Página principal / Version française / English version / Copyright
 
   
   
 

Recuadro 3

Embarazos saludables: los derechos de la mujer y el niño

Entre las numerosas causas de enfermedad, discapacidad y defunción de los niños, ninguna tiene consecuencias de mayores proporciones y mayor alcance –pese a ser más fácilmente prevenible– que la mala salud de la madre durante el embarazo. Esos perjuicios no sólo son imperdonables, sino también innecesarios y pueden evitarse mediante acciones que cuestan apenas tres dólares per cápita y por año.

The short-term and long-term effects of early nutrition

Al asegurar que los embarazos sean saludables, es evidente que se pueden lograr efectos profundos sobre las mujeres, los niños y la sociedad en general. Las embarazadas necesitan nutrición adecuada y buena y accesible atención prenatal, del parto, obstétrica y posnatal, además de evitar los entornos contaminantes, el trabajo agotador y las situaciones de grave tensión, como los conflictos armados. Las inversiones efectuadas en la nutrición de las madres –en proteínas, vitamina A y suplementos de hierro o alimentos fortificados con hierro– arrojan grandes beneficios. Si se eliminara la malnutrición entre las embarazadas, se reducirían en casi un tercio los casos de discapacidad en sus hijos. Cuando los lactantes están en situación de riesgo, los programas de atención en la primera infancia pueden contribuir a prevenir las discapacidades.

Es preciso que las niñas y las mujeres jóvenes dispongan de mejores oportunidades educativas, a fin de poder atender mejor a sus hijos. Es menester que se detecten el VIH/SIDA y las enfermedades de transmisión sexual en las mujeres de todas las edades. Es preciso incluir a los padres en los programas sobre crianza de los hijos. Las comunidades necesitan agua no contaminada y saneamiento y las sociedades necesitan disponer de valores y leyes que defiendan el respeto y la no discriminación de la mujer.

 

Effects of maternal exposure to famine

 

  Página anterior | Continuar