China

Un centro de Zhengzhou proporciona cuidados y apoyo a los niños que viven en la calle

Imagen del UNICEF: China street children
© UNICEF China/2006/Pang
Personal y voluntarios del Centro de Protección de niños que viven o trabajan en las calles de Zhengzhou, apoyado por UNICEF, atienden a unos menores en la estación de ferrocarril de Zhengzhou, en la provincia de Henan, China.

Por Kun Li

ZHENGZHOU, China, 24 de agosto d 2006 – Durante bastante tiempo, la estación de ferrocarril de Zhengzhou ha sido el único hogar de Xie Pei, de 14 años. Después de tener problemas con su familia se escapó de casa, y llegó hasta esta gran ciudad, la capital de la provincia más poblada de China, Henan.

“Tuve una pelea con mis padres. Después me fui de casa”, explicó. “Nada más llegar a Zhengzhou, dormí en la plaza que hay delante de la estación. Con el dinero que conseguía vendiendo botellas podía comprar comida.”

Al ser un núcleo ferroviario que conecta las principales líneas férreas de China, la ciudad no sólo alberga cada día a decenas de miles de viajeros, sino también a decenas de niños sin hogar de toda China.

“Según nuestras investigaciones, problemas familiares como el divorcio son el principal motivo por el que los niños se van de casa”, declaró Xie Xiaowei, subdirector del Centro de Protección de Niños y niñas que viven o trabajan en la calle  de Zhengzhou, un socio gubernamental local de UNICEF. “Muchos niños de las zonas rurales también quieren conseguir empleo en las grandes ciudades. Pero a menudo, como carecen de los estudios y los conocimientos necesarios, cuando el dinero se les acaba terminan en las calles.”

Imagen del UNICEF: China street children
© UNICEF China/2006/Pang
Antiguos niños y niñas de la calle juegan al ajedrez en este hogar residencial basado en la comunidad. La decoración de la pared representa el pictograma en chino que significa “familia” u “hogar”.

Divulgación y servicios

El ministerio chino de Asuntos Civiles calcula que hay en el país unos 150.000 niños y niñas de la calle. La verdadera cifra, sin embargo, podría ser mucho más alta, y estar en alza.

Con el fin de afrontar el problema, UNICEF y el gobierno han encontrado nuevos enfoques para proteger los derechos de los niños y niñas que viven o trabajan en la calle.

En los alrededores de la estación de tren a la que llegan la mayoría de los niños, personal de apoyo y voluntarios del Centro de Protección de Niños y niñas que viven o trabajan en la calle  de Zhengzhou les llevan habitualmente comida, agua y medicamentos, les dan conversación y los invitan a un centro cercano de acogida donde pueden disponer de refugio y duchas.

Para quienes están dispuestos a dejar atrás la vida en la calle, el centro proporciona comidas nutritivas y alojamiento tipo dormitorio. Los niños pueden continuar sus estudios y aprender conocimientos profesionales. Los deportes, el arte y la música les proporcionan algo que hacer a la vez que los ayudan a afrontar sus a menudo difíciles experiencias pasadas.

Imagen del UNICEF: China street children
© UNICEF China/2006/Pang
Zong Renren (derecha), de 10 años, charla con Liang Dongmei, su madre adoptiva, en su casa de Zhengzhou, China.

Cuidados basados en la comunidad

Cuando los niños y niñas llegan al centro, el personal averigua sus orígenes, para intentar reunirlos con sus familias. A quienes han sido abandonados por sus progenitores les buscan sitio junto a otros niños y niñas que viven o trabajan en la calle  (no más de siete, en la mayoría de los casos) en hogares residenciales basados en la comunidad.

El centro también ayuda a los niños y niñas más pequeños sin hogar a encontrar padres adoptivos. Una de estas niñas, Renren, de 10 años, tiene ahora todo el amor y cuidados con los que soñaba. “Antes no tenía casa, nadie cuidaba de mí”, dijo. “Ahora tengo un hogar, una madre y un padre que me quieren y hasta puedo ir a la escuela.”

UNICEF y el gobierno trabajan para extender el programa para niños y niñas que viven o trabajan en la calle  de Zhengzhou al resto de China, de forma que, como Renren, sean más los que puedan tener una vida mejor y una oportunidad de tener éxito en el futuro.



 

 

Vídeo (en inglés)

Kun Li, corresponsal de UNICEF, informa sobre programas que protegen los derechos de los niños y niñas chinos que viven o trabajan en la calle.
 VÍDEO alta | baja

Búsqueda