Zimbabwe

La Directora Ejecutiva de UNICEF se reúne con el Primer Ministro de Zimbabwe

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2009
Durante una visita a Zimbabwe en enero de 2009, la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, conversa con varios niños y niñas en una fuente de agua en Budiriro, donde funciona uno de los 70 centros sanitarios establecidos para hacer frente a un brote de cólera. Los puestos sanitarios reciben apoyo de UNICEF.

WASHINGTON, DC, Estados Unidos, 12 de junio de 2009 – La Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, se reunió hoy con Morgan Tsvangirai, Primer Ministro de Zimbabwe, y con tres ministros de su gobierno.

Durante la reunión, la Sra. Veneman reiteró el compromiso de UNICEF con el pueblo de Zimbabwe. En su encuentro, la Directora Ejecutiva y los funcionarios de Zimbabwe hablaron acerca de la necesidad de aumentar el acceso a la educación, generar más oportunidades para la juventud y rehabilitar los sistemas de suministro de agua y saneamiento en todo el país.

Tsvangirai realiza una gira por los Estados Unidos y diversas naciones de Europa para solicitar apoyo financiero para su país, que cuenta con un nuevo gobierno de poder compartido. Veneman había visitado Zimbabwe en enero, cuando se reunió con el Presidente Robert Mugabe, los principales ministros de gobierno y otros dirigentes nacionales.

Del colapso a la renovación
Zimbabwe sufrió graves problemas en 2008, entre ellos el colapso de sus servicios sociales básicos. Un 80% de las escuelas del país dejaron de funcionar porque los maestros no podían ir a trabajar, y también cerraron sus puertas todas las clínicas y hospitales públicos, con el consiguiente aumento de las tasas de mortalidad.

Hacia fines de año, Zimbabwe sufrió un devastador brote de cólera que dejó un saldo de casi 100.000 personas infectadas.

Este año, sin embargo, en Zimbabwe han renacido las esperanzas. Un programa de incentivos que puso en marcha UNICEF en colaboración con varios aliados y gracias a un programa de recaudación de fondos de emergencia, hizo posible que los trabajadores de la salud regresaran a las clínicas y los hospitales a fines de enero. UNICEF también adquirió y distribuyó un 70% de los medicamentos esenciales requeridos por 1.400 centros de atención de la salud.

Un masivo esfuerzo humanitario
En la actualidad, los niños y niñas disfrutan nuevamente de servicios sanitarios básicos. La campaña de los Días Nacionales de Inmunización hace posible que dos millones de niños y niñas que no pudieron ser vacunados el año pasado contra el sarampión y la poliomielitis reciban ahora las vacunas que les faltan, además de suplementos de vitamina A.

Por otra parte, las intervenciones en materia de suministro de agua y saneamiento y servicios de higiene y salud que coordina UNICEF han permitido controlar el brote de cólera.

UNICEF también desempeñó un importante papel en la negociación del acuerdo entre los sindicatos nacionales de docentes y el Ministerio de Educación. Los maestros y maestras han regresado a sus lugares de trabajo y más de tres millones de alumnos y alumnas tienen una vez más acceso a la educación en ámbitos de estudios donde están seguros y reciben protección. UNICEF también ha prestado ayuda a más de 300.000 huérfanos y niños en situación de vulnerabilidad.

Este año, UNICEF está asignando más de 100 millones de dólares a esas actividades humanitarias que garantizan la prestación de servicios sociales básicos y la protección de los niños y niñas más vulnerables de Zimbabwe.

 


 

 

Búsqueda