República Democrática del Congo

Tras abandonar la vida militar, los ex niños combatientes necesitan otras ocupaciones

Imagen del UNICEF: UNICEF image: DR Congo child soldiers, armed with guns
© UNICEF/HQ03-0555/ LeMoyne
Niños soldados armados vigilan un camino en las afueras de una aldea cercana a la ciudad de Bunia, en Ituri, en la región oriental de la República Democrática del Congo.

En el informe La infancia en peligro: La República Democrática del Congo, UNICEF pone de relieve los efectos que han tenido en los niños y niñas los largos años de conflicto y disturbios en ese país africano. Este es el primero de tres informes especiales de David McKenzie, corresponsal de UNICEF.

LUMUMBASHI, República Democrática del Congo, 26 de julio de 2006 – Jean, de 17 años, vive en una casa modesta en Lumumbashi. En una habitación con mínimo mobiliario, Jean hace una camisa cortando y cosiendo con gran habilidad piezas de una tela multicolor. Sin embargo, Jean preferiría estar haciendo la guerra, no camisas.

“Yo no quería abandonar el ejército", explica Jean. “Lo que sucedió fue que vinieron y me llevaron. Me dijeron que todavía era un niño, y que no podía ser soldado".

Jean está frustrado y enojado. Al contrario que a algunos soldados adultos, el gobierno no le otorgó ninguna compensación cuando fue dado de baja del ejército.

El costo de la guerra

En casi 10 años de conflicto, los niños y niñas de la República Democrática del Congo  han crecido en un clima de violencia y guerra. Según  La infancia en peligro: La  República Democrática del Congo unos 30.000 niños fueron reclutados durante ese lapso por las milicias, obligados a sembrar el terror en la población, proteger los ricos recursos del país y participar en conflictos librados por conducto de otras partes.

Jean combatió en Bandaka con un grupo de milicianos y luego fue reclutado y recibió más entrenamiento militar. Tras el acuerdo de paz de 2003, fue desmovilizado por UNICEF y se instaló en Lumumbashi. Pero la vida civil no le gusta.

“Yo soy soldado”, dice Jean, “Me gusta ser soldado porque los soldados obedecen órdenes".

Para Jean, el problema es la falta de alternativas. Como muchos otros jóvenes congoleños, Jean ha recibido muy poca educación escolar y tiene escasas probabilidades de empleo.

No es el único en esa situación. Los miles de niños que han podido separarse de los grupos armados corren peligro de ser reclutados nuevamente. Cuando se trata de niños separados de sus familias o alejados de sus hogares, el riesgo de volver a formar parte de las milicias es aún mayor. Debido a que en la región oriental y central de la  República Democrática del Congo hay más de un millón de personas desplazadas, los menores de edad resultan un blanco fácil para las maniobras de reclutamiento de las milicias.

El objetivo: la paz 

A pesar de que el gobierno del Congo ratificó el Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño referido a los niños soldados, grandes porciones del país no están aún bajo control gubernamental y ciertas regiones son inaccesibles aún para las organizaciones de socorro.

Aunque Jean es demasiado joven para volver a formar parte del ejército, eso no impide que lo siga intentando.

UNICEF y sus aliados prestan una importante ayuda de emergencia a los ex niños soldados, como orientación psicológica, centros de transición, campañas de vacunación, escuelas provisionales en los campamentos de desplazados, acceso al agua potable y el saneamiento ambiental, y suministros diversos, como utensilios de cocina, bidones y láminas de plástico para la construcción de refugios de emergencia.

A fin de poder seguir prestando ayuda de emergencia, UNICEF has solicitado 93,67 millones de dólares mediante un llamamiento unificado para la financiación de sus programas en 2006. En la actualidad, los fondos para los programas de UNICEF en la República Demócrata del Congo tienen un déficit del 62%.

"Estamos en vísperas de las elecciones del 30 de julio", manifestó Anthony Bloomberg, Representante de UNICEF en la República Democrática del Congo. "Se trata de una asombrosa oportunidad histórica de cambio y mejoras en el país. Debemos brindar todo nuestro apoyo al nuevo gobierno y al pueblo del Congo. Debemos brindar a los niños y niñas la oportunidad de que comiencen sus vidas de manera propicia y puedan impulsar el desarrollo positivo rumbo al futuro".

Pulse aquí para iniciar la presentación multimedia del informe La infancia en peligro.


 

 

Vídeo (en ingés)

26 de julio de 2006:
David McKenzie, corresponsal de UNICEF, informa sobre la situación de un ex niño soldado en la República Democrática del Congo.

 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Audio (en inglés)

21 de julio de 2006:
Martin Bell, Embajador para Situaciones de Emergencia Humanitaria de UNICEF del Reino Unido, habla sobre la misión que llevó a cabo recientemente en la República Democrática del Congo.

AUDIO escuchar

Búsqueda