Sudán

Emmanuel Jal: De niño soldado a estrella del hip hop con un mensaje de paz

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2008/Marin
Emmanuel Jal actúa durante un debate sobre los niños afectados por los conflictos armados que se llevó a cabo el 15 de julio de 2008 en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

Por Ticiana Maloney y Elizabeth Njinga

NUEVA YORK, Estados Unidos, agosto de 2008 – Ha transcurrido más de una década desde que el aclamado astro del hip hop Emmanuel Jal dejó de ser niño soldado en el Sudán. Emmanuel tuvo la fortuna de vivir para contarlo y hoy en día es un músico de proyección internacional que tiene un mensaje que difundir.

“Cada uno de mis álbumes se refiere a un tema específico”, explica. “El más reciente, “War Child”, se refiere a mi historia y mis experiencias, a lo que he visto de la guerra y lo que querría cambiar. Porque yo deseo marcar una diferencia”.

A los siete años de edad, Emmanuel fue uno de los miles de niños y niñas reclutados por la fuerza por el Ejército de Liberación Popular del Sudán. Muchos de esos niños no sobrevivieron, pero Emmanuel fue afortunado. A los 13 años conoció a un trabajador humanitario que lo rescató del Sudán y lo llevó a Kenya. En ese país vecino, Emmanuel recibió educación escolar y su vida tomó un nuevo rumbo.

“Lo que sucedió fue que recibí ayuda y educación”, explica.

Por la paz y la reconciliación

Emmanuel siempre sintió que la educación le ofrecía la posibilidad de ampliar su identidad, no de adoptar una nueva.

“Me siento responsable. Alguna vez fui niño soldado, y conozco a muchos que estuvieron en la misma situación”, agrega.

Imagen del UNICEF
© 2008/Cary Hammond
En su más reciente álbum, 'War Child', Emmanuel Jal usa el hip-hop para enviar un mensaje de paz y reconciliación.
Emmanuel comprende profundamente las circunstancias que determinaron que se convirtiera en niño soldado, y está decidido a emplear sus aptitudes y su talento para compartir su experiencia con el resto del mundo. El medio que emplea para difundir su poderoso mensaje de paz y reconciliación es el hip hop.

“Logré sobrevivir para poder contar algo”, apunta el joven artista. “Cuento mi historia mediante la música, y quiero que esta historia sea motivo de inspiración para mucha gente”.

Fama mundial

El mensaje de paz de Emmanuel ha sido difundido a todo el mundo por medios tan diversos como CNN y MTV. Recientemente, un documental sobre su vida titulado “War Child” obtuvo el premio Cadillac Audience en el Festival de Cine de Tribeca, en Nueva York. En 2009 aparecerá su autobiografía, que será publicada por la editorial estadounidense St. Martin’s Press.

Hoy en día, la mayor parte de la vida de Emmanuel Jal transcurre en Londres y Nairobi. Sin embargo, el joven no se olvidado de su Sudán natal.

Cuando todavía vivía en Kenya, Emmanuel fundó una organización sin fines de lucro llamada Gua Africa, que se dedica a la educación de los niños y niñas afectados por la guerra y la pobreza en las naciones africanas subsaharianas. Uno de los objetivos de la organización consiste en construir una escuela en la localidad de Leer, en el Sudán meridional, de donde es originario Emmanuel. Esa región tiene el número más elevado de niños soldados de todo el país.

“Gua” significa paz en nuer, una de las lenguas que se hablan en el Sudán.

Kyria Abrahams ha contribuido a este artículo desde Nueva York.


 

 

Audio (en inglés)

13 de agosto de 2008: Emmanuel Jal habla sobre su experiencia como niño soldado en el Sudán y acerca del poder del hip hop.
AUDIO escuchar

Búsqueda