Sudán

Las niñas y las mujeres están aterrorizadas ante las violaciones generalizadas en Darfur

Imagen del UNICEF
© UNICEF Darfur/Wolf/2004
Nadie está a salvo de la violación, ni las mujeres jóvenes ni las de más edad

DARFUR/NUEVA YORK, 20 de octubre de 2004 – El UNICEF ha recibido nuevos informes que indican que las milicias armadas siguen violando a las niñas y las mujeres de Darfur como táctica para aterrorizar y humillar a individuos y comunidades.

Los asaltos son indiscriminados –tanto las niñas como las mujeres son objetivos de los violadores– y no hay informes que indiquen que se castigue a los culpables, dice la Oficial de Protección Infantil del UNICEF Pamela Shifman, que acaba de llegar de la región. “Una y otra vez, una niña tras otra y una mujer tras otra dijeron lo mismo: el mayor problema que tienen es la seguridad y tienen mucho miedo a la violencia sexual.”

Muchas de las mujeres a quienes entrevistó han sido asaltadas por grupos de milicianos armados que utilizan la violación y la violencia sexual como formas de castigo y tortura. Esto ha afectado de manera devastadora a los individuos y propaga el miedo y la vergüenza entre las comunidades. En numerosos casos se obliga a las familias y los niños a ser testigos de las acciones.

La violación y la violencia continúan en los campamentos cuando las mujeres y los niños y niñas acuden a buscar agua y leña. Incluso a pesar de que están expuestos a los ataques, se ven obligados a realizar estas labores para sobrevivir.
“No les queda más remedio que buscar leña, salir del campamento y caminar –muchos de seis a ocho horas al día– para recolectar la leña. Y, sin embargo, saben que el trayecto es traicionero y que se enfrentan a una posibilidad real y aterradora de ser víctimas de la violencia sexual”, dijo Shifman.

“En la actualidad no hay un entorno protector para los niños y niñas de Darfur. En concreto, las niñas con las que hablé no se sienten seguras, carecen del sentimiento básico de seguridad que necesitan para prosperar”

Ninguna de las personas que hablaron con Shifman conocía ninguna circunstancia en que el atacante hubiera recibido un castigo o hubiese sido conducido ante la justicia por sus crímenes. “Es preciso que los culpables rindan cuentas por sus acciones. Hay leyes en el Sudán contra la violación y hay tribunales sudaneses, y es preciso utilizarlos”, dijo Shifman.

Otros informes indican que la situación general en materia de seguridad ha empeorado después de que se rompiera la tregua de abril. Alrededor de 70.000 personas han muerto de hambre y enfermedad en Darfur y otros 1,5 millón han huido de sus hogares desde que comenzó el conflicto en febrero del año pasado.

Las Naciones Unidas han dicho que Darfur es la peor crisis humanitaria a la que se enfrenta el mundo y ha amenazado con imponer sanciones al Sudán si no se pone fin a la violencia. La Unión Africana espera desplegar 4.500 soldados a finales de noviembre. En la actualidad se encuentran en la zona 300 soldados armados de Nigeria y Rwanda.


 

 

Vídeo (en inglés)

20 de octubre de 2004: Más pruebas de violaciones generalizadas en Darfur

Anchura de banda baja
Ver clip (Real Format)

Anchura de banda alta
Ver clip (Real Format)

Vídeo (en inglés)

20 octubre 2004: La Oficial de Protección Infantil del UNICEF, Pamela Shifman, en CNN World Report

Anchura de banda baja
Ver clip (Real Format)

Anchura de banda alta
Ver clip (Real Format)

Búsqueda