Estado Mundial de la Infancia 2003
Página inicial Contenido Artículos Tablas Mapas Prensa Para los niños
Por qué hay que escuchar a los niños

El UNICEF dice que ofrecer a la niñez un papel constructivo es esencial para su desarrollo, y para lograr un mundo más unido y pacífico

MÉXICO, 11 de diciembre de 2002 – Sobre la base de una serie de encuestas que indican que decenas de millones de niños y niñas en el mundo se sienten alejados de las instituciones políticas y carecen de confianza en sus gobiernos, el UNICEF dijo hoy que es preciso ofrecer a la infancia la posibilidad de expresar sus opiniones y aumentar las oportunidades para que participen en las decisiones que les afectan.

“En un mundo sacudido por los conflictos y dividido por la pobreza es absolutamente esencial aceptar, escuchar e involucrar a los niños en la tarea de construir un mundo mejor para ellos mismos”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Posibilitar que los niños, las niñas y los adolescentes participen de forma constructiva en sus comunidades y países es crucial para fomentar su inherente optimismo y prepararles para una edad adulta constructiva y significativa”.

Durante la presentación del informe anual más importante del UNICEF, el Estado Mundial de la Infancia de 2003, Bellamy dijo que varias encuestas celebradas en cuatro continentes durante los últimos tres años sobre una muestra de 40.000 niños y niñas, permiten concluir que millones de menores de edad tienen dudas sobre la utilidad del voto como un método para mejorar sus vidas y no consideran a los dirigentes gubernamentales como modelos de conducta.

“Por medio de estas conclusiones, los niños nos han expresado algo muy importante sobre los valores con los que están creciendo”, dijo Bellamy. “Nuestra primera respuesta debe ser simplemente escuchar lo que nos dicen, porque de hecho lo que nos están diciendo es que no les escuchamos lo suficiente. Nuestra segunda respuesta debe ser involucrar a los niños y los adolescentes, ofrecerles un papel positivo para que intervengan en las cuestiones que les afectan, y aprovechar sus aportaciones y su entusiasmo para contribuir al logro de cambios positivos”.

Bellamy dijo que las investigaciones recientes, unidas a la experiencia positiva del UNICEF a la hora de involucrar a la niñez en sus programas, llevó a la organización a dedicar su publicación más importante a este tema. El Estado Mundial de la Infancia de 2003 examina una cuestión que ha sido muy poco analizada hasta la fecha, la “participación infantil”, es decir, el grado en que se posibilita la intervención constructiva de los niños y los jóvenes en cuestiones que afectan sus vidas. En el informe se asegura que la participación infantil es esencial a fin de preparar a la niñez para las responsabilidades que deberán asumir cuando sean adultos, así como para lograr sociedades más unidas.

“Gracias a la participación y la integración a edades tempranas en temas que les atañen, lejos de fomentar la anarquía o la falta de respeto a la autoridad, o de socavar la autoridad paterna, vemos una generación de jóvenes que es más respetuosa y se preocupa más por sus derechos y los derechos de los demás”, señala el informe.

La publicación asegura también que pasar por alto la participación infantil supone un grave error. El documento advierte que la exclusión de los niños del proceso de toma de decisiones, y la falta de oportunidades para intervenir de manera constructiva en cuestiones que afectan directamente sus vidas a medida que alcanzan la madurez, menoscaba el desarrollo de aptitudes fundamentales, entre ellas la capacidad de expresarse por sí mismos, negociar diferencias, tomar decisiones vitales responsables, comprometerse en un diálogo positivo o responsabilizarse de sí mismos, su familia, su comunidad y su sociedad.

Qué aporta la niñez

Por encima de los beneficios a largo plazo para los propios niños y las sociedades que dirigirán algún día, El Estado Mundial de la Infancia de 2003 llega a la conclusión de que cuando los niños encuentran una manera apropiada de participar en las decisiones y las medidas de los adultos, estas decisiones y medidas suelen ser más positivas, más creativas, más enérgicas y más fructíferas.

“Los niños han demostrado que, cuando se involucran, pueden influir de un modo apreciable en el mundo que les rodea. Poseen las ideas, la experiencia y las intuiciones que enriquecen el entendimiento de los adultos y realizan una aportación positiva a las acciones de los adultos”, señala el informe.

En el documento se citan también numerosos ejemplos sobre cómo los niños, cuando se les escucha y se les ofrece la posibilidad de actuar, han introducido cambios positivos en sus comunidades. Ejemplos:

Alcanzar los Objetivos para el Milenio

Bellamy señaló que de los ocho objetivos principales adoptados por las naciones del mundo en 2000 –conocidos como los Objetivos de Desarrollo para el Milenio– seis se refieren a la infancia y exigirán una inversión constante en el bienestar de la niñez. La Directora Ejecutiva del UNICEF señaló que escuchar a los niños, comprender sus perspectivas e involucrarlos en las actividades destinadas a alcanzar los Objetivos para el Milenio es fundamental a la hora de alcanzar el éxito. La mayoría de los objetivos tienen como plazo el año 2015. Pero uno de ellos, referido a la mejora de las oportunidades en la educación para las niñas, deberá cumplirse en 2005.

El informe del UNICEF asegura que los dirigentes del mundo deben aprovechar los aportes de los jóvenes y reconocer que son un recurso importante. Y exhorta a los gobiernos a que comiencen a enseñar a la niñez valores democráticos en su primera infancia ampliando su acceso a la educación y fomentando su participación en las actividades de la sociedad civil y el gobierno.

“Si fracasamos a la hora de promover la participación infantil desde la primera infancia, estamos echando a perder una sorprendente oportunidad de profundizar la democracia y la dignidad humana en el mundo”, dijo Bellamy. “Este fracaso deja a los jóvenes con un sentimiento de impotencia y exclusión de la sociedad – y esto puede suponer un costo enorme”.

El informe del UNICEF señala que todavía 150 millones de niños sufren a causa de la desnutrición, que 120 millones de niños en edad escolar no acuden a la escuela (la mayoría niñas), y que 6.000 niños y jóvenes se infectan todos los días con el VIH. El informe asegura que involucrar a los niños y los jóvenes e incorporarlos a los procesos de toma de decisiones y a las actividades de prevención que afectan sus vidas es esencial para abordar estos problemas.

“Escuchar las opiniones de los niños no significa simplemente respaldar sus puntos de vista”, señala el informe. “Más bien, de lo que se trata es de entablar con ellos un diálogo y un intercambio que les permita aprender formas constructivas de influir el mundo que les rodea. El toma y daca social de la participación alienta a los niños a asumir responsabilidades cada vez mayores como ciudadanos activos, tolerantes y democráticos en proceso de formación”.

***

La presentación internacional en México

Bellamy presentó hoy El Estado Mundial de la Infancia de 2003 en México, donde también participó en un diálogo intergeneracional que reunió en la misma mesa a niños mexicanos y dirigentes nacionales, entre ellos el Presidente Vicente Fox.

Bellamy dijo que presentar el informe en América Latina resultaba especialmente apropiado porque la región ha sido pionera a la hora de reconocer y poner en práctica los derechos de la infancia, inclusive el derecho de la niñez a participar en todas las cuestiones que le afectan.

“América Latina ha demostrado una extraordinaria capacidad de liderazgo cuando se trata de escuchar y respetar los puntos de vista de la niñez”, dijo Bellamy. “Estoy especialmente agradecida al Presidente Fox por su compromiso con los derechos de la infancia y por mostrar a su país la importancia y el valor que representa atraer e involucrar a los niños en la construcción de un mundo mejor”.

Presentación europea en Bruselas

En Bruselas, el informe fue presentado hoy en conjunción con los actos conmemorativos del 50 aniversario del Comité Nacional de Bélgica en pro del UNICEF.

El Director Ejecutivo Adjunto del UNICEF, Kul Gautam, coordinó un debate sobre la participación infantil con la colaboración de jóvenes de Benin, Congo, Eslovenia, Italia, Namibia, los Países Bajos, el Reino Unido y Bélgica. Los niños y las niñas intercambiaron sus perspectivas e ideas en un acto denominado “Los niños, actores del cambio”. También participaron Vanessa Redgrave, Representante Especial del UNICEF para las Artes del Espectáculo e importantes personalidades políticas de Bélgica y del Parlamento Europeo.


For additional information and interviews with UNICEF experts, please contact:

Alfred Ironside, UNICEF Media
New York & Mexico City (212) 326-7261

Wivina Belmonte, UNICEF Media
Geneva & Brussels (4179) 204-2345

Mitchie Topper, UNICEF Media
New York (212) 303-7910

Monica Sayrols, UNICEF Media
Mexico City (52-55) 5202-3233, ext. 207

Salvador Herencia, UNICEF Media
Panama City & Mexico City (507) 616-3159

Kate Donovan, UNICEF Media
New York (212) 824-6722