Página principal | English | Français

Publication in English | Publication en français

UNICEF El Estado Mundial de la Infancia
2002 Photo © UNICEF

Liderazgo

 

X. Todas las naciones cumplen una función

La inversión en capital humano, particularmente en la infancia, genera las mayores ganancias por dólar invertido. Aunque los efectos no sean evidentes de inmediato, esta inversión es la herramienta más eficaz para acabar con la pobreza mundial.

© UNICEF/00-0438/Balaguer

La inversión en adolescentes como éstos, absortos en un taller de multimedia de Bahía (Brasil), facilita un liderazgo decisivo para seguir orientando el mundo dentro del nuevo milenio.

Algunos dirigentes desencaminados, que buscan apaños rápidos o reconocimiento inmediato, suelen invertir en cuestiones que generan un rendimiento concreto y visible. Las oportunidades de salir en fotos de prensa son innumerables. Los dirigentes políticos posan ante una carretera recién construida. Los directores de empresas anuncian avances en las telecomunicaciones en virtud de los cuales las personas pueden participar en reuniones sin tener que salir de casa. Los científicos muestran a las cámaras ovejas clonadas.

Menos espectacular es posar junto a un bebé inmunizado, bien alimentado y despierto mentalmente o junto a un niño que aprende a leer y escribir o un joven que adquiere capacidad de liderazgo. Sin embargo, la preparación del bienestar de los futuros líderes importa mucho más para el desarrollo.

Para cumplir la promesa de la Convención sobre los Derechos del Niño, todos los niños y niñas deben gozar de buena salud desde el principio de sus vidas, disponer de acceso a una educación básica de calidad y contar con la preparación necesaria para forjarse un futuro productivo.

Cuando los países invierten la niñez (cuidados en la primera infancia, educación básica de calidad y formación para la vida práctica dirigida a los adolescentes) los resultados son asombrosos.

En Colombia, los niños que disponen de cuidados en la primera infancia cuentan con el doble de posibilidades de terminar la escuela primaria que los que carecen de experiencia preescolar.

La educación de calidad (especialmente para las niñas) es la manera más rápida de abordar la pobreza. La educación ha demostrado que es el antídoto más eficaz contra el trabajo infantil y la infección del VIH.

La inversión en adolescentes facilita un liderazgo vital para guiar el avance del mundo dentro del nuevo milenio. Dotándolos de capacidad de negociación, resolución de problemas, resolución de conflictos, adopción de decisiones y comunicación son halagüeñas las posibilidades de reducir la pobreza, los conflictos armados y las plagas en el futuro.

Se han sentado las bases de acción. Cada nación debe contribuir, de la más poderosa a la más humilde. La Iniciativa 20/20 de las Naciones Unidas pide a las naciones que se comprometan a destinar un 20 por ciento de sus gastos presupuestarios y un 20 por ciento de la asistencia oficial para el desarrollo a servicios sociales básicos (educación, asistencia sanitaria, planificación familiar, sistemas adecuados de abastecimiento de agua y saneamiento y socorro en casos de calamidades).

Ha llegado la hora de sentar las bases y empezar a construir el futuro.

###

Página anterior: El precio del silencio de los niños

Continuar: La inmunización y más … en Filipinas

 

 
 

"Resumen..."

 
*
El liderazgo de 1990 a 2000
 
*
La Sesión Especial de las Naciones Unidas en favor de la Infancia
 
*
Movimiento Mundial en favor de la Infancia: "Decir sí por los niños"
 
*
La magia del liderazgo
 
*
El liderazgo en acción
 
*
Retos del liderazgo
 
*
Lo que es bueno para la infancia es bueno para el mundo
 
*
Escuchar: tarea de líderes
 
*
El precio del silencio de los niños
 
**
Todas las naciones cumplen una función