Estado Mundial de la Infancia 2004

Egipto: la realización de los sueños

UNICEF Image
© UNICEF/2000/Pirozzi
Por medio de los logros que niños y niñas como éstos consiguen en una escuela comunitaria de Egipto, los habitantes de una comunidad remota han abierto sus ojos al mundo.

Awatif Morsy tenía ocho años y vivía en Beni Shara’an, Egipto, cuando alguien fue a su casa para anotar los nombres de los niños que no iban a la escuela. Su madre le dio el nombre de Awatif, y desde entonces ella va a la escuela.

Al comienzo, no todos pensaban que la educación de las niñas fuese una buena idea. Algunos agricultores se quejaban de que perderían una mano de obra barata. Hasta el padrastro de Awatif tenía sus dudas.

Pero eso no era lo que pensaba Farouk Abdel Naim, el anciano comerciante a quién se convenció de que donara las instalaciones para la escuela. “Yo creo que en estos tiempos la educación de las niñas es aún más importante que la de los niños”, afirma el Sr. Abdel Naim. “Los hombres siempre pueden aprovechar las circunstancias, pero las niñas no. Ellas deben recibir educación para poder progresar en la vida”.

Ocho años después, la mayoría de los escépticos comparte esa opinión. Hoy en día, la escuela, que cuenta ahora con tres aulas, se considera una sabia inversión. Muchos adultos analfabetos han decidido incluso tomar ellos mismos clases de alfabetización.

El resto de Egipto sigue ahora el ejemplo de Beni Shara’an. En 2000, Egipto inauguró su propia versión de la Iniciativa de Educación de las Niñas pocos meses después de que las Naciones Unidas la hubieran puesto en marcha. La iniciativa egipcia se basó en los éxitos logrados por el UNICEF y el Gobierno con la apertura en los años 1990 de unas 200 nuevas escuelas comunitarias y unas 3.500 escuelas con una sola clase para varios grados.

En una serie de reuniones de alto nivel que presidió la Primera Dama, Su Excelencia la Sra. Suzanne Mubarak, se estableció que la educación de las niñas sería el tema del desarrollo prioritario durante el quinquenio siguiente. Esa decisión se complementó con el compromiso de eliminar la disparidad de los géneros para 2007 y beneficiar a medio millón de niñas que no reciben educación escolar. Un grupo nacional de tareas integrado por ministerios de gobierno, organizaciones no gubernamentales y organismos de las Naciones Unidas trabajaron estrechamente con grupos locales para asegurar que las escuelas pertenecen a las comunidades a las que sirven

Con el correr del tiempo ha aumentado el reconocimiento de las iniciativas de educación de las niñas realizadas en Egipto. En ese proceso, Awatif Morsy ha desempeñado una importante función. En 2001, esta niña de ocho años fue una de las tres representantes de la niñez que Egipto envió a Kampala, Uganda, donde se llevó a cabo una importante reunión preparatoria de la Sesión Especial en favor de la Infancia de las Naciones Unidas.


 

 

English   Français

New enhanced search