Página principal / Version française / English version / Copyright
 
   
   

Una niña con solo unos minutos de nacida en los Estados Unidos.

Estado Mundial de la Infancia 2001: Primera infancia

Todo lo que ocurre durante los primeros años de la vida de un niño, desde el nacimiento hasta los tres años, ejerce una enorme influencia en la manera en que se desarrolla después la infancia y la adolescencia. Sin embargo, esta época fundamental pasa a menudo desapercibida en las políticas, programas y presupuestos de los países. Sobre la base de informes de todo el mundo, el Estado Mundial de la Infancia 2001 describe las vidas diarias de los progenitores y los cuidadores que luchan, pese a la guerra, la pobreza y la epidemia del VIH/SIDA, por proteger los derechos de estos niños de corta edad, y por satisfacer sus necesidades.

Decisiones que es preciso tomar: La primera parte del informe defiende la inversión en los recursos destinados a los primeros años de la infancia, antes de la edad de tres años, cuando el desarrollo del cerebro es más maleable y los derechos son más vulnerables. Describe las posibilidades que disponen los gobiernos para realizar inversiones en los sectores adecuados y en el momento preciso, a fin de asegurar la promoción de los derechos de los niños menores de tres años y la satisfacción de sus necesidades. Y ofrece información sobre la importancia de los programas de atención del niño en la primera infancia no solamente para los niños y las niñas, sus progenitores y las personas encargadas de su cuidado, sino también para el progreso integral de los países.

Una opción necesaria: La atención a los niños de menor edad es más necesaria cuando más difícil resulta garantizarla: en los países donde el azote de la pobreza, la violencia y las epidemias devastadoras es el mayor obstáculo para que se cumplan las esperanzas y los sueños de los progenitores para el futuro de sus hijos. Esta sección defiende la tesis de que la atención del niño en la primera infancia puede actuar como un antídoto eficaz contra los ciclos de la violencia, el conflicto, la pobreza y el VIH/SIDA.

La única opción responsable: Los progenitores tratan de promover el bienestar de sus hijos incluso a pesar de confrontar grandes adversidades. Tanto en los países industrializados como en los países en desarrollo reciben orientación y asistencia de redes no oficiales de apoyo y organismos comunitarios que disponen de programas enormemente originales de atención infantil. La sección final describe estos experimentos y experiencias y demuestra por qué, a largo plazo, la inversión en la atención durante la primera infancia resulta rentable.

 

  Página anterior | Continuar