Protección infantil contra la violencia, la explotación y el abuso

El enfoque de UNICEF con respecto a la protección de la infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-1082/Mariella Furrer

No se puede reducir el número de niños y niñas que viven en las calles sin abordar también los problemas que se producen en el hogar o en la escuela y que podrían explicar esta situación. Puede que el niño que se enfrenta al riesgo de ser víctima de la trata también tenga una discapacidad, esté en conflicto con la ley y experimente la violencia en el hogar. Comprender las causas subyacentes y hacer frente a esta interconexión es fundamental. Los sistemas de protección de la infancia tratan de abordar todo el espectro de los factores de riesgo que amenazan las vidas de los niños y de sus familias. Junto a los aliados, entre ellos los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, los actores de la sociedad civil y el sector privado, UNICEF promueve el fortalecimiento de todos los componentes de los sistemas de protección de la infancia, es decir los recursos humanos, las finanzas, las leyes, las normas, la gestión, la supervisión y los servicios. Dependiendo del contexto del país, los sistemas de protección de la infancia pueden abordar los sectores del bienestar social, la educación, la salud y la seguridad.

UNICEF y sus aliados apoyan el levantamiento de mapas y la evaluación de los sistemas de protección de la infancia. Este trabajo ayuda a establecer un consenso entre el gobierno y la sociedad civil sobre los objetivos y componentes de dichos sistemas, sus puntos fuertes y débiles y las prioridades sobre las que se debe actuar. Esto se traduce luego en la mejora de las leyes, las políticas, los reglamentos, las normas y los servicios que protegen a todos los niños. También conduce al fortalecimiento de estos sistemas con los recursos financieros y humanos necesarios para conseguir resultados para los niños.

Durante la última década, UNICEF también ha apoyado la comprensión cabal de las normas sociales que provocan la violencia, la explotación y el abuso, y ha promovido cambios en una serie de países. A fin de fomentar normas positivas para poner fin a las prácticas nocivas, UNICEF se dedica a la promoción y la concienciación, y apoya debates, programas de educación y comunicación para el desarrollo de estrategias a nivel comunitario y nacional en los poblados, los grupos profesionales y religiosos y las comunidades de la diáspora. Cuando se combina con legislación, políticas, normas y servicios eficaces, este proceso que se centra en los valores comunitarios y los derechos humanos conduce a un cambio positivo y duradero, como el abandono de mutilación/ablación genital femenina, y la reducción de los casos de matrimonio infantil y violencia en el hogar.

Cambiar las normas sociales relacionadas con formas de violencia, explotación y abuso que son socialmente toleradas lleva mucho tiempo y recursos. Sin embargo, este trabajo es crucial para la mejora sostenida de las vidas de los niños.

Este enfoque en la prevención y respuesta a la violencia, la explotación y el abuso abarca todo el ciclo de la vida del niño. Forma parte fundamental de la realización de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para asegurar que los niños crezcan en un ambiente seguro y con el apoyo necesario. Este trabajo no sólo se aplica en los contextos del desarrollo, sino también en las situaciones humanitarias, y está en consonancia con las recomendaciones del Estudio del Secretario Genera Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños (2006), el Informe de Naciones Unidas sobre las repercusiones de los conflictos armados sobre los niños (1996) and the Examen estratégico 10 años después del informe Machel: La infancia y los conflictos en un mundo en transformación (2006).

Aunque devastadoras, las situaciones de emergencia proporcionan a UNICEF oportunidades para trabajar con los gobiernos y la sociedad civil en el objetivo de renovar y fortalecer las leyes, políticas, regulaciones, servicios y prácticas que protegen a los niños contra la violencia, la explotación y el abuso, al mismo tiempo que aborda las normas sociales negativas que subyacen a algunas formas de violencia.

UNICEF se compromete a proteger a los niños de los efectos inmediatos y a largo plazo de los desastres naturales y los conflictos armados que exponen a los niños a los riesgos más elevados de violencia, abuso y explotación. En tales contextos, UNICEF apoya a los cuidadores de los niños y se encarga proporcionarles espacios seguros para que los niños jueguen, aprendan y reciban apoyo para su bienestar psicológico y mental; identifica, reúne y cuida de los niños separados de sus familias y de sus cuidadores; apoya la asistencia integral para los niños y los adultos que han sufrido violencia de género; trabaja activamente en la liberación de los niños vinculados a fuerzas armadas o grupos armados y apoya su reintegración en la comunidad; promueve la gestión integrada de casos de niños vulnerables; ayuda a coordinar a los actores humanitarios que trabajan en la protección de la infancia, la violencia de género y el apoyo de la salud mental y psicosocial de los niños; supervisa, presenta informes y responde a las graves violaciones de los derechos del niño; y trabaja activamente para poner en marcha medidas que reduzcan y eviten los riesgos de daños contra los niños.

Debido a que la programación debe basarse en sólidos datos y pruebas  para demostrar los resultados, UNICEF también apoya la investigación, la recopilación y el análisis de datos para ampliar la base de pruebas sobre la protección de la infancia. Por ejemplo, UNICEF completó recientemente un estudio sobre las prácticas disciplinarias infantiles en el hogar. Los datos y las pruebas también se utilizan para que sirvan de base de los programas y las intervenciones de políticas, y para realizar tareas de seguimiento y evaluación destinadas a asegurar que las intervenciones alcancen sus metas y tengan repercusiones positivas sobre las vidas de los niños.


 

 

Protección infantil en situaciones de emergencia

Examen estratégico 10 años después del informe Machel, La infancia y los conflictos en un mundo en transformación, 2009

Respuesta ante emergencias

La respuesta de UNICEF ante las emergencias está firmemente fundamentada, inter alia, en los Compromisos básicos para la infancia en las actividades humanitarias.

Búsqueda