Protección infantil contra la violencia, la explotación y el abuso

UNICEF exige que los crímenes contra los niños en los conflictos armados no queden impunes

Imagen del UNICEF: NYC, Executive Director Ann M. Veneman
© UNICEF/HQ08-0680/Markisz
Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, habla durante la reunión sobre los niños y los conflictos armados del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. UNICEF colabora con la Representante Especial del Secretario General en la confección de un manual sobre la reintegración de los niños soldados a sus comunidades.

Por Elizabeth Kiem

NUEVA YORK, 17 de Julio de 2008 – Al cumplirse el décimo aniversario de la aprobación del estatuto que califica de crimen de guerra el reclutamiento de niños con fines bélicos, diversos organismos y organizaciones exhortaron a los países que integran el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a que tomen medidas para brindar más protección a los niños y niñas atrapados en las zonas de conflicto y a pongan fin a la impunidad de quienes violan sus derechos.

Durante la reunión abierta sobre los niños y los conflictos armados, varios oradores, entre ellos la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman, recordaron a los miembros del Consejo de Seguridad que en las zonas de conflicto armado se sigue violando, abusando sexualmente y reclutando como combatientes a los niños y niñas, que además son el blanco de agresiones y ataques, mientras que los adultos que cometen esos crímenes no reciben castigo.

“El Consejo de Seguridad es el organismo de las Naciones Unidas que debe tomar medidas con respecto a las cuestiones relacionadas con la paz y la seguridad”, afirmó la Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños y los conflictos armados, Radhika Coomaraswamy. La funcionaria exhortó al Consejo de Seguridad a que considere la posibilidad de “imponer medidas especialmente dirigidas” a los culpables de esos crímenes que aparezcan en la “lista de la vergüenza”, que figura como anexo de los informes más recientes del Secretario General, y que fue compilada por el Grupo de Trabajo sobre los niños y los conflictos armados.

Los conflictos armados y la mortalidad en la niñez

La Sra. Veneman se hizo eco de la exhortación de la Sra. Coomaraswamy al afirmar que “la mejor manera de proteger a los niños y niñas consiste en impedir en primer lugar que se desaten los conflictos”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0678/Markisz
Radhika Coomaraswamy, Representante Especial del Secretario General, en la reunión del Consejo de Seguridad sobre los niños y los conflictos armados. Tras sus visitas a países en guerra, está convencida de que “la naturaleza de la guerra está cambiando”.
La Sra. Veneman añadió que además de los crímenes y las pérdidas familiares que sufren los niños y niñas debido a la violencia y la guerra, los conflictos armados tienen gravísimas consecuencias para su salud. Recordó que en las regiones donde se desarrollan conflictos armados –y aún después del cese de las hostilidades– suele aumentar la prevalencia de diversas enfermedades, como el paludismo, el sarampión y la diarrea. Según la Directora Ejecutiva de UNICEF, 20 de los 23 países que resultaron más afectados por los conflictos armados entre 2002 y 2006 han logrado muy poco progreso –y algunos no han realizado ningún avance– en lo que respecta a la reducción de la mortalidad de los niños y niñas menores de cinco años.

La violencia sexual como “factor desencadenante de intervención”

Los oradores también urgieron al Consejo de Seguridad a que tome medidas con respecto al uso generalizado de la violencia sexual en las situaciones de conflicto, y trajeron a colación la reciente aprobación de la Resolución 1820, que clasifica a la violación en situaciones de conflicto como un crimen de guerra.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ08-0675/Markisz
La reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre los niños y los conflictos armados, que se lleva a cabo en la sede del organismo mundial en la ciudad de Nueva York.
Kathleen Hunt, representante de Watchlist, una coalición de organizaciones no gubernamentales, hizo un llamamiento en pro de la ampliación de las actividades de vigilancia y presentación informes de las Naciones Unidas a fin de que se añada la violencia sexual a la lista de “factores desencadenantes de intervención” por parte del Representante Especial.

Los representantes de Bélgica, Francia, Estados Unidos e Italia, que integran el Consejo de Seguridad, apoyaron la ampliación de ese anexo, que hasta ahora sólo se ha aplicado a quienes reclutan y emplean niños soldados.

Apoyo a la Resolución 1612

El debate extraordinario de hoy fue convocado por el Gobierno de Viet Nam, cuyo Ministro de Relaciones Exteriores ocupa la Presidencia del Consejo de Seguridad. Desde 2005, cuando el Consejo de Seguridad aprobó una resolución que autorizó la vigilancia y presentación de informes sobre el reclutamiento de niños soldados, los debates sobre los niños en los conflictos armados siempre han concluido con declaraciones, pero en ese lapso no se ha aprobado ninguna nueva resolución.

Al finalizar la actual reunión, se dará a conocer una Declaración de la Presidencia que reiterará las funciones que cumplen los mecanismos de vigilancia y presentación informes con respecto a la protección de los derechos de los niños y niñas y la necesidad de mejorar el funcionamiento del Grupo de Trabajo sobre los niños y los conflictos armados.


 

 

Búsqueda