República Popular Democrática de Corea

Un informe de los organismos de la ONU destaca la crisis de los alimentos en la República Popular Democrática de Corea

Por Chris Niles

NUEVA YORK, EE.UU., 7 de abril de 2011. La República Popular Democrática de Corea se queda sin alimentos. Aproximadamente una cuarta parte de la población –unos seis millones de personas– no tiene suficiente para comer, según se desprende nuevo informe de los organismos de las Naciones Unidas. Casi un millón son niños de menos de cinco años de edad.

VÍDEO (en inglés): 6 de abril de 2011: La Especialista en Nutrición de UNICEF, Mandana Arabi, comenta la crisis alimentaria en Corea del Norte.  Véalo en RealPlayer

 

La evaluación de las Naciones Unidas –dirigida por UNICEF, el Programa Mundial de Alimentos y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación–realizada contó con un acceso sin precedentes a las familias del país. Los alimentos están racionados en la República Popular y las autoridades comunican que los centros de distribución públicos se quedarán vacíos para finales de este mes o a principios del próximo. A menos que se adopten medidas inmediatamente, las consecuencias serán de larga duración.

“Piense en una población que es totalmente dependiente de las raciones del gobierno, y que sabemos que esas raciones se van a agotar”, comentó Mandana Arabi, Especialista de Nutrición de UNICEF y perteneciente al equipo que viajó a la República Popular Democrática de Corea para completar la evaluación. “No hay realmente muchos recursos que puedan aprovechar”.

Una grave escasez de alimentos

Imagen del UNICEF
© REUTERS 2010/Petar Kujundzic
Unas personas hacen fila frente a un puesto de alimentación en Pyongyang, capital de la República Popular Democrática de Corea.

El país es susceptible a la crisis alimentaria debido al aislamiento político y económico, así como al cambio climático. El año pasado, las inundaciones que se extendieron por toda la principal región productora de arroz del país dieron como resultado una cosecha pobre. Un brote de fiebre aftosa que afectó al ganado empleado para la cosecha también exacerbó la escasez.

Muchas familias hacen sólo dos comidas al día y su dieta carece de la variedad necesaria para una buena nutrición, con muy poca carne o grasas. Las tasas de retraso en el crecimiento en los niños de corta edad ascienden al 40% en zonas rurales y al 20% en las urbanas.

“La diversidad alimenticia es un gran problema. La mayor parte de las dietas se basan en almidón y cereales, muy pocas verduras y escasos alimentos de origen animal”, manifestó la Dra. Arabi.

"Una situación muy vulnerable"

A UNICEF le inquieta especialmente la salud de los niños con edad inferior a los cinco años, las mujeres embarazadas y lactantes, así como las familias numerosas con pequeños ingresos. UNICEF colaborará con sus organismos homólogos de las Naciones Unidas para garantizar una respuesta rápida a la emergencia, que será fundamental en los próximos tres meses.

“Tenemos que contemplarlo como una situación muy vulnerable y asegurarnos de estar allí para garantizar los derechos de los niños”, expresó la Dra. Arabi. “Estamos muy preocupados de que las carencias de micronutrientes se hagan aún más evidentes con sus monótonas dietas y sin ninguna otra fuente de alimento”.


 

 

Búsqueda