Protección infantil contra la violencia, la explotación y el abuso

Matrimonio infantil

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-2244/Anita Khemka
Snehlata explica los efectos nocivos del matrimonio precoz para las niñas adolescentes en el poblado de Agolai, Distrito de Jodhpur, estado de Rajasthan. La Sra. Lata es un “precheta”, una educadora de la comunidad y defensora de la mujer.

El matrimonio infantil, que se define como un matrimonio formal o unión informal antes de los 18 años, es una realidad para los niños y las niñas, aunque a las niñas les afecta de manera más desproporcionada.

Alrededor de una tercera parte de las mujeres de 20 a 24 años de edad en el mundo en desarrollo se casaron cuando eran niñas. El matrimonio infantil es más común en Asia meridional y África subsahariana, pero hay grandes diferencias de prevalencia entre los países de la misma región. Si bien los datos de 47 países muestran que, en general, la edad mediana del primer matrimonio está aumentando gradualmente, esta mejora se ha limitado principalmente a las niñas de las familias con ingresos más altos. En general, el ritmo de cambio sigue siendo lento. Mientras que el 48% de las mujeres de 45 a 49 años de edad se casaron antes de cumplir los 18 años, la proporción sólo ha bajado a 35% de las mujeres 20 a 24 años de edad. (UNICEF, Progreso para la Infancia, 2010).

Las pruebas indican que las niñas que se casan temprano abandonan a menudo la educación oficial y quedan embarazadas. Las muertes maternas relacionadas con el embarazo y el parto son un componente importante de la mortalidad de las niñas de 15 a19 años en todo el mundo, lo que representa 70.000 muertes cada año (UNICEF, Estado Mundial de la Infancia, 2009). Si una madre tiene menos de 18 años, el riesgo de que su bebé muera en su primer año de vida es de un 60% más que el de un bebé nacido de una madre mayor de 19 años (UNICEF, Estado Mundial de la Infancia, 2009). Incluso si el niño sobrevive, tiene más probabilidades de sufrir bajo peso al nacer, desnutrición y un desarrollo físico y cognitivo tardío (UNICEF, Estado Mundial de la Infancia de, 2009). Las esposas menores de edad corren el riesgo de sufrir actos de violencia, de abuso y de explotación (UNICEF, Estado Mundial de la Infancia, 2009). Por último, el matrimonio infantil a menudo trae consigo la separación de la familia y los amigos y la falta de libertad para participar en actividades de la comunidad, lo que podría tener consecuencias importantes sobre la salud mental de las niñas y su bienestar físico.

Cuando se produce, el matrimonio infantil funciona como una norma social. Casarse con niñas menores de 18 años de edad tiene sus raíces en la discriminación de género, y alienta el embarazo prematuro y sin espaciamiento; también fomenta la preferencia por la educación del varón. El matrimonio infantil es también una estrategia para la supervivencia económica, ya que las familias casan a sus hijas a una edad temprana para reducir su carga económica.

UNICEF trabaja con las comunidades para aumentar la edad del matrimonio y abordar la discriminación de género mediante la sensibilización y debates de la comunidad a nivel local y nacional, y ayuda a los gobiernos en el fortalecimiento de la legislación nacional, las políticas y los servicios.

Para más datos sobre el matrimonio infantil, visite http://www.childinfo.org

Visite la página de recursos para obtener más información.


 

 

Enlaces (en inglés)

Las cambiantes prácticas perniciosas (2011) de UNICEF y la Unión Europea.

Statistics

La página web de UNICEF Child Info dedicada al trabajo infantil: Tabla estadística y gráficos
   
Estado mundial de la infancia de UNICEF de 2011: tabla estadísitica sobre matrimonio infantil
   
UNICEF, Progreso para la infancia. Lograr los ODM con equidad, 2010 (p.48)

Búsqueda