Protección infantil contra la violencia, la explotación y el abuso

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas trata el informe más reciente sobre los niños y niñas en las situaciones de conflicto armado

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1162/Markisz
Grace Akallo, activista juvenil y ex niña soldado, habla durante una conferencia de prensa en 2008 celebrada en la Sede de las Naciones Unidas, cuando se anunció la creación de la Red de Jóvenes afectados por la Guerra. Grace volvió a hablar en la Sede, en este caso en el Consejo de Seguridad, el 29 de abril de 2009.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 29 de abril de 2009 – Una ex niña soldado rememoró la historia de su secuestro y de los abusos que sufrió a manos de un grupo armado rebelde en un discurso que pronunció hoy en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde se debatía el informe más reciente del Secretario General, Ban Ki-moon, sobre la situación de los niños y niñas en los conflictos armados.

Grace Akallo, de 29 años de edad, recordó que cuando era estudiante secundaria en la región septentrional de Uganda, ella y muchos de sus compañeros y compañeras fueron secuestrados por los efectivos del Ejército de Resistencia del Señor, que los sometieron a agresiones sexuales y les obligaron a prestar servicio militar.

Respeto por el derecho internacional

Akallo también exhortó al Consejo de Seguridad a que tome las medidas necesarias para que los responsables de los actos de violencia sexual sean detenidos y castigados. Su petición coincidió con las declaraciones del Secretario General; la Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para las cuestiones de los niños y los conflictos armados, Radhika Coomaraswamy, y la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman.

“Millones de niños y niñas de todo el mundo siguen sufriendo los efectos de los conflictos armados”, apuntó Veneman. “Es necesario fortalecer la vigencia del derecho humanitario internacional y el respeto por los derechos de la niñez”.

Veneman se refirió también a los ataques contra las escuelas y otros establecimientos e instalaciones cuyos servicios van dedicados a los niños y niñas.

Tras los agresores reincidentes

En el nuevo informe del Secretario General se recomienda que en los futuros informes se dé a conocer la identidad de los grupos responsables de los actos de violencia sexual y de otros graves delitos contra los menores de manera similar a la identificación en los informes actuales de los responsables del reclutamiento de niños y niñas.

El informe, publicado anualmente, contiene descripciones de incidentes de esa naturaleza en 20 países. En el documento se definen los crímenes más graves, como el reclutamiento y empleo de los niños y niñas en los conflictos armados; la matanza y el perjuicio físico de los menores; las violaciones y otros graves actos de violencia sexual contra los mismos; los ataques contra escuelas y hospitales, y las medidas que impidan la prestación de ayuda humanitaria a los niños y niñas.

Coomaraswamy hizo un llamamiento al Consejo de Seguridad para que garantice que sus palabras no terminen siendo amenazas vacías. A tal efecto, la funcionaria recomendó que ese organismo de las Naciones Unidas considere la aplicación de medidas específicas contra los culpables reincidentes.


 

 

Búsqueda