Estado Mundial de la Infancia 2003
Página inicial Contenido Artículos Tablas Mapas Prensa Para los niños
Ivan Blacev/Right to know Initiative/United Nations/2002
Artículos  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  siguiente

Cuando se les pide a los niños o a los jóvenes que digan lo que piensan, se pueden generar situaciones incómodas. ¿Qué sucede si no nos agrada lo que dicen? Desde ese punto de vista, el Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, demostró valentía y aptitudes de liderazgo cuando invitó a los niños a que manifestaran sus opiniones en la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas en favor de la Infancia, que se llevó a cabo en mayo de 2002. “Hasta ahora”, le dijo el Secretario General a la niñez, “todas las decisiones han estado a cargo de los adultos, pero ha llegado la hora de construir un mundo nuevo con los niños. Les prometo que sus voces serán escuchadas”.

Y los niños hablaron en voz alta y clara. Al presentar los resultados de la campaña “Decir sí por los niños” —que cosechó casi 95 millones de compromisos— los niños les dijeron a los dirigentes del mundo que 95 millones de personas esperaban que demostraran su capacidad de liderazgo en pro de la infancia, y que 95 millones de personas estaban dispuestas a ayudarlos en sus esfuerzos por garantizar la vigencia de los derechos de todos los niños.

En su declaración ante la Asamblea General, los niños exigieron un mundo sin pobreza, sin guerra y sin violencia. También ofrecieron sus conocimientos y su ingenio para ayudar en la búsqueda de soluciones a los problemas que les afectan. “Contamos con la voluntad, los conocimientos, la sensibilidad y la dedicación necesarios”, afirmaron los niños.

Durante la Sesión Especial, los niños estuvieron en todos lados, o así pareció. Los niños y los jóvenes presidieron reuniones, involucraron a los dirigentes mundiales en intensos debates durante las reuniones de diálogo intergeneracional, y explicaron a los medios de comunicación sus puntos de vista y expectativas. También presentaron cuestiones importantes, analizaron diversas situaciones y ofrecieron soluciones con una visión clara.

Nuestras encuestas y estudios

Durante el año previo a la Sesión Especial, en una de la serie de encuestas internacionales de niños del mundo más amplia, casi 40.000 niños de 9 a 18 años de 72 países de Asia Oriental y el Pacífico, Europa y Asia Central, y América Latina y el Caribe compartieron sus opiniones acerca de temas tales como la escuela, la violencia en sus vidas y sus expectativas con respecto a sus gobiernos. En las encuestas, que llevaron a cabo el UNICEF y sus aliados, los niños manifestaron en su mayoría que mantenían buenas relaciones con sus padres y maestros, que se sentían felices la mayor parte del tiempo y que estaban profundamente preocupados ante diversos temas económicos, sociales y ecológicos.

Pero muchos niños y jóvenes mencionaron también otras realidades más despiadadas:

Esos resultados resultan muy elocuentes con respecto al estado de nuestras sociedades y nuestros sistemas de valores. Si no prestamos atención a lo que nos dicen los niños ni hacemos algo respecto de lo que denuncian, el futuro de nuestras democracias está en peligro.

Dos de cada tres niños en América Latina y el Caribe desconfían parcial o completamente de sus gobiernos y las instituciones conexas. Los niños sienten que esas instituciones no les otorgan ninguna importancia.

En Europa y Asia Central, sólo 4 de cada 10 niños creen que las elecciones constituyen una manera eficaz de mejorar la situación de sus países. Menos de una tercera parte de los niños confía en sus gobiernos, y otro tercio de la niñez desconfía de los mismos. Cuando se les pide que mencionen de forma espontánea a personas famosas a las que admiran, sólo 2 de cada 100 niños nombran a un político o a un dirigente político.

En Asia Oriental y el Pacífico, apenas un 3% de los niños encuestados mencionó a un presidente o un primer ministro como la persona más admirada. (Aunque Timor-Leste fue una notable excepción, ya que allí la tasa fue de una 21%). En América Latina y el Caribe, la situación es aun más sombría. Muchos de los niños encuestados ni siquiera conocen a los líderes políticos. Un buen número de ellos cree que la situación de su país empeorará en el futuro, en parte porque cree que su gobierno es incapaz de resolver los problemas.

Y entre todos los niños entrevistados, la confianza en los políticos, la policía y los docentes disminuye a medida que los niños crecen y, presuntamente, adquieren mayor experiencia.

¿Y ahora?

Los funcionarios de gobierno de muchos países admiten que las encuestas destacan la importancia de escuchar las voces de los niños y de tener en cuenta sus puntos de vista cuando se toman decisiones que afectan a esos niños. Los 21 Jefes de Estado de América Latina que se reunieron en la Décima Reunión Cumbre Iberoamericana, por ejemplo, se comprometieron a estudiar más detenidamente la situación de los niños y jóvenes de sus países. Y la Organización de Seguridad y Cooperación Europea, que es la organización de seguridad regional más grande del mundo, pidió a sus misiones en el terreno que emplearan los resultados de la encuesta para enriquecer y orientar sus programas hacia el fomento del civismo democrático, la educación ciudadana, la prevención de los conflictos y la seguridad.

En las regiones donde no se realizaron encuestas, los dirigentes se enteraron de cuáles eran las inquietudes de los niños y los jóvenes por medio de las encuestas nacionales, las consultas y las conferencias juveniles. En Ammán, por ejemplo, adolescentes de 16 países que participaron en un foro juvenil regional propusieron iniciativas relacionadas con algunos de los temas que les resultaban más importantes, como los del empleo y la educación, el gran número de jóvenes que fuman y la situación de los jóvenes en los conflictos armados.

Ahora, nos tocó el turno a nosotros. Les preguntamos a los niños qué pensaban y qué esperaban. Y nos lo dijeron. “Ahora”, dijo Carol Bellamy durante la clausura de la Sesión Especial, “llegó la hora de pasar a la acción”.

 

Artículos  |  1  |  2  |  3  |  4  |  5  |  6  |  7  |  8  |  siguiente