Panorama: Níger

Las madres del Níger protegen la salud de sus bebés cuidando la propia

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Aminatou Moukaila es sometida a un examen de salud prenatal en el Centro de atención integral de la salud Madina, que funciona en Niamey, la capital del Níger.

Por Guy Degan

La edición de este año del principal informe de UNICEF, El Estado Mundial de la Infancia, que será presentado el 15 enero, se refiere a la necesidad de zanjar una de las brechas más profundas que separan a los países industrializados de las naciones en desarrollo en materia sanitaria: la mortalidad materna. A continuación, un artículo que forma parte de una serie sobre el tema.

NIAMEY, Níger, 9 de enero de 2009 – Aminatou Moukaila, embarazada de ocho meses con su segunda criatura, llegó al Centro de atención integral de la salud Madina en esta ciudad capital para hacerse su examen médico periódico. La Sra. Moukaila es una de las miles de mujeres beneficiadas por la reciente aplicación de un sistema de atención gratuita de la salud prenatal en el Níger, un país cuyas tasas de mortalidad materna y en la infancia figuran entre las más elevadas del mundo y donde, como promedio, cada mujer da a luz siete hijos.

Debido a que menos de un 50% de las mujeres embarazadas nigerinas tienen acceso a servicios de atención de la salud prenatal, UNICEF colabora con el Gobierno para aumentar la disponibilidad y mejorar la calidad de esos servicios, especialmente en las zonas rurales. Asimismo, UNICEF se propone brindar capacitación a más agentes sanitarios para que los alumbramientos sean más seguros, se dé mejor respuesta a los casos de emergencia obstétrica y se suministre atención adecuada a los recién nacidos.

El fomento de los partos asistidos

Para las mujeres del Níger, el parto en el hogar es una tradición profundamente enraizada. Al aspecto sociocultural de ese fenómeno se debe agregar las grandes distancias que hay que recorrer para llegar a los establecimientos sanitarios, la baja calidad de los servicios de atención de la salud y la falta de conocimiento sobre las ventajas de los alumbramientos  atendidos por personal especializado.

En este país, dar a luz en un centro sanitario rural cuesta el equivalente de dos dólares, mientras que en las zonas urbanas el costo llega a seis dólares. El salario diario promedio de un trabajador nigeriano es de alrededor de un dólar.

Solamente una de cada tres madres del Níger da a luz en un hospital o un puesto sanitario, o con la ayuda de una partera capacitada. Además, muchas de las mujeres sólo acuden a los establecimientos de salud cuando no tienen más remedio que hacerlo debido a que han sufrido complicaciones, y con frecuencia cuando ya es demasiado tarde.

Para reducir la mortalidad de madres e hijos, varios centros de salud materna que reciben apoyo de UNICEF se dedican a concienciar a las mujeres sobre la importancia de los servicios de atención de la salud prenatal y de dar a luz bajo la atención de personal experimentado.

“Tenemos una de las tasas de mortalidad materna más elevadas del mundo. También es alta la tasa de mortalidad infantil”, explica la Dra. Marie-Claire Mutanda, Especialista en VIH/SIDA y Salud Materna y de los Recién Nacidos de UNICEF. “De manera que cuando las madres utilizan estos servicios pueden recibir ayuda en casos de emergencia, ya que la mayor parte de las situaciones de emergencia obstétrica ocurren durante el alumbramiento”.

Los beneficios de la atención prenatal

Gracias al apoyo de UNICEF, todas las mujeres embarazadas que asisten a las clínicas de atención de la salud prenatal reciben mosquiteros tratados con insecticida, medicamentos esenciales, vacunas contra el paludismo y el tétano y suplementos de vitaminas y micronutrientes que protegen su salud durante el embarazo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Los embarazadas que asisten a las clínicas de atención de la salud prenatal reciben mosquiteros tratados con insecticida, medicamentos esenciales, vacunación contra el paludismo y el tétanos y suplementos de vitaminas y micronutrimentos.

Las mujeres embarazadas también reciben orientación acerca de la importancia de hacerse el examen del VIH para prevenir la transmisión de ese virus de la madre al hijo.

“Yo les aconsejo a mis amigas que vayan a ver a las especialistas de salud prenatal porque es bueno estar al tanto de la salud del hijo por nacer. Las que no van corren peligro de sufrir complicaciones y perder a sus bebés”, explica Aminatou Moukaila, que recibe atención en el Centro de atención integral de la salud Madina, en Niamey.

Ayuda domiciliaria

En la región del Maradi, en el Níger meridional, los agentes sanitarios viajan hasta las aldeas más distantes y apartadas para vigilar el estado de salud de los recién nacidos y satisfacer las necesidades posparto de las madres recientes. Los agentes les aconsejan que consuman agua pura, les enseñan a tratar la diarrea y les exhortan a que practiquen el amamantamiento exclusivo.

Mediante otras campañas de información se conciencia a las mujeres acerca de los riesgos de los embarazos demasiado frecuentes o a edad demasiado joven. Mediante esas labores se ayuda a las mujeres del Níger a dar a luz en condiciones seguras una generación de niños y niñas más sanos.


 

 

Vídeo (en inglés)

Guy Degan, corresponsal de UNICEF, informa sobre los logros de la atención prenatal gratuita en el Níger.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda