Estado de Palestina

Los jóvenes del Territorio Palestino Ocupado celebran los derechos de los niños

Por Monica Awad

JERUSALÉN, 7 de diciembre de 2010 – Girando, haciendo contorsiones y marcando el ritmo con los pies, Hamoudeh Rantisi, de 11 años de edad, despierta sonrisas en los rostros de quienes admiran su ejecución de la tradicional danza palestina dabkeh.

VÍDEO (en inglés): 29 de noviembre de 2010 - Priyanka Pruthi, corresponsal de UNICEF, informa sobre la manera en que los niños, niñas y adolescentes palestinos celebraron los derechos de la infancia.  Véalo en RealPlayer

 

“Amo la danza”, dice el niño. “Cuando bailo, expreso mis sentimientos y manifiesto mis esperanzas para el futuro”.

En celebración conjunta del XXI de la Convención sobre los Derechos del Niño y del “Día internacional de solidaridad con el pueblo palestino”, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1977, UNICEF y sus aliados dieron su respaldo el mes pasado a diversas actividades alusivas en todo el Territorio Palestino Ocupado.

Inculcar el respeto por la diversidad

En las ciudades de Ramala y Jenin, situadas en Cisjordania, más de 800 personas asistieron a cada una de las dos representaciones que ofreció la compañía Barem El Founoun, que integran Rantisi y otros jóvenes bailarines de dabkeh.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010
Un grupo de estudiantes marcha en Gaza enarbolan coloridos carteles en los que exigen más seguridad en sus ámbitos de estudio.

“Debemos inculcar en los corazones y las mentes de los niños desde muy temprana edad el respeto por la diversidad, la solidaridad, la tolerancia y la no violencia”, explica Jean Gough, Representante Especial de UNICEF para el Territorio Palestino Ocupado.

En Gaza, unas 900 personas asistieron a la presentación de una opereta que pusieron en escena 40 adolescentes en el centro cultural Rashad El Shawwa. Los jóvenes provenían de 20 centros de apoyo familiar que reciben apoyo de UNICEF, en los que asistieron durante varias semanas a clases de canto, baile y teatro. Los centros reciben fondos del Organismo Canadiense de Desarrollo Internacional, del departamento de ayuda humanitaria de la Comisión Europea y del Banco de Palestina.

Padres y madres orgullosos

“Esta fue una gran experiencia”, afirmó Lara Daher, de 12 años de edad. “Durante 26 días aprendí a bailar al son de diferentes músicas y letras en el centro de apoyo familiar de mi comunidad, donde se me dio la oportunidad de participar en esta actividad”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010
Unos niños palestinos celebran el XXI aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño y conmemoran el “Día internacional de solidaridad con el pueblo palestino”, instituido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1977.

Además de representar la opereta, los niños y niñas colaboraron con la redacción de las letras de las canciones.

“Disfruté enormemente de esta experiencia, especialmente cuando vi a los otros niños bailando y a mis padres entre el público, y me di cuenta que estaban muy felices y muy orgullosos de mí”, señaló Jihan al Bawah, un niño de 13 años que aprendió canto en la Asociación de capacitación Zaytun, un centro de apoyo familiar.

Entre las demás actividades que se llevaron a cabo durante la última semana de noviembre figuró una campaña nacional organizada por un centenar de espacios acogedores para los adolescentes, que reciben apoyo de UNICEF. Durante la campaña, los jóvenes palestinos celebraron su creatividad mediante la presentación de danzas dabkeh, conciertos a cargo de bandas musicales y sesiones de lectura de cuentos e historias.

Los dirigentes del mañana

Unos 3.500 niños y niñas marginados y vulnerables de la zona C de Cisjordania y Jerusalén oriental asistieron a la presentación de 20 obras sobre Nakhleh Eshiber, un famoso personaje palestino que enseña a los niños acerca de su derecho a la educación y a la participación.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Occupied Palestinian Territory/2010
En el centro cultural Rashad Al-Shawa de la ciudad de Gaza, una niña participa en la puesta en escena de la opereta “Puertas a la infancia”, realizada con apoyo de UNICEF.

En la escuela al-Kaabneh de la zona del valle del río Jordán, los alumnos tratan de estudiar aunque carecen de recursos adecuados y suficientes. La escuela tiene 66 alumnos del primero al noveno grado, que provienen en su totalidad de una vecina comunidad de pastores beduinos.

“Me gustaría que mi escuela tuviera un patio en buenas condiciones, computadoras, retretes, agua y electricidad como las demás escuelas”, comenta Reed Ahmad Suleiman, una niña de 12 años que ayuda a educar a sus compañeros distribuyendo materiales de educación sobre la salud y participando en un programa de radio escolar.

“No hay nada más importante que el bienestar de los niños”, señala Gough, Representante Especial de UNICEF. “Ellos son los dirigentes del mañana”. Además, los jóvenes constituyen la mitad de la población palestina y, como quedó demostrado por sus recientes actividades, están decididos a hacer oír sus voces.


 

 

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda