Panorama: Estados Unidos

Lucy Liu, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, ayuda a crear conciencia sobre la trata de niños

Imagen del UNICEF
© USAID/2009
La Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Lucy Liu, habla sobre el flagelo que constituye la trata de niños, durante un simposio organizado por la Agency for International Development (agencia estadounidense para el desarrollo internacional), en Washington D.C.

WASHINGTON, D.C., 18 de septiembre de 2009 – Esta semana, Lucy Liu, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, pronunció un apasionado discurso, para ayudar a crear conciencia sobre los 1,2 millones de niños y niñas que se estima son víctimas de la trata anualmente en todo el mundo.

La actriz, mundialmente aclamada y activista de causas humanitarias, habló durante un simposio organizado por la la Agency for International Development (agencia estadounidense para el desarrollo internacional), el 16 de septiembre.

Desde su designación como Embajadora de Buena Voluntad, en 2004, Lucy Liu se ha vinculado a una serie de iniciativas que buscan poner fin a la trata de niños. Recientemente produjo un documental titulado “Red Light”, que se concentra en el problema de la trata en Camboya.

Efectos en las mujeres y las niñas
En el evento organizado por la agencia estadounidense, Liu describió la experiencia de las niñas que son objeto de trata en los Estados Unidos y a escala mundial.

“Sin opciones y sin la protección que necesitan”, dijo, “los niños y las niñas más pobres del mundo son reclutados cada vez con mayor frecuencia para explotarlos con fines sexuales y para convertirlos en mendigos, combatientes y para rebuscar entre los desperdicios. También son reclutados para trabajar en fábricas y en granjas, y en el servicio doméstico en condiciones de servidumbre”.

Como manifestó Liu, la trata de personas con fines de explotación sexual es la más común, y la mayoría de sus víctimas son mujeres y niñas. La trata, cuyo objetivo son los trabajos forzosos, es la segunda forma más común.

Crear un entorno protector
Otros ponentes durante el simposio fueron Alonzo Fulgham, Administrador Interino de la Agency for International Development; Luis C. de Baca, Embajador en Misión Especial para Supervisar y Combatir la Trata de Personas; y Marilyn Carlson Nelson, Directora General de Carlson Companies.

Los participantes destacaron la dificultad que plantea la recopilación de estadísticas sobre la trata de personas y el hecho de que, cuando se obtienen, no son fiables. Por ejemplo, no es fácil saber cuántos niños son víctimas de este flagelo con fines de explotación en labores domésticas, pues la servidumbre en los hogares privados se suele ocultar, además de que no está reglamentada.

Las intervenciones de UNICEF para proteger a los niños contra la trata, la explotación sexual comercial y otras formas de abuso se enfocan en la creación de entornos protectores. En esta clase de entornos, las personas de todos los niveles sociales se esfuerzan para lograr la aplicación de las leyes que protegen a la infancia. También brindan información a los niños, a los educadores y a los encargados de prestar servicios sociales acerca de la manera de prevenir y combatir el abuso y la discriminación.

“Creo firmemente que hay esperanza”, dijo Lucy Liu. “Y lo creo porque, en todo el mundo, hay gente trabajando con dedicación por esta causa en organismos como UNICEF y la Agency for International Development”.


 

 

Búsqueda