Sri Lanka

Una campaña aboga por la "tolerancia cero" del turismo sexual infantil en Sri Lanka

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Un anuncio breve de televisión protagonizado por niños que se difunde como parte de la campaña contra el turismo sexual infantil en Sri Lanka. El mensaje, que exhorta a la "tolerancia cero" de esas actividades ha sido difundido en toda la isla mediante anuncios de radio y televisión.

Por Francis Mead

COLOMBO, Sri Lanka, 13 de julio de 2006 –Más de medio millón de turistas visitan anualmente Sri Lanka atraídos por su clima y sus playas. Ese flujo de visitantes tiene, además, otra cara, ya que miles de niños, en su mayoría varones, son atraídos anualmente a la prostitución. Con el propósito de poner fin al turismo sexual infantil, Sri Lanka ha puesto en marcha un plan de acción de dos años de duración.

La campaña "Tolerancia Cero del Turismo Sexual Infantil", que inició la Junta de Turismo de Sri Lanka con el respaldo de UNICEF, está dirigida a los turistas, niños y adolescentes, además de hoteleros, periodistas, familias y dirigentes comunitarios.

“La explotación sexual se ha convertido en un fenómeno turístico mundial absolutamente inaceptable que está alcanzando niveles alarmantes", afirmó Udaya Nanayakkara, jefe de la Junta de Turismo de Sri Lanka. "Con frecuencia, las personas o instituciones involucradas en la industria del turismo ignoran o niegan la existencia del turismo sexual infantil. Yo confío en que pondremos fin al abuso de la niñez de Sri Lanka en lo que concierne a las actividades turísticas".

El mensaje sobre la "tolerancia cero" ha sido difundido en todo el territorio de este estado insular mediante anuncios breves de televisión y radio. Para divulgar el mensaje, la campaña también emplea carteles, estandartes, calcomanías para automóviles, panfletos y las revistas institucionales de las líneas aéreas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
La campaña para poner fin al turismo sexual infantil en Sri Lanka está orientada a los turistas, los niños y niñas y los adolescentes, así como a los hoteleros, periodistas y dirigentes comunitarios, y a las familias.

Ayudar a los niños a decir no

La campaña también moviliza a las comunidades con la ayuda de jóvenes como Ahamed Ritzvi, de 16 años de edad. "He participado en cursillos prácticos sobre turismo sexual infantil y, al igual que otros jóvenes, he ofrecido mis ideas y recomendaciones acerca de la maneras en que se pueden prevenir esas actividades", explicó Ahamed.

Debido a que los más vulnerables son los niños y niñas marginados que no están sujetos a suficiente supervisión familiar, los mensajes de la campaña se concentrarán también en la necesidad de que las madres ejerzan mayor vigilancia. Además de ello, la campaña se propone concientizar a los niños y niñas vulnerables.

"Lo que esperamos es que los niños y las niñas puedan decir que no", dijo Yasmin Haque, de la piscina de UNICEF en Sri Lanka. "Creo que eso es fundamental. Que se sientan seguros cuando se nieguen a ser arrastrados a la industria sexual".

En Sri Lanka, la explotación sexual de los menores se castiga con penas de entre cinco y 20 años de prisión. El objetivo principal de esta campaña que apoya UNICEF consiste en detener la creciente y preocupante ola de turismo sexual infantil en Sri Lanka mediante la concientización de la población y la amenaza de castigos más severos a los culpables.

Sabine Dolan colaboró en la elaboración de este artículo desde Nueva York.


 

 

Vídeo (en inglés)

Junio 2006:
Corresponsal de UNICEF, Francis Mead, nos informa sobre el lanzamiento de la campaña para acabar con la turismo sexual infantil.

 VÍDEO alta | baja

Búsqueda