Panorama: la India

Un programa conjunto de UNICEF y la Comisión Europea en la India ofrece una nueva oportunidad a una niña amenazada por el matrimonio precoz

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-2236/Khemka
Bablu, de 15 años de edad en el exterior de su casa en Rajastán (la India). Hace un año, los padres de Bablu concertaron su matrimonio con un hombre de 45 años que estaba desempleado y era analfabeto. Ella recibió el apoyo del “precheta”, un educador de la comunidad y activista de la administración municipal en pro de la mujer, para anular el matrimonio.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 22 de abril de 2010 – Bablu, de 15 años de edad, vive con su familia en una pequeña aldea rural del estado de Rajastán. El año pasado, la comunidad decidió que Bablu debía contraer matrimonio. “Yo no quería casarme”, explica la niña, “porque me pareció que el matrimonio me iba a arruinar la vida”.

Vea el VÍDEO

Pese a que en la India el matrimonio a edad temprana es ilegal, en las regiones más pobres, como el estado de Rajastán, las familias sufren enormes presiones sociales y económicas que les impulsan a no acatar esas leyes. Más de la mitad de las niñas de la región contrae matrimonio antes de cumplir los 18 años. Con frecuencia, esa práctica condena a esas jóvenes mujeres y a sus hijos a una vida de problemas sociales y sanitarios.

El debilitamiento del papel de las niñas
“El matrimonio a edad temprana constituye una violación de los derechos de los niños”, afirma Sulagna Roy, Especialista en Protección de la Infancia de UNICEF. “Se trata de una práctica que afecta la salud de las madres y sus hijos y que mantiene el ciclo de pobreza. El matrimonio precoz atenta contra la autonomía de las niñas”.

Buma Ram, padre de Bablu, afirma que la familia aceptó que la niña contrajera matrimonio a edad temprana debido a las presiones de la comunidad. Afortunadamente, en Rajastán están tomando forma nuevas estructuras de apoyo a las adolescentes. Durga, una tía de Bablu que trabaja como agente sanitaria de la aldea, participa en un programa orientado a capacitar a las familias que deciden no consentir al matrimonio de sus hijas adolescentes. El programa cuenta con el respaldo de la Comisión Europea y UNICEF.

“Cuando tratamos estos temas, nuestra actitud no consiste en darle lecciones a la comunidad sino brindar apoyo para la búsqueda de soluciones”, explica Daniele Smadja, Representante de la Comisión Europea en la India.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-2242/Khemka
Un educador comunitario explica los efectos perniciosos del matrimonio infantil a un grupo de mujeres y niñas de Jodhpur. UNICEF y la Comisión Europea apoyan a los aliados locales en Rajastán (la India) para terminar con esta práctica.

Las reuniones del programa en las que participó Ram le convencieron de que lo más conveniente para su familia era que Bablu continuara estudiando. “Salí de mi hogar y asistí a las reuniones de Durga”, comenta el padre de Bablu. “Y me di cuenta que nadie debería contraer matrimonio demasiado pronto”.

El fin de las prácticas perjudiciales
UNICEF y la Comisión Europea colaboran con el Gobierno de la India en diversos niveles para ayudar a las familias que deciden que sus hijas no contraigan matrimonio cuando aún son demasiado jóvenes. El éxito del programa depende en gran medida de la labor de los agentes sanitarios locales como Durga.

En las reuniones comunitarias que organizan UNICEF y la Comisión Europea se alienta a los pobladores de las aldeas a tratar temas como la violencia doméstica y la educación de las niñas, y a acordar cuáles son las maneras más eficaces de poner fin a las prácticas sociales perjudiciales. El programa también trata de convencer a las comunidades de que todos resultan beneficiados cuando las niñas no abandonan sus estudios y posponen el matrimonio hasta que son más grandes.

En las reuniones también se buscan maneras de resolver la situación económica de las niñas que deciden no contraer matrimonio.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-2248/Khemka
Las mujeres y las adolescentes alzan su mano derecha en una promesa para abolir el matrimonio infantil en Rajastán, la India. Cuando los miembros de comunidad vienen juntos y expresan su intención de terminar con el matrimonio infantil, les facilitan a las familias individuales el abandono de esta práctica.

 “La mejor manera de hacer frente a esta amenaza social consiste en potenciar el papel de las niñas”, sostiene Naveen Mahajan, funcionaria gubernamental del Distrito de Jodhpur, en Rajastán. “Y cuando hablo de potenciación, no me refiero solamente a que vayan a la escuela sino a buscar maneras de que las niñas sean económicamente autosuficientes e independientes”.

Salvar a otras niñas del matrimonio precoz
Bablu se siente muy agradecida hacia su padre por el cambio de actitud. Dice que si le hubieran obligado a contraer matrimonio se habría quitado la vida. Ahora está dispuesta a seguir estudiando y a ayudar a salvar a otras niñas de la terrible suerte que ella logró eludir.

El ejemplo de Bablu ya ha influenciado otras vidas. Inspiradas por su caso, cinco niñas de aldeas vecinas lograron evitar los matrimonios que tenían programados.

Bablu, por su parte, mantiene su compromiso de defender a toda niña que rehúse a casarse. “No permitiré que ninguna niña se case cuando aún es demasiado joven”, afirma. “Tomaré medidas legales para impedirlo. Quiero ser alguien en la vida”.


 

 

Vídeo (en inglés)

La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre un programa cuyo objetivo consiste en poner fin al matrimonio precoz en las regiones rurales de la India. El programa cuenta con el apoyo de UNICEF y la Comisión Europea.
 VÍDEO  alta | baja


Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

UNGEI

Sitio de La Iniciativa de las Naciones Unidas para la Educación de las Niñas
UNGEI banner
Búsqueda