Pakistán

El Director Regional de UNICEF se reúne con los niños y familias afectados por el conflicto armado en el Pakistán

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2009/Paradela
El Director Regional de UNICEF, Dan Toole, y Shandana Aurangzeb Durrani, Oficial de Comunicación de Programa de la Oficina de UNICEF en Peshawar, se entretienen dibujando con varios niños y niñas en el campamento de desplazados de Jalala, en la región noroccidental del Pakistán.

CAMPAMENTO DE JALALA, Pakistán, 26 de mayo de 2009 – Bajo el intenso sol de verano, el Director Regional de UNICEF para Asia Meridional, Dan Toole, recorrió la semana pasada el campamento de refugiados de Jalala para comprobar las labores que realiza su organización en apoyo de las personas afectadas por el mayor desplazamiento de población de la historia del Pakistán.

Vea el VÍDEO

Desde el 2 de mayo, más de millón y medio de personas se han visto desplazadas por los combates entre las fuerzas rebeldes y las tropas gubernamentales en la región noroccidental del Pakistán. Ese desplazamiento en masa ha exigido al máximo los recursos del Gobierno pakistaní, las Naciones Unidas y las comunidades locales. Para poder albergar ese enorme flujo humano ha sido necesario establecer muchos campamentos nuevos.

Los recién llegados se suman a una población ya existente de unas 550.000 personas que habían estado huyendo de los enfrentamientos desde agosto de 2008 y que se albergaron en campamentos o fueron acogidas por las comunidades locales. Más de la mitad de los más de dos millones de personas desplazadas en la región son niños y niñas.

La diferencia entre la vida y la muerte
“Muchas de estas personas han perdido todo lo que tenían”, comentó Toole. “Teniendo en cuenta el número de personas afectadas, el despliegue rápido de asistencia y recursos donde más se necesitan ha significado la diferencia entre la vida y la muerte”.

“Parte de esa ayuda”, añadió, “consiste en la prestación de servicios básicos como el suministro de agua potable, la nutrición adecuada y la vacunación, para prevenir que las enfermedades se propaguen velozmente en los abarrotados campamentos”.

En el campamento de Jalala, el Sr. Toole visitó a niños, niñas y mujeres que disfrutan de los beneficios de las intervenciones a las que brinda apoyo UNICEF, como el suministro de agua y saneamiento, la educación, los servicios de atención de la salud y la protección de los niños. Durante su visita al campamento, el Sr. Toole también se reunió con un grupo de alumnas de educación primaria, visitó un espacio acogedor para los niños y conversó con familias desplazadas.

La prestación de servicios esenciales

Jalala es uno de los 23 campamentos donde se refugiaron recientemente más de 220.000 personas desplazadas. Tanto en Jalala como en otros campamentos, UNICEF colabora con el Gobierno provincial y otros aliados en la prestación de servicios esenciales a los niños y niñas. Más de 25.000 personas han recibido servicios médicos integrales y 37.000 niños y niñas fueron vacunados contra el sarampión.

En los campamentos más antiguos se realizaron exámenes de nutrición a 31.000 niños y niñas y se suministró alimentación suplementaria o terapéutica a quienes la necesitaban. En breve se pondrán en práctica programas similares en los nuevos campamentos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Pakistan/2009/Paradela
En el campamento de Jalala, varias niñas le comentan al Director Regional de UNICEF, Dan Toole, que se sienten muy felices de poder seguir estudiando en la escuela del campamento, que cuenta con el apoyo de la organización internacional.

En los campamentos también se crearon escuelas y espacios acogedores para los niños que les ofrecen apoyo psicosocial y la posibilidad de participar en sus actividades habituales y normales al mismo tiempo que reciben orientación, información y apoyo por parte de los trabajadores de socorro capacitados. También se ha llevado a cabo una campaña de identificación de las familias y niños –incluidos los niños y niñas sin familiar que los acompañe– más necesitados de ayuda.

Alrededor de un 80% de las personas desplazadas en la región noroccidental del Pakistán vive con amigos o parientes o gasta sus menguantes ahorros para alquilar una vivienda. La presencia inesperada de miles de desplazados ha puesto seriamente a prueba la infraestructura y los servicios sociales básicos de las comunidades de acogida, que también necesitan apoyo con carácter urgente para impedir que se deterioren los servicios y que las familias de acogida soporten una carga adicional.

Se necesitan fondos de emergencia
Durante su visita de tres días al Pakistán, Toole se reunió con funcionarios del gobierno federales y provinciales, con quienes debatió formas de colaboración entre UNICEF y el Gobierno para proteger a los niños y niñas en las zonas de conflicto armado.

“A pesar de los recursos limitados, los problemas de seguridad y la situación cambiante, hemos dado los primeros pasos positivos”, expresó Toole. “En este mundo interconectado, es imprescindible trabajar juntos y garantizar que los niños y niñas desplazados por los conflictos armados reciban el apoyo que necesitan en este período difícil, para que en el futuro puedan disfrutar de salud, seguridad y oportunidades en la vida. Tenemos esperanzas de que, con suficiente apoyo y recursos, lograremos ese objetivo”.

A fin de mantener y ampliar su apoyo a los niños, niñas y mujeres desplazados en la región noroccidental del Pakistán durante el resto del año, UNICEF necesita con carácter urgente más de 40 millones de dólares estadounidenses en fondos de emergencia.


 

 

Vídeo (en inglés)

20 de mayo de 2009: La corresponsal de UNICEF, Elizabeth Kiem, informa sobre la visita del Director Regional de UNICEF, Dan Toole, al campamento de desplazados de Jalala, en el distrito de Mardan, en la región noroccidental del Pakistán.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda