfacer esa necesidad, el Ministerio de Educación elaboró, con el respaldo del UNICEF, el Proyecto de Mejoramiento de Docentes. El proyecto, que fue posteriormente ampliado con la ayuda del Comité Nacional de Japón, tenía dos objetivos: brindar a los docentes un nivel educacional de Clase 8 y mejorar sus aptitudes y conocimientos para la enseñanza.

Otros donantes han comenzado a participar en el proyecto, como el Banco Asiático de Desarrollo, el Organismo Sueco de Cooperación para el Desarrollo Internacional, Save the Children y los Servicios Católicos de Socorro, permitiendo ampliar el proyecto a todas las provincias del país. En 2002, casi el 77% de los maestros de escuela primaria habían recibido capacitación.


 

 

English   Français

New enhanced search