Somalia

Proteger los derechos de los niños donde no estén consagrados por un tratado

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Hawo Qasim, de 13 años, es una de los muchos niños y niñas que huyeron del conflicto en Mogadiscio y ahora vive en un campamento de desplazados internos. Ella dice que no tiene suficiente para comer y que le gustaría tener derecho a educarse.

Por Misbah M. Sheikh

La Convención sobre los Derechos del Niño fue ratificada hace 18 años, el 20 de noviembre de 1989. Para este importante aniversario, UNICEF ha lanzado la campaña “CDN@18”, con el objeto de aumentar el interés en los derechos de niños y niñas y en las consecuencias de la Convención. A continuación, una historia que es parte de una serie de relatos afines.

HARGEISA, Somalia, 29 de noviembre de 2007 – La Convención sobre los Derechos del Niño cumplió 18 años la semana pasada, una ocasión importante para los niños y niñas de todo el mundo. La fecha fue de particular interés para los jóvenes de Somalia, uno de los únicos dos países del mundo que no ha ratificado la Convención.
Somalia ha estado en conflicto durante los últimos 16 años y muchos niños y niñas de ese país han crecido sin conocer lo que significa el derecho a la educación, al agua potable o a la protección.

“Los niños en Somalia viven en una de las circunstancias más difíciles del mundo; en su mayoría son los sobrevivientes de un año en el que han ocurrido inundaciones, sequías y un ambiente en que la seguridad se deteriora”, dijo Christian Balslev-Olesen, representante de UNICEF en Somalia.

Ibrahim Sheikh Nor, de 14 años, huyó de Mogadiscio luego de perder a su madre en el conflicto armado, y ahora vive en el campamento para personas desplazadas de Kalagoye.

“Los niños en el mundo tienen montones de derechos, pero nosotros aquí no tenemos derechos semejantes a los de esos niños”, dijo Ibrahim.

Apoyo diario a los derechos del niño

Pese a la falta de un tratado oficial, UNICEF aún apoya actividades en Somalia que allanen el camino para la aplicación de los derechos de los niños.

En el nivel oficial, UNICEF se dedica a promover la Convención con miembros del parlamento, ministros del gobierno y representantes de la sociedad civil.

Allí donde los niños y niñas necesitan un apoyo constante, UNICEF colabora en las comunidades con trabajadores sanitarios, maestros, organizaciones no gubernamentales, profesionales de los medios de difusión y los niños mismos para hacer realidad los derechos del niño.

“El derecho a la información es ciertamente uno de los derechos fundamentales que se perfilan en la Convención”, dijo. Balslev-Olesen. “Pero hasta que todos podamos construir una sociedad donde los niños puedan sobrevivir y prosperar, el derecho a participar no significará mucho si ese niñito del norte de Somalia tiene que huir de su casa porque ha estallado un combate en su pueblo”.

La iniciativa niño-a-niño

Un proyecto innovador llamado la Iniciativa Niño-a-Niño se lleva a cabo en la actualidad en 30 escuelas de Somalia. Esta iniciativa reúne a niños y niñas en pequeños clubes que se reúnen regularmente para debatir problemas de interés común.

Esta red cuenta con el respaldo de unos 3.000 jóvenes, con edades entre 10 y 17 años, que prestan servicios como educadores de sus iguales y quienes se pronuncian públicamente sobre los derechos del niño y los asuntos en que niños y niñas se muestran más profundamente interesados.

“Nos preocupaba mucho que en nuestro vecindario los nuevos árboles que plantaban se estaban muriendo por falta de agua”, dijo Lela, una estudiante de 17 años que vive en Hargeisa, en el norte de Somalia. “De manera que se nos ocurrió hacer un calendario y repartir agua todos los días para estar seguros de que los árboles eran regados y cuidados”.

Llegar a sus iguales

Con el apoyo de UNICEF, estos jóvenes educadores llegan a más de 30.000 adolescentes en todo el país a través de una página web, de revistas para jóvenes y de programas radiales.

“Recuerdo que recibí una llamada telefónica de un muchacho de aproximadamente nueve años de edad”, dijo Abdi, editor de una revista juvenil en Bossaso. “Me hizo tantas preguntas acerca del VIH. ¿Si se podía contagiar en el asiento de una letrina, si se propagaba a través de los mosquitos? Son esta clase de llamadas telefónicas las que me hacen saber cuánto más debe hacerse en lo que respecta a brindar información.

“Hay muchos niños con interrogantes que no son tan valientes como este muchacho y que necesitan información”.


 

 

Vídeo (en inglés)

Niños desplazados que viven en Somalia denuncian su carencia de plenos derechos
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda