PROGRESO PARA LA INFANCIA: UN MUNDO APROPIADO PARA LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS Ver ediciones anteriores >

Disciplina infantil

Disciplina infantil

Objetivo de Un mundo apropiado para los niños: Proteger a los niños y las niñas contra todas las formas de malos tratos, descuido, explotación y violencia […]

En todo el mundo se recurre a métodos disciplinarios que incluyen castigos físicos. En 29 países y territorios encuestados, un 86% de los niños y niñas de 2 a 14 años, como promedio, han sido sometidos a métodos disciplinarios violentos en su hogar. En casi todos esos países, más de la mitad de los niños habían sido disciplinados con violencia, y uno de cada cinco había sufrido fuertes castigos corporales.

La disciplina violenta se utiliza en todos los entornos socioeconómicos. En la mayoría de los países, los niños de los hogares más pobres tienen las mismas probabilidades de sufrir castigos violentos que los de los hogares más acomodados; los niños de las zonas rurales tienen las mismas probabilidades de sufrir castigos violentos que los niños que viven en ciudades.

La proporción de madres o cuidadores que consideran necesario el castigo físico varía entre países, pero es significativamente menor que la proporción de madres o cuidadores que afirmaron haber infligido castigo físico leve a los niños un mes antes de la encuesta (28% y 62%, respectivamente).
El medio social y cultural influye poderosamente en estas actitudes y comportamientos.

El Estudio del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Violencia contra los Niños, las Niñas y los Adolescentes (2006) hace un llamamiento para dejar de justificar la violencia contra los niños, tanto la que se acepta por tradición o se disfraza de método disciplinario, y pide a los Estados que prohíban todas las prácticas violentas, incluido el castigo corporal.

EL 86% DE LOS NIÑOS FUERON SOMETIDOS A MÉTODOS DISCIPLINARIOS VIOLENTOSNE

Porcentaje de niños de 2 a 14 años que fueron disciplinados con violencia en 29 países encuestados, por métodos (2005–2006)

 

EL CASTIGO FÍSICO ES MUY FRECUENTE, INCLUSO DONDE NO ES SOCIALMENTE ACEPTADO

Porcentaje de niños de 2 a 14 años que recibieron castigos físicos menores, y porcentaje de madres o cuidadores que consideraban necesario el castigo físico para disciplinar a los niños (2005–2006)

Definición
La disciplina violenta se define como las acciones de un progenitor o cuidador que buscan producir dolor físico o sufrimiento emocional al niño, con el objeto de corregir una conducta y servir de elemento disuasivo. Este tipo de disciplina se manifiesta de dos maneras: agresión psicológica y castigo físico, o corporal. La primera incluye gritos e insultos; la segunda, acciones destinadas a producir dolor o molestia física, pero no heridas. Entre los castigos físicos menores están sacudir con fuerza al niño y abofetearlo, darle nalgadas y pegarle en la mano, el brazo o la pierna. El castigo físico grave incluye golpearlo en la cara, la cabeza o los oídos, o pegarle con fuerza y repetidamente. En las encuestas se pregunta a las madres y cuidadores si sus niños fueron disciplinados de esa forma en el hogar durante el mes anterior.


 

Fuente de las cifras de esta página: Base mundial de datos de UNICEF, 2007, con base en la Encuesta de Indicadores Múltiples por 6 Progreso para la infancia Conglomerados, las Encuestas de Demografía y Salud y otras encuestas nacionales realizadas en 29 países, 2005-2006