UN BALANCE SOBRE AGUA Y SANEAMIENTO: NÚMERO 5, SEPTIEMBRE DE 2006 Ver ediciones anteriores >

La cobertura de fuentes mejoradas de agua potable es de menos de 50% en cinco países de África occidental y central.

África occidental y central

Entre 1990 y 2004, la cobertura avanzó muy despacio: el acceso a fuentes mejoradas de agua potable subió del 49% al 55% y el acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento, del 28% al 36%.

Estos pequeños incrementos no estuvieron a la altura del crecimiento demográfico en la región. El número absoluto de personas sin acceso al agua potable aumentó de 124 millones a 157 millones, y el de personas privadas de saneamiento ascendió de 173 millones a 225 millones.

Si bien 75 millones de personas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable entre 1990 y 2004, para poder cumplir la meta del ODM, 147 millones de personas tendrán que obtener acceso entre ahora y 2015.

De igual manera, aunque 56 millones de personas se beneficiaron por primera vez de servicios mejorados de saneamiento entre 1990 y 2004, para alcanzar la meta del ODM es preciso atender las necesidades de otros 165 millones de ahora al 2015. De mantenerse las tendencias actuales, y si la tasa de progreso no mejora, unos 260 millones de personas de la región quedarán sin acceso.

La situación de agua y saneamiento en África occidental y central es particularmente grave, pues registra la tasa más elevada de mortalidad entre los menores de cinco años de todas las regiones en desarrollo.

La mayor parte de la población de la región está concentrada en las zonas rurales, pero el proceso de urbanización está avanzando rápidamente. En el período comprendido entre1990 y 2004, aproximadamente 49 millones de pobladores de las zonas urbanas obtuvieron acceso a fuentes mejoradas de agua potable (en comparación con solo 26 millones de las zonas rurales). Pero ese incremento no correspondió al crecimiento de la población urbana, y el número de habitantes de las zonas urbanas sin acceso se duplicó, pasando de 17 millones a 34 millones.

Los conflictos civiles, junto con las poblaciones de refugiados y desplazados internos que generan, han supuesto una carga excesiva para los recursos de la región y retrasado el progreso en cuanto a la cobertura de agua y saneamiento.

Burkina Faso, Liberia y Niger registran las mayores disparidades entre el medio urbano y rural en el acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento en África occidental y central.