UN BALANCE SOBRE AGUA Y SANEAMIENTO: NÚMERO 5, SEPTIEMBRE DE 2006 Ver ediciones anteriores >

En las zonas rurales de Djibouti, Iraq y Marruecos, la cobertura de fuentes mejoradas de agua potable es de menos de un 60%.

El gráfico muestra la cobertura en las zonas rurales en 2004.

Oriento Medio y África del Norte

El agua es un producto cada vez más precioso en esta región árida, y a medida que aumenta la población, el vínculo entre la degradación del medio ambiente, la escasez de agua y el conflicto está convirtiéndose en una creciente amenaza.

Aunque más de la mitad de los países en la región de Oriente Medio y África del Norte con datos suficientes para calcular tendencias se encuentran en camino de cumplir la meta relativa al agua potable, el acceso a fuentes mejoradas de agua potable aumentó sólo marginalmente en el conjunto de la región, de un 86% en 1990 a un 88% en 2004. Y el número de personas sin acceso aumentó de 39 millones a 44 millones durante este mismo periodo. De ellos, alrededor de 34 millones viven en las zonas rurales, aproximadamente la misma cifra que en 1990. Pero en 2004 había casi el doble de habitantes de zonas urbanas sin agua potable que en 1990.

En la esfera de la cobertura de saneamiento, en la región de Oriente Medio y África del Norte se produjeron progresos levemente mayores, de un 68% en 1990 a un 74% en 2004, lo que significa que 87 millones de personas obtuvieron acceso y que es muy probable que se alcance la meta de saneamiento de los ODM cifrada en un 84%. Sin embargo, el número de personas sin acceso aumentó durante este periodo en términos reales, de 88 millones en 1990 a 96 millones en 2004. Para alcanzar la meta, se necesita llegar a otros 107 millones de personas para 2015.

La desigualdad entre las zonas urbanas y rurales en la cobertura de saneamiento es considerable, ya que se cifra en un 90% y un 53%, respectivamente.

Las situaciones de emergencia relacionadas con los conflictos siguen siendo un importante motivo de preocupación. La prioridad es enviar agua potable directamente a las familias necesitadas y rehabilitar los sistemas de agua y saneamiento dañados.

Egipto, Marruecos y la República Árabe Siria registran los mayores avances en el acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento en Oriento Medio y África del Norte, 1990-2004.