Página principal | English | Français

Publication in English | Publication en français

UNICEF El Estado Mundial de la Infancia
2002 Photo © UNICEF

Liderazgo

 

VIII. Escuchar: tarea de líderes

Cuando los adultos no escuchan a los jóvenes, suelen andar totalmente desencaminadas sus opiniones sobre las necesidades de la infancia.

© UNICEF/00-0513/Hernandez-Claire

Niños ayudándose mutuamente para rellenar formularios de un referéndum en unas elecciones donde casi 4 millones de niños y niñas y adolescentes de México manifestaron sus puntos de vista sobre los valores y prácticas democráticos y sobre los problemas públicos.

Unos investigadores de Londres pidieron a un grupo de niños y niñas de edad comprendida entre los 4 y los 5 años que crearan un mural sobre su entorno. Los investigadores observaron que esos niños no querían zonas de juego cubiertas de hierba, como daban por sentado muchos adultos. Preferían el cemento, pues en la hierba se ocultan a veces cristales rotos, excrementos de perro y jeringuillas usadas por drogadictos.

Tras pasar más de dos decenios escuchando las opiniones de los jóvenes, el Comité de Fomento Rural de Bangladesh (BRAC) aprendió a volver a plantearse sus supuestos y estereotipos. Al principio, el BRAC creía que el principal interés de las niñas era el matrimonio, pero esta organización pronto descubrió que las adolescentes preferían educación. Actualmente, el BRAC forma a muchas adolescentes para que trabajen de maestras, coordinadoras de centros de lectura y fotógrafas.

El UNICEF puso en marcha una serie de sondeos regionales de opinión de jóvenes para contribuir a la evaluación del progreso alcanzado en favor de los derechos de la infancia. Se preguntó a niños y niñas de Asia oriental y del Pacífico, Europa y Asia central y América Latina y el Caribe que manifestaran sus opiniones acerca de temas como la educación, la violencia en su vida, el VIH/SIDA y la injusticia social. Los jóvenes, cuyas edades estaban comprendidas entre los 9 y los 18 años, pertenecían a todos los segmentos de la población: ricos y pobres, niñas y niños, población rural y urbana.

En Asia oriental y el Pacífico, la mitad de los sondeados mencionaron la educación y la escuela como derecho de la infancia y la escuela como el principal tema de debate con sus amigos. En Europa y en Asia central, los niños y niñas manifestaron el parecer de que las familias pobres y los niños y niñas discapacitados padecen una discriminación continua. En América Latina y el Caribe, los participantes opinaban que no se les informaba en materia de educación sexual, VIH/SIDA y drogas.

Pedir opiniones a los niños y niñas es un acto, además de inteligente, legal. Al aprobar la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, los países se comprometieron a incluir los derechos de la infancia en sus decisiones de política, con lo cual quedaba abierta la puerta al desempeño por parte del niño de un importante papel de contribución en las familias, las comunidades y las naciones.

###

Si desea obtener más información sobre los temas mencionados en el texto, pulse el siguiente enlace (algunos de los enlaces están disponibles solamente en inglés):
Comité de Fomento Rural de Bangladesh (BRAC)

Página anterior: Lo que es bueno para la infancia es bueno para el mundo

Continuar: El precio del silencio de los niños

 

 
 

"Resumen..."

 
*
El liderazgo de 1990 a 2000
 
*
La Sesión Especial de las Naciones Unidas en favor de la Infancia
 
*
Movimiento Mundial en favor de la Infancia: "Decir sí por los niños"
 
*
La magia del liderazgo
 
*
El liderazgo en acción
 
*
Retos del liderazgo
 
*
Lo que es bueno para la infancia es bueno para el mundo
 
**
Escuchar: tarea de líderes
 
*
El precio del silencio de los niños
 
*
Todas las naciones cumplen una función