ÚNETE POR LA NIÑEZ

Protección infantil contra el abuso y la violencia

Un nuevo informe de UNICEF analiza los riesgos que internet plantea para los niños

Por James Elder

FLORENCIA, Italia, 13 de diciembre de 2011. Los primeros pasos de un niño en un destartalado cibercafé de Benin pueden ser una experiencia transformadora, que le facilita el acceso a conocer nuevos amigos de otros continentes, la posibilidad de explorar tierras lejanas y buscar un entretenimiento que va más allá de lo que ofrece tradicionalmente la vida en una aldea.

VÍDEO (en inglés): UNICEF informa sobre los niños de todo el mundo que aprenden a protegerse de las amenazas que plantea internet. Véalo en RealPlayer

Los jóvenes de los países en desarrollo entran en el ciberespacio cada vez con mayor frecuencia  amplían sus horizontes y reducen la brecha geográfica.

No obstante, esta misma libertad también presenta peligros, incluidos el acoso cibernético y los depredadores sexuales. Hasta este año, se estima que hay 16.700 sitios web que muestran imágenes de abuso infantil.

¿Cómo pueden los niños, progenitores y líderes de la comunidad encontrar un equilibrio entre las numerosas oportunidades que ofrece internet y sus riesgos?

Un informe publicado por el Centro de Investigaciones Innocenti presenta algunas respuestas. Seguridad infantil en línea: retos y estrategias mundiales examina el alcance de estos riesgos, la forma en que los niños utilizan internet, y cómo se les puede proteger.

Creciendo a una velocidad de vértigo

La concienciación sobre los riesgos que presenta internet para los niños ha ido aumentando en los países industrializados, señala el informe, pero no ocurre lo mismo en los países de bajos y medianos ingresos. En estos lugares, internet está creciendo a velocidades de vértigo por lo que es difícil evaluar el modo en que los jóvenes utilizan este servicio y mucho menos la manera de protegerlos de los peligros subyacentes.

Aunque también hay buenas noticias.

"Con una combinación de intervenciones y acciones, los niños de los mercados emergentes de internet pueden disfrutar de un entorno protector que se puede poner en marcha de forma preventiva", comentó Gordon Alexander, Director de la Oficina de Investigación de UNICEF. "De hecho, los recién llegados pueden beneficiarse de algunas de las lecciones cuya aplicación ha exigido demasiado tiempo en otros lugares".

Imagen del UNICEF
© Panos/ Wiggers
Los niños usan nuevas computadoras portátiles en Etiopía. Las computadoras fueron recibidas por medio del proyecto One Laptop per Child.

Hacer frente a las amenazas

En la publicación Seguridad infantil en línea se describen tres medidas para proteger a los jóvenes en internet.

La primera consiste en facultar a niños y jóvenes y mejorar su capacidad para reponerse de los peligros. Se les debe alentar a disfrutar de los beneficios creativos de internet ofrece y a que comprendan sus peligros y al mismo tiempo sopesen sus riesgos. Para ello será necesario reconocer que efectivamente existen amenazas en internet para los niños.

"A veces, en las sociedades conservadoras se produce una negación de tales amenazas o problemas, por ello se trata de un problema que los jóvenes en los países en desarrollo podrían afrontar", expone Nevine Tewfik, Director de Investigación y estrategias del Ministerio de Comunicaciones y tecnologías de la información de Egipto.

El segundo elemento -la eliminación de la impunidad para los abusadores- requiere de la coordinación internacional en la legislación y en su aplicación. Desafortunadamente, estos aspectos todavía deben materializarse en la mayoría de los países, ya que de las 196 naciones examinadas, sólo 45 cuentan con una legislación suficiente para combatir la proliferación de imágenes de abuso infantil.

"Desde el punto de vista de aplicación de la ley, lo más importante que los gobiernos pueden hacer es armonizar la legislación", afirma Peter Davies, Director ejecutivo del Child Exploitation and Online Protection Centre en el Reino Unido. "La gente debe entender que es probable que cualquier investigación importante relacionada con internet tenga que cruzar las fronteras nacionales y, con demasiada frecuencia, los cuerpos de seguridad que están dispuestos abordar los daños causados por internet ven sus esfuerzos frustrados porque la ley que se aplica en un país no se aplica en otros".

El tercer paso consiste en eliminar la disponibilidad y el acceso a imágenes de abuso sexual infantil en línea. Esto requerirá la cooperación de los proveedores de servicios de internet, así como mecanismos para filtrar y bloquear contenido que los niños puedan utilizar.

"Nunca será posible eliminar todos los riesgos que existen en el entorno virtual", señala el informe. "Es un espacio demasiado grande, que se encuentra en evolución, que se expande y que es muy creativo para poder estar sujeto al tipo de controles necesarios para proteger plenamente a los niños. Tampoco es deseable tratar de lograr ese control, porque el control total sería destruir la esencia de internet y sus numerosos beneficios".

No obstante, se deben tomar medidas adicionales para garantizar que los niños sean los beneficiarios de internet y no sus víctimas.


 

 
Búsqueda