Página principal | English | Français

Publication in English | Publication en français

UNICEF El Estado Mundial de la Infancia
2002 Photo © UNICEF

Liderazgo

 

La educación de las niñas en el Afganistán

Los niños y niñas de la apartada provincia nororiental de Badakhshan, situada en el Afganistán, se benefician en cierto modo de vivir lejos de la capital, Kabul. Tradicionalmente, esta provincia ha estado más comprometida con la educación que la mayoría de las otras zonas del Afganistán, a pesar de su pobreza y del peligro de terremotos.

© UNICEF/00-0910/Lemoyne

Sentadas en el suelo de un aula de Faizabad (noreste de Afganistán), las niñas toman notas en sus cuadernos

Los organismos internacionales cumplen una importante función asistiendo al mal dotado departamento de educación de la zona, así como fomentando la educación de las niñas. El abastecimiento de materiales didácticos ha constituido una esfera de apoyo decisiva. Otra ha sido la formación de los maestros y maestras de la zona. En el año 2000 el Programa Mundial de Alimentos, en cooperación con el UNICEF y con el Comité para el Afganistán de Noruega, puso en marcha en cinco distritos piloto un programa de alimentos por educación que facilitaba a los maestros y los alumnos que asistían con regularidad a clase una ración mensual de trigo y daba a las niñas una ración extra de aceite comestible.

El impacto de los programas de este tipo puede medirse. En 1993 había 45.000 niños escolarizados, siendo del 19 por ciento la proporción de niñas. Las últimas estadísticas oficiales muestran que ahora hay 64.000 niños escolarizados, de los cuales una tercera parte son niñas. Además, el 29 por ciento de los maestros de provincia son mujeres, mientras que en 1993 la proporción era del 15 por ciento.

Claro está que estas cifras son ominosas en el plano internacional y en comparación con lo que prevé la Convención sobre los Derechos del Niño. El UNICEF seguirá procurando dar a todos los niños y las niñas de la provincia la oportunidad de educación que les corresponde por derecho propio.

Sin embargo, en Badakhshan, en medio de condiciones poco prometedoras, las mejoras educativas son alentadoras. Si un programa de educación de niñas puede surtir efecto aquí, puede surtir efecto en cualquier otro lugar.

###

Página anterior: El cuidado del niño en la primera infancia en Jordania

Continuar: El maestro anónimo de Mozambique

 

 
 

Artículos breves: cambiar el mundo

 
*
La inmunización y más... en Filipinas
 
*
El cuidado del niño en la primera infancia en Jordania
 
**
La educación de las niñas en el Afganistán
 
*
El maestro anónimo de Mozambique
 
*
La educación y el VIH/SIDA en Malawi
 
*
La protección de la infancia
 
*
Niños de Liberia: decididos a cambiar su futuro
 
*
Jóvenes dirigentes palestinos
 
*
Reconstrucción de El Salvador a cargo de la juventud
 
*
"Decir sí por los niños"