Estado Mundial de la Infancia 2003
Página inicial Contenido Artículos Tablas Mapas Prensa Para los niños
Courtesy of Fundacao Casa Grande/Brasil
Artículos  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  siguiente
“¡ Dilo!”

Y lo han dicho.

“¡Troç!”, que en albanés significa “dilo sin pelos en la lengua”, es un programa periodístico producido por niños de 13 a 18 años que difunde la Televisión Nacional de Albania y que siguen semanalmente unas 75.000 personas.

En un país donde casi la mitad de la población está bajo el umbral de pobreza y entre 36.000 y 44.000 emigran anualmente a otros países de Europa de manera ilegal, un grupo de entre 70 y 80 jóvenes está tratando de mejorar la situación.

“La única meta que compartimos todos”, afirma Ebi Spahiu, cronista de Troç de 16 años de edad, “es descubrir la verdad, para que la situación pueda mejorar”.

Troç, que recibe apoyo del UNICEF, demuestra ser una de las expresiones más originales e influyentes de participación juvenil en la región. Los propios jóvenes están a cargo de la redacción y producción de los programas, que no sólo son populares sino que a menudo también logran cambios. En una ocasión, un mes después que los cronistas de Troç denunciaran el trato deficiente que recibían los niños en un albergue, las autoridades locales se reunieron con el director del mismo y lo despidieron. En otra oportunidad, y como respuesta a un programa en el que se hizo hincapié en la falta de libros de texto en las escuelas secundarias de cierta población, las autoridades educacionales se apresuraron a suministrar esos materiales de estudio a tiempo para que los alumnos pudieran prepararse para sus exámenes finales.

Troç es uno de los componentes de una iniciativa mucho mayor que el UNICEF ha establecido en la región: la Red de Medios de Comunicación de los Jóvenes. El objetivo de esa iniciativa consiste en alentar las labores de grupos de jóvenes creadores en los medios de difusión mediante diversos intercambios, como las misiones en la región balcánica, pasantías, alianzas, premios, subsidios y donaciones.

Empleando los medios de comunicación como herramientas para generar tolerancia y comprensión étnica, el equipo de Troç ha difundido información sobre las actividades destinadas a fomentar la reconciliación y el diálogo entre las distintas etnias de Kosovo y la ex República Yugoslava de Macedonia. “Por medio de estos artículos”,
escribe Akil Kraja, un cronista y productor de Troç de 16 años de edad, “deseamos erigir puentes de comunicación y comprensión que unan a los jóvenes de diversos sectores étnicos. Porque la aceptación del idioma, la cultura y las tradiciones de los demás constituye el primer paso que debemos dar si queremos que reine la paz en nuestra región”.

En el Brasil, el resultado de la participación de los niños en los medios de comunicación se refleja en una pequeña población de la región nororiental del país, donde la Fundación Casa Grande atrae a los niños y jóvenes ansiosos por aprender más de lo que se les enseña en la escuela.

“Aunque ya había oído hablar de Casa Grande y admiraba su obra, ni mi marido ni yo deseábamos que nuestra hija participara en sus actividades”, explica Maria Macedo de Freitas, madre de Samara Diniz, una joven de 19 años que se desempeña como cronista de Casa Grande. “Aquí en el sertâo [la región árida del nordeste del Brasil], se
supone que las niñas se deben quedar en el hogar, junto a sus madres”.

Pero Samara solía escaparse a Casa Grande cuando terminaba su jornada escolar, y su madre debía ir a buscarla y llevarla de regreso al hogar, a instancias del padre. “Samara estaba en desacuerdo con el ‘machismo’ de su padre”, comenta la madre, “y eso es algo que no hacemos por aquí. Pero la insistencia y el éxito de mi hija me sirvieron de inspiración, y yo misma comencé a participar en las actividades de Casa Grande”. Actualmente, la Sra. Macedo de Freitas es la Directora de Educación de Casa Grande, y el padre de Samara está orgulloso de su hija.

La Fundación Casa Grande, que fue creada en 1992 por los músicos brasileños Alemberg Quindins y Rosiane Limaverde, recibe asistencia del UNICEF y otros aliados. Unos 70 niños y adolescentes participan en las tareas de planificación y en la toma de decisiones, así como en la gestión y administración de la Fundación. La organización produce vídeos, revistas de historietas, boletines y programas de radio orientados a los niños y los jóvenes. “Aunque ésta es una ciudad pequeña”, dice Samuel Macedo, de 17 años, Director de Radio e integrante del equipo de televisión y de una banda de rock, "disponemos de la misma información y los mismos conocimientos que puede tener cualquier otro joven brasileño”.

En abril de 2001, el equipo de proyectos presentó una nueva revista y un vídeo producido con el respaldo del UNICEF y de la Fundación de las Naciones Unidas. Ese material sobre la prevención del consumo de tabaco tuvo tanto éxito que se distribuyó a más de 550.000 niños y adolescentes en las escuelas de Ceará. “Las actividades que realizo aquí han cambiado mi vida”, comenta Samuel, “porque antes no pensaba mucho sobre el futuro ni me importaba demasiado la vida en general. Ahora trabajo en la coordinación de los programas de radio y televisión, sé tocar algunos instrumentos musicales, puedo trabajar con computadoras y, lo que es más importante, he aprendido a trabajar en equipo”.

Otro medio eficaz para crear oportunidades con el objetivo de que los niños den a conocer sus opiniones han sido las iniciativas en las que participan los medios de comunicación internacionales. Desde 1992, el segundo domingo del mes de diciembre miles de niños del mundo participan en la celebración del Día internacional de radio y televisión en favor de los niños. Los niños se desempeñan en estaciones de radio y televisión como cronistas, presentadores y productores de programas dedicados a temas como los derechos de los niños, la pobreza, el VIH/SIDA, la discriminación y los conflictos. El Día internacional de radio y televisión en favor de los niños, en el que participan más de 2.000 emisoras, es la mayor campaña mundial en favor de la niñez.

Esa iniciativa conjunta del Consejo Internacional de la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión y el UNICEF no se limita a la celebración del Día, sino que alienta la participación de los niños en los medios de comunicación durante todo el año. Algunos programas que habían sido creados para celebrar el Día se han convertido en programas semanales, y otros han dado lugar a la creación de instituciones de capacitación.

Ejemplo de esto es la Escuela Galaxia de Capacitación de Adolescentes en Medios Televisivos, del Sistema Central de Televisión de China, a la que asisten niños de 9 a 12 años de edad. De los casi 300 niños de Beijing que se presentaron al examen de ingreso, unos 50 fueron escogidos para recibir capacitación como periodistas de televisión, y podrán trabajar a tiempo parcial hasta los 14 años en el Sistema Central de Televisión. En un futuro cercano se dará la oportunidad de participar en estos cursos de capacitación a un número mayor de niños, ya que la Escuela Galaxia abrirá sucursales en distintos puntos del país.

“Creo que he tenido mucha suerte al lograr esta oportunidad para desempeñarme como periodista juvenil y realizar entrevistas sobre el terreno”, comenta Yang Yi, un cronista de Galaxia de 12 años de edad. “De esta manera puedo comprobar por mí mismo que se trata de un trabajo difícil, y aprender todo lo necesario para llevar a cabo buenas entrevistas. He aprendido a ser paciente, a demostrar confianza ante las cámaras y a adaptarme a las circunstancias. Mi labor como periodista juvenil me ha permitido adquirir una visión más amplia, y ha hecho posible que conociera gente y sitios que de otra manera nunca habría conocido”.

Artículos  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  siguiente