ÚNETE POR LA NIÑEZ

Protección infantil contra el abuso y la violencia

Explotación sexual de la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-2589/Shehzad Noorani
Neema (nombre ficticio) tiene 17 años y escudriña desde la habitación donde trabaja en Kandapara, un burdel de la ciudad de Tangail. En octubre de 2009, las mujeres y niños de Bangladesh seguían siendo altamente vulnerables a la trata, la explotación sexual y el maltrato físico. Una situación exacerbada por la pobreza, una desigualdad de género apuntalada y las crecientes desigualdades entre las poblaciones rurales y urbanas.

El III Congreso Mundial contra la explotación sexual de niños y niñas -celebrado del 25 al 28 de noviembre de 2008 en Río Centro, Río de Janeiro (Brasil)-  reunió a cerca de 3.000 personas de cinco continentes, 300 de los cuales son adolescentes.

El Congreso está organizado por el Gobierno del Brasil (coordinado por la Secretaría Especial para Derechos Humanos, en asociación con los Ministerios de Turismo, de Desarrollo Social y Lucha contra el Hambre, y de Asuntos Exteriores), junto a la organización Eliminemos la Prostitución, Pornografía y Trata de Niños, Niñas y Adolescentes con Propósitos Sexuales (ECPAT), UNICEF y el Grupo de las ONG encargado de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Durante la actividad de tres días se celebraron seminarios y debates intensivos sobre cinco esferas fundamentales:

  • Formas de explotación sexual y sus nuevos escenarios 
  • Marco legal y rendición de cuentas 
  • Políticas intersectoriales integradas 
  • Iniciativas de responsabilidad social  y
  • Estrategias para la cooperación internacional

El Gobierno del Brasil, UNICEF y los otros asociados que participan en el Congreso lo consideran práctico, orientado hacia las soluciones e innovador; un espacio para promover un diálogo genuino y un intercambio de buenas prácticas; una oportunidad para establecer metas prácticas; y la ocasión para fomentar una nueva cooperación entre los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado.

El Congreso permite la oportunidad de ampliar las alianzas, abordar nuevos desafíos y promover la cooperación internacional para una prevención y respuesta más eficaces a la explotación sexual.


 

 
Búsqueda