PROGRESO PARA LA INFANCIA: UN MUNDO APROPIADO PARA LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS Ver ediciones anteriores >

Mensaje de la Directora Ejecutiva

Mensaje de la Directora Ejecutiva

Desde 2004, la serie Progreso para la Infancia ha publicado importantes datos y análisis sobre los avances del mundo hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

La labor de seguimiento de UNICEF y sus aliados revela notables progresos. Por primera vez, el número de muertes de niños menores de cinco años a escala mundial fue inferior a 10 millones; de hecho, bajó a 9,7 millones, lo que representa una disminución del 60% en la tasa de mortalidad de menores de cinco años desde 1960.

También se destacan importantes mejoras en la cobertura de una serie de intervenciones decisivas para la supervivencia infantil, entre ellas la cobertura de inmunización contra el sarampión, la administración de suplementos de vitamina A, la distribución de mosquiteros tratados con insecticida y la lactancia materna.

La presente edición de Progreso para la Infancia contiene datos sobre éstas y otras metas de interés para la infancia, que dirigentes mundiales trazaron durante la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas en favor de la Infancia, en mayo de 2002, y plasmaron en su documento final, Un mundo apropiado para los niños.

Esta edición también ofrece amplia información sobre indicadores tales como la inscripción de los nacimientos, el trabajo infantil, la ablación o mutilación genital de niñas y mujeres, el matrimonio precoz y los niños afectados por la guerra, con lo que proporciona una visión global del estado de la protección de la niñez. Así mismo, revela que el número de niños y niñas en edad de asistir a la escuela primaria que no están matriculados bajó de 115 millones en 2002 –cuando se llevó a cabo la Sesión Especial– a 93 millones en 2005-2006, y que nuevos datos indican un descenso en la prevalencia del VIH en algunos países de África subsahariana, aunque estas tendencias no están aún generalizadas o no son lo suficientemente firmes como para revertir la situación.

En términos generales, estos resultados apoyan la convicción de UNICEF de que las actividades conjuntas de los gobiernos, los organismos internacionales, la sociedad civil, las comunidades locales y el sector privado están marcando una diferencia y beneficiando a los niños.

Pese a lo anterior, esta edición de Progreso para la Infancia también pone de manifiesto que aún queda mucho por hacer. El plazo para cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fijado para 2015, se está acercando rápidamente. Debemos acelerar el avance hacia esos Objetivos y trabajar unidos y con ahínco para conquistarlos.

Si lo hacemos, ayudaremos a crear un mundo mejor para las niñas, los niños y las generaciones venideras.

Ann M. Veneman
Directora Ejecutiva, UNICEF